Si hay un pueblo de auténtico cuento donde la Navidad se vive de manera especial, ese es Rothenburg ob der Tauber, en Alemania. Todo en él es especial: sus calles, sus casas, los adornos, las luces y su romántico mercadillo navideño. Nos vamos al corazón de Baviera para disfrutar de unas fechas especiales en un lugar mágico ¿Vienes?

Una Navidad inolvidable en Rothenburg ob der Tauber

Antes de nada, deberíamos decir que realmente en Rothenburg siempre es Navidad ¡Sí! Aquí hay dos lugares que nos recuerdan estas fiestas durante todo el año y que son absolutamente encantadores.

El primero de ellos es la tienda de Navidad de Kate Wöhlfahrt. No importa cuando entres en ella, nada más pasar la puerta eres transportado a un mundo maravilloso y mágico. La tienda recrea un típico pueblo alemán, con sus casas de entramados de madera completamente nevadas y, en el centro, un magnífico árbol navideño ¡de 5 metros de altura! Toda una delicia para los sentidos. Evidentemente, aquí podrás comprar los más increíbles adornos.

Rothenburg

Y desde la tienda se accede al segundo lugar de visita obligada y muy relacionado con las celebraciones que nos ocupan: el Museo de la Navidad, que exhibe toda una colección de adornos navideños, cascanueces y árboles, algunos realmente antiguos.

Pero lo que se puede disfrutar en interiores durante todo el año se hace realidad en las calles y plazas de Rothenburg ob der Tauber cuando llega el mes de diciembre. ¡Es como si todo el pueblo se convirtiera en un gigantesco decorado navideño! Las fachadas se engalanan con adornos y luces de todo tipo, los árboles de navidad se descubren casi en cada rincón y el visitante se siente, de verdad, como en uno de esos cuentos infantiles que desbordan magia e ilusión.

Rothenburg-ob-der-Tauber

Todo ello sin olvidar su maravilloso mercadillo navideño, una tradición alemana que aquí encuentra su expresión más encantadora. Un mercadillo que se celebra desde hace nada menos que cinco siglos en la Plaza del Mercado y sus calles aledañas. En él se pueden encontrar adornos, productos típicos, artesanías y, por supuesto, tomar el típico vino especiado y caliente para sobrellevar las gélidas temperaturas, sobre todo si no se está acostumbrado a los rigurosos inviernos alemanes.

¿Qué más puedes hacer en Rothenburg en Navidad? Además de perderte por sus calles y enamorarte de cada uno de sus rincones, también  puedes disfrutar de unas vistas incomparables desde la torre del Ayuntamiento, o escuchar alguno de los conciertos que para celebrar la Navidad se organizan.

Rothenburg-ob-der-Tauber2

¿Te hemos convencido para visitar Rothenburg ob der Tauber en Navidad? ¡Seguro que sí! Pero hay muchas más posibilidades, desde los dominios de Papá Noel en Laponia al calor de las islas Canarias, tú eliges.

Imágenes: LenDog64traveljunctionMilestoned

Dejar respuesta