Son muy pocas las cosas que despiertan tanto miedo como llegar a un destino o lugar abandonado. Estos sitios parecen haberse quedado paralizados en el tiempo, en la historia… Si eres de los que tiene curiosidad por este tipo de lugares, no te pierdas lo que viene a continuación. ¡Vamos a verlo!

1. La isla de las muñecas

En Mexico se encuentra este terrorífico lugar, hogar de un eremita llamado Julián Santana Barrera, que vivió una vida solitaria en el barrio de Xochimilco. Segun la leyenda, este eremita encontró a una pequeña ahogada, y desde ese momento decidió colgar muñecas en las cercanías de la isla para que su espíritu se tranquilizara.

En 2001, Julián Santana fue encontrado ahogado en el mismo sitio donde se ahogó la pequeña. Inquietante, ¿verdad? Hoy en día este lugar se ha convertido en un destino atractivo para los turistas que se acercaban para admirar la colección de muñecas.

2. Pripiat

2770018367_f85a86c5a9_b

Pripiat fue abandonada en el año 1986 tras la tragedia de Chernóbil, después de haber sido habitada por cerca de 50.000 personas. El giro inesperado se produjo después del mayor desastre nuclear de toda la historia de la humanidad en Ucrania. El rincón más extraño de la ciudad es el parque de atracciones, lleno de montañas rusas, norias y tiovivos totalmente abandonados.

3. Kolmanskop

5096912762_dbecd50a5c_b

Era una ciudad antigua minera, donde los mineros de origen alemán encontraban riqueza y prosperidad en Namibia. No obstante, tiempo después, los diamantes perdieron valor después de la I Guerra Mundial y esta localidad llena de cultura y arquitectura ubicada en medio del continente africano fue abandonada. Con el paso del tiempo, la arena ha sepultado los hogares, convirtiéndolas en uno de los destinos más extraños del mundo.

4. Belchite

3181590325_bb6b817264_b

El antiguo pueblo de Belchite representa el paso del tiempo. Esta pequeña localidad española fue el lugar de una de las batallas más determinantes de la Guerra Civil, momento en que fue destruido y demolido. Francisco Franco, dictador de la época, decidió no construirlo de nuevo para castigar a los vencidos e impuso a los prisioneros de guerra construir el Belchite nuevo en sus cercanías. En la actualidad, el recinto está cerrado pero existen visitas guiadas para poder disfrutar de la extravagancia del lugar. Qué pena, ¿verdad?

¿Te ha parecido interesante? ¡Si te ha gustado y disfrutas de este turismo siniestro, también puedes leer «4 lugares terroríficos de Estados Unidos»!

Imágenes: ·júbilo·haku·Nik StanbridgegaftelsAngel.