Cuando hablamos de turismo en América, solemos imaginar las playas exóticas de Brasil o los impactantes paisajes de la Patagonia Argentina. Pero si eres de ese tipo de viajeros que adoran salir de lo convencional y descubrir rincones verdaderamente alucinantes, El Salvador es un destino que seguro te va a sorprender. Fuera de las rutas convencionales, este pequeño país de Centroamérica combina paisajes hermosos, costumbres autóctonas super interesantes y la infinita hospitalidad de  su gentilicio, para conquistar a los viajeros más audaces. Si te interesa ver más sobre esta nación, ¡Sigue leyendo!

Bien es cierto que en América Central los conflictos políticos y económicos están a la orden del día, y El Salvador no es la excepción. Pero más allá de ello, sus encantos naturales son tan potentes, que descubrirlos te hará sentir como todo un explorador. Olvídate de tours masivos y de miles de turistas tomando fotos en cada punto panorámico. En El Salvador tienes la posibilidad de diseñar una experiencia a tu medida, sumergiéndote en lo más alucinante de la naturaleza local.

Los 5 rincones más bellos de El Salvador, que debes conocer

1. El lago de Ilopango

rincones más bellos de El Salvador

Ya te mencionamos que la cultura autóctona y sus manifestaciones como la gastronomía o la música, fascinan a muchos viajeros. Pero la magnitud de la naturaleza salvadoreña es tal, que no podrás evitar amarla. Entre sus principales exponentes se cuenta el lago de Ilopango. Se trata del más grande del país, y el más cercano a la ciudad capital. En sus partes más anchas abarca unos once kilómetros y su profundidad máxima es de unos 250 metros. 

Además de ser un valioso recurso hídrico para el país, también es una zona que atrae a los turistas que visitan El Salvador. No solo es encantador el paisaje de sus aguas serenas, sino también toda la vida que se mueve alrededor de él, donde se emplazan caseríos. Otro atractivo del lago son sus peculiares islas. Entre las más lindas está la isla del amor, que acostumbran a visitar las parejas. También la isla de los patos y el cerro los patos, que se llenan de estas aves cuando es temporada de migración. Más pequeña pero igual de encantadora está también la isla Portillón. Sin duda una parada imprescindible en tu visita a El Salvador.

2. Los volcanes salvadoreños

Y si te has puesto a investigar un poco sobre este magnético destino, ya sabrás que los volcanes se cuentan entre sus mejores atractivos (aquí puedes ver más). De hecho, son uno de los aspectos más llamativos de su relieve, y generan tanto fascinación como un poco de miedo. La gran mayoría de ellos se concentran en el centro del país, formando una especie de línea que lo atraviesa de punta a punta en su lado más ancho. Entre los más populares se cuenta el volcán de San Salvador, tan sumido en la ciudad que incluso ha empezado a urbanizarse.

También se destaca el volcán El Playón. Aunque su última erupción registrada fue entre los años 1658 y 1659, se le considera un volcán activo. El volcán o caldera de Ilopango, donde está el lago del que te hablábamos en el punto anterior, es otro de los más populares. Y también aparecen otros de renombre como el volcán Chaparrastique , el de San Vicente, San Marcelino y Santa Ana. También los volcanes de Cerro Verde, Coatepeque e Izalco.

3. La Joya del Cerén

Si eres de esos viajeros que adoran visitar los lugares históricos de los destinos que conoces, en El Salvador encontrarás verdaderas maravillas. La cultura maya dejó su huella en estos territorios, dejando el que está conocido como el único Patrimonio Mundial de la Humanidad con el que cuenta el país. Se trata de la Joya de Cerán, conocida popularmente como la Pompeya de América. Uno de esos lugares que se quedarán grabados en tu alma viajera.

4. Suchitoto

Si quieres un poco más de cultura y encanto histórico salvadoreño, no puedes dejar de hacer una visita a la zona de Suchitoto, considerada por muchos como la joya colonial del país. Situado entre el volcán Guazapa y el río Lempa, es un pueblito de encanto mágico. Su iglesia de Santa Lucía es de las más emblemáticas de El Salvador, y su plaza principal está rodeada de restaurantes, cafeterías y tiendas ideales para comprar artesanía local. Otra de las actividades populares en la zona son los talleres de añil.

5. La playa de El Tunco

que ver en El Salvador

¿Amante del surf? En El Salvador encuentras uno de sus mejores destinos a escala mundial. Se trata de la playa de El Tunco, perseguida por los surfistas de todas partes del mundo. Sus excelentes olas y hermoso paisaje han convertido al pequeño pueblo del mismo nombre, en un epicentro del turismo nacional. Aventura, naturaleza, historia y cultura se combinan para hacer de El Salvador el protagonista de una experiencia viajera única.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.