Si estás pensando en tu próxima escapada de fin de semana, te traemos un destino que está absolutamente imperdible. Bilbao es la ciudad perfecta para pasar un fin de semana inolvidable. Las calles del Casco Viejo, la Gran Vía y el Nuevo Bilbao, son algunos de los encantadores lugares que puedes conocer en tu estadía en esta mágica ciudad. Lo primero a definir es dónde dormir, y en ese sentido, quizás te convenga buscar hoteles en Bilbao centro, en los que estarás a un paso de las principales atracciones. Si eres de los fanáticos del fútbol, quizás te interese ver hoteles cerca de San Mames, el mítico estadio español que ha sido sede de la Supercopa de España, la final de la Champions Cup, y de la Eurocopa, y que también está muy cerca del centro de la ciudad.

Si lo que estás buscando para ese fin de semana especial, es un lugar práctico, en el que tengas todo el confort y comodidad que tu descanso merece, el ILUNION Hotels puede ser la opción ideal para ti. La ubicación céntrica para llegar caminando a todos los principales lugares turísticos, instalaciones de primer nivel y total accesibilidad para personas con movilidad reducida, lo hacen una opción más que interesante para tener un fin de semana de aventuras y relajación en Bilbao. Esta ciudad de gente amigable y receptiva, se encuentra rodeada por dos cadenas montañosas. Es la ciudad más poblada de Vizcaya, y parte del territorio del País Vasco.

Justamente, por estar impregnada de la cultura vasca, Bilbao es una ciudad donde el buen comer es un imprescindible. Al pensar en los planes que puedes hacer durante un fin de semana en Bilbao, no puedes dejar de lado una buena ruta de pintxos, una de las variantes de la gastronomía vasca que enamoran a todo el que los prueba. Y es que la cocina típica del País Vasco está entre las mejores del mundo, y bien vale la pena probarla. Recorramos algunos de los mejores planes para hacer una escapada de fin de semana en Bilbao.

¿Qué hacer en Bilbao un fin de semana?

Ruta de Pintxos

48 horas en Bilbao. Una ruta de pintxos que no te puedes perder.

Indiscutiblemente, lo primero que tienes que anotar en tu lista es una ruta de pintxos. Éstos son aperitivos del tamaño de un bocado, que se encuentran en los bares y tabernas de todo el País Vasco, y forman el eje central de la cocina local. Los pintxos son parecidos a las tradicionales tapas españolas, pero más pequeños. Su nombre proviene del término pinchar, y es que históricamente venían servidos sobre un trozo de pan, y atravesados por un palillo. La evolución de la gastronomía vasca ha hecho que en la actualidad sus presentaciones y tipos sean cada vez más variados.

Los hay desde los más tradicionales, como la tortilla de patatas, hasta los más exóticos y vanguardistas, como el foie gras a la parrilla con crema de alubias blancas y salsa de frutas. En cada bar vasco es muy común encontrar la barra llena de pintxos fríos, e incluso hay bares especializados que, además de los exhibidos, tienen una carta especial de pintxos calientes. Si vas de visita a Bilbao, lo mejor es que acumules la mayor cantidad de experiencias posibles, así que te recomendamos lanzarte a recorrer el Casco Histórico, la Plaza Nueva, la Plaza de Unamuno o la calle Somera, y entrar en diferentes bares. Puedes probar en cada uno, un tipo diferente de pintxo, acompañado de una rica copa de vino. Este es uno de los planes estrella que puedes hacer en tu escapada de fin de semana en Bilbao.

Ría de Bilbao

La Ría de Bilbao es considerada la madre de la ciudad, y es que su existencia fue lo que permitió el levantamiento de la urbe en sus márgenes. Durante la Edad Media y la Edad Moderna, esta vía marítima fue tomando importancia, al tiempo que Bilbao fue creciendo, impulsada por una economía portuaria. A mediados del siglo XX estuvo totalmente contaminada, pero en el plan de renovación de Bilbao, que la transformó de un asentamiento industrial gris, a la ciudad moderna y brillante que es hoy, la Ría fue totalmente saneada. Si te escapas a Bilbao un fin de semana, no te puedes perder la experiencia de pasear por sus márgenes y desde ellos observar la ciudad, o lanzarte a la aventura de navegarla en kayak.

Museo Guggenheim

48 horas en Bilbao. Una ruta de pintxos que no te puedes perder..

Este es quizás de los mayores emblemas de Bilbao. El Museo Guggenheim es un fantástico palacio futurista que se erige al margen de la famosa Ría, de la cual hablaremos más adelante. Este singular edificio, obra del reconocido arquitecto Frank Gehry, fue inaugurado en 1997, y desde entonces se convirtió en un símbolo de la ciudad y en un fuerte punto de atracción para viajeros de todo el mundo. Su exterior alucinante, compuesto por paneles de titanio que cambian de color según la luz que reciban durante el día, es objeto de admiración y millones de fotografías.

Bilbao es una ciudad realmente fantástica. Calles tradicionales, una arquitectura alucinante, geniales opciones de hospedaje como el ILUNION Hotels, miradores, iglesias y teatros, y una de las cocinas más exquisitas del mundo entero, son algunas de las fortalezas con las que esta ciudad vasca conquista a sus visitantes. La experiencia de un fin de semana en Bilbao, no sólo te encantará, sino que seguramente te dejará con ganas de volver. Después de todo, las ciudades hermosas y en las que se come bien, siempre permanecen en el recuerdo y anhelo de los viajeros.