Reine, un pueblo con casas rojo intenso. Al frente, el mar de un extraordinario color turquesa y en el fondo las hermosas montañas. El resultado: un paisaje fascinante que sorprende por su exuberante belleza. Se trata de un pueblo de pescadores que pertenece a un conjunto de islas polares que no se congelan en ningún momento del año. En varias ocasiones Reine ha sido elegido el pueblo más bonito de Noruega, y las razones están a la vista en cada imagen: sus casas con su particular colorido, las montañas que lo rodean, la flota pesquera. ¡Una auténtica postal noruega que descubriremos aquí en El Viajero Feliz!

Qué ver y hacer en Reine, el pueblo más bonito de Lofoten

Si buscas experiencias inolvidables, Reine no te defraudará. Una actividad muy atractiva en esta zona es salir de pesca, ya que la región es conocida por ser un pueblo pesquero. Puedes alojarte en un rorbu (antiguas cabañas de pescadores) y comer pescado desecado, a base de bacalao. También puedes realizar excursiones en barco para contemplar las orcas en su entorno natural.

Repasemos a continuación los mejores sitios que ver en Reine y que son imprescindibles por su gran atractivo visual y turístico.

1. Ruta Reinebringen

Ruta Reinebringen

Lofoten se caracteriza por ser tierra de senderismo, y muchos de ellos se encuentran cerca de Reine. Si solo tienes la opción de recorrer uno, mejor que sea la ruta Reinebringen, dado que es la mejor de todas. Es un trayecto escarpado cuyo final es un mirador que ofrece vistas panorámicas increíbles del fiordo de Reine y del muro de las Lofoten.

2. Villa Reinehalsen

Villa Reinehalsen

Otra de las mejores cosas que ver en Reine es visitar la villa Reinehalsen, una localidad muy poco conocida, pero que vale la pena visitar. Es la prueba veraz de que Noruega está repleta de sitios increíbles y llenos de magia, caracterizados siempre por un frío presente en cualquier época. Reinehalsen se ubica a orillas del pico Reinebringen, y tiene la dicha de ser uno de los lugares más fotografiados del país. Tanto es así que muchos turistas viajan solo para llegar a este sitio y capturar postales inolvidables con la cordillera y la entrada al Reinefjord de fondo.

3. Bunes Beach

Otra excursión que recomendamos es visitar Bunes Beach, una hermosa playa en una pequeña bahía rodeada de espectaculares montañas, dunas de arena y aguas cristalinas, donde después de nadar puedes contemplar bellos atardeceres.

Se trata de la playa más al sur de las tres grandes playas de arena ártica formadas por el Atlántico Norte. No solo sorprende por su enorme extensión, sino también por lo blanca que es su arena, que combina con el turquesa de sus aguas y las montañas escarpadas que la vigilan. El Helvetestinden nororiental con más de 600 metros de altura se puede subir desde esta playa, y en el premio en la cima es un mirador natural donde se aprecia toda Bunes Beach y los fiordos cercanos. Para llegar aquí hay que tomar un ferri desde Reine hasta Vinstad, y luego recorrer un camino fácil de no más de 3 horas. Vale la pena.

4. Fiordo de Reine

Fiordo de Reine

Reine es uno de los pueblos más bellos de toda Europa, una opinión respaldada por muchos viajeros. Aquí disfrutan de grandes senderos diversos, donde también hay encuentros con el mar, montañas escarpadas, hielos y muchas cabañas de madera. Pero, uno de los sitios más atractivos del pueblo es el Fiordo de Reine, escenario de muchas fotografías de turistas encantados con la localidad. Aquí se puede hacer diversas actividades, pero la principal es ir en kayak por sus aguas tranquilas.

Puedes hacer una excursión al fiordo Hardangerfjord, que es el tercer fiordo más grande del mundo y el segundo más grande de Noruega. Los fiordos son descritos como «la propia obra de arte de la naturaleza», que se formaron cuando los glaciares se retiraron y el agua de mar inundó los valles.

5. Ver los secaderos de bacalao

Secaderos de bacalao

Reine es tierra de bacalao por excelencia. Prueba de ello son la inmensa cantidad de barcos amarrados o que vienen llegando con la pesca del día. Todos ellos tienen un protagonista en común: el bacalao, la piedra angular de la gastronomía de Noruega que forma parte de muchas de sus recetas.

También es la razón por la que siempre se ven secaderos de bacalao al aire libre, muestra de la importancia de la pesca del pueblo. En realidad, resulta lógico que tomen ventaja del clima del sitio para conservar la pesca del día sin necesidad de tener un congelador.

6. Å

Å en Reine, Noruega

Al oeste de Reine se encuentra el pueblo de Å, un nombre que seguro no se te olvidará. Aquí también serás testigo de las clásicas casas de madera pintadas de un rojo bastante llamativo. Pero, lo más interesante de visitar este pueblo es que tiene un museo que contiene la historia de los pueblos pesqueros. En su interior, alberga las costumbres y estilo de vida de los habitantes de la zona, donde muestra la crudeza y riqueza de la vida de esta vida remota.

7. Hamnoy

Hamnoy, Noruega

A poco más de un kilómetro de distancia de Reine se encuentra otro poblado mágico que contiene a la perfección la esencia de Noruega. Hablamos de Hamnoy, que se caracteriza por poseer el mismo estilo de casas de madera que se rodean de paisajes totalmente espectaculares a la vista. No cabe duda que es uno de los sitios que ver en Reine y sus alrededores.

¿Cómo llegar a Reine, Noruega?

Reine está localizado en la isla de Moskenesøya en el archipiélago de Lofoten, Noruega. Es un localidad muy pintoresca, situada al lado del mar y a los pies de la montaña Reinebringen. Uno de los atractivos para el turista es hacer excursiones a esta montaña donde podrás apreciar unas vistas preciosas, rodeada por una naturaleza maravillosa.

Por supuesto, que un paisaje así solo se encuentra en sitios remotos. Para llegar hasta este espectacular pueblo debes tomar un vuelo directo desde Oslo hasta Evenes, o también puedes hacerlo en tren. Otra forma de llegar hasta Reine consiste en realizar un crucero, ya que este pueblo forma parte de muchos de los cruceros por los fiordos noruegos que se organizan en el norte del continente europeo.

Llegar a este poblado es más fácil de lo que parece. Está ubicado a 125 kilómetros al oeste del aeropuerto de Svolvær, y a poco más de 9 km al este de Moskenes, el puerto donde llega el ferri que sale de Bodø. Lo mejor es que puedes ir a esta localidad en cualquier época del año. Durante el verano, podrás gozar de días sin fin y un sol de medianoche, mientras que en invierno, de días que pasan volando con un clima sin igual donde podrás apreciar la aurora boreal.

¿Qué te ha parecido Reine? No cabe duda que es un sitio llena de magia, con lugares llenos de la tradición e historia de Noruega que vale la pena visitar. ¡Déjanos en los comentarios tus opiniones y si conoces más sitios que ver en Reine!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.