Argentina es uno de los países más hermosos de América Latina. Basta con ver las imágenes de la calle Corrientes de Buenos Aires, repleta de teatros y de luces. O impactarse con la belleza del Glaciar Perito Moreno y los paisajes de la cordillera. Pero más allá de los destinos más conocidos, el país de los gauchos también tiene rincones fascinantes, en los que se respira aire natural, vida campestre y belleza.

Si te llama la atención planificar tus próximas vacaciones familiares en Argentina, uno de los mejores destinos es Tandil. No tendrás que viajar demasiado lejos de la capital. De hecho, Tandil se ubica en la propia provincia de Buenos Aires, al centro sur. Se le conoce como «un lugar soñado» y, si te gusta el tenis, te interesará saber que es la cuna del reconocido tenista Juan Martín Del Potro. Pero, ¿Por qué te la recomendamos como un destino ideal para tus vacaciones en familia? Pues, sigue leyendo y descubre los motivos.

Las 10 mejores cosas para disfrutar de Tandil en familia

1. Disfruta de la naturaleza y la paz en una cabaña

cabañas en Tandil

El entorno montañoso que tiene la ciudad de Tandil, es uno de sus principales encantos. Por ello, lo primero que tienes que hacer al planificar tus vacaciones es revisar las alternativas de alquiler de cabañas en Tandil. Te sorprenderá descubrir la cantidad genial de opciones que hallarás.

Y es que la ciudad es de esencia familiar, y por eso son muchas las cabañas que se ofrecen para albergar a padres con sus chicos, e incluso sumar tíos, primos o abuelos. De acuerdo al tamaño de tu familia, hallarás la cabaña ideal. Además de tener todas las comodidades para una gran estancia, suelen estar en entornos naturales realmente preciosos y tener complementos pensados para la diversión como las piletas.

Imagínate despertar en el medio de un entorno natural, con un clima agradable, y desayunar en el jardín mientras tus chicos se dan un chapuzón y nadan felices… Sin duda que reservar la cabaña ideal, será parte del disfrute de tus vacaciones.

2. Recorre el Parque del Origen

La buena fama de Tandil como uno de los mejores destinos para vacaciones en familia por Argentina, está más que ganada. Uno de los motivos es el genial Parque del Origen. Es un encantador parque con esculturas de dinosaurios sobre una superficie irregular. Tiene incluso un puente de huesos que los niños adoran. También hay calesitas, mini puentes y toboganes.

3. El Dique y Lago del Fuerte

Otro punto para disfrutar de tus vacaciones familiares en Tandil, es parar en el Dique y el Lago del Fuerte. Es un lugar para respirar naturaleza, contemplar a los patos del lago y hacer un pícnic en familia. Caminando pueden llegar al Mercado Artesanal, lleno de productos locales.

4. La Plaza de los Troncos

Si tus hijos están en edades de juegos, no puedes dejar de visitar la divertida Plaza de los Troncos. Está repleta de los más variados juegos infantiles. Lo central es una vistosa calesita, que abre por las tardes.

5. El Monte Calvario

Si tu familia profesa la fe católica, un buen punto para conocer en Tandil es el Monte Calvario. Se trata de uno de los centros de peregrinación más importantes del mundo. Por eso, la ciudad se llena en la temporada de Semana Santa. Es un paseo que bien vale la pena hacer para renovar la fe y la formación de los chicos. Además, se encuentra muy cerca del centro de Tandil. Si te animas a subirlo, apreciarás una hermosa vista de la ciudad.

6. El Castillo Morisco

Otro punto que vale la pena conocer en tus vacaciones en Tandil, es el Castillo Morisco. Lo encuentras en la cima del Parque Independencia. El parque es considerado el Mirador de la ciudad. Pero lo más lindo es su castillo, con un imponente estilo romántico renacentista. Detrás de su estructura te encontrarás con el monumento del Brigadier General Martín Rodríguez, con dos poderosos cañones de la época de la independencia.

7. El Parque Independencia

que ver en Tandil

Y ya que has recorrido el castillo y te has tomado unas cuantas fotos, dedícale tiempo a disfrutar del Parque Independencia. Su fuente, su glorieta y sus esculturas son de lo que más llama la atención. En particular, a los más pequeños del hogar les gusta subirse sobre las figuras de dos grandes leones y dos perros, que se encuentran a la derecha y la izquierda de la plaza.

8. El Monumento a Don Quijote y Sancho Panza

En Tandil también hay espacio para la cultura y la literatura. Bien que lo demuestra el encantador Monumento a Don Quijote y Sancho Panza. En él apreciarás dos imponentes esculturas, con toda la ciudad y el Lago del Fuerte de fondo. El Quijote mide 4,6 metros de alto, mientras que Sancho Panza mide 3,5 metros.

9. El Parque Lítico de la Piedra Movediza

Si estás en buena forma física, un buen plan es subir hasta el Parque Lítico de la Piedra Movediza. No es un trecho demasiado exigente, sin embargo, si es un poco largo. Si llegas hasta la cima, valdrá la pena para contemplar la réplica de la piedra movediza que se encuentra en lo alto.

10. El Valle del Picapedrero

Cerramos nuestro recorrido por Tandil con el Valle del Picapedrero, ideal para disfrutar de la naturaleza. Es un gran predio de más de 20 hectáreas, en un entorno natural hermoso y agreste. Sobre él se ha levantado un genial parque de aventuras del que disfrutan grandes y chicos.

En definitiva, Tandil es un destino de naturaleza y familia por excelencia. Arma tus maletas y prepárate para disfrutarlo al máximo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.