Bretaña es una maravillosa región francesa surcada por parajes pintorescos, rincones llenos de encanto y pueblos de ensueño. Pequeñas y encantadoras localidades llenas de historia, de leyendas y de edificios adorables. Acompáñanos, vamos a descubrir algunas de las más hermosas.

1. Vannes

Vannes-Bretaña

Un maravilloso pueblo situado en un entorno privilegiado, en el golfo de Morbihan, que es más bien un pequeño mar interior con decenas de islas. Vannes en una localidad de casas medievales con entramados de madera y tejados de pizarra, de nobles palacetes y con una de las murallas mejor conservadas de Francia. Pasear por su pintoresco casco antiguo o por su animado puerto marítimo es una auténtica delicia.

2. Vitré

Vitre

Entrar en esta increíble ciudad amurallada es como retroceder varios siglos en el tiempo. En lo alto, un hermoso castillo que se empezó a construir en el siglo XI y que destaca por su peculiar planta de forma triangular. A los pies de la fortaleza un bonito pueblo de calles empedradas, construcciones medievales perfectamente conservadas o imponentes edificios, como la Iglesia de Notre-Dame

3. Josselin

Josselin

Idílico, bucólico, encantador…Josselin es un típico pueblo bretón de construcciones centenarias bellamente adornadas con flores. Pero si hay que destacar un edificio, es su imponente castillo, un edificio que en su época de esplendor tuvo ocho torres. Hoy solo quedan tres, pero sigue siendo igual de impresionante. Por cierto, está habitado, aunque una parte se puede visitar.

4. Locronan

Locronan

Pequeño pero hermoso, sin duda uno de los pueblos más bonitos de Bretaña y de toda Francia. Una joya de paredes de granito, tejados de pizarra y calles de adoquín. Un rincón de cuento en el que no verás nada que se acerque a la modernidad, no pueden circular coches por el casco histórico, los cables y antenas permanecen ocultos a la vista y no hay elementos que perturben el sabor tradicional de las fachadas. Por cierto, no dejes de hacer una parada en la iglesia de Saint-Ronan para admirar sus gárgolas.

5. Rochefort-en-Terre

Rochefort-en-Terre

Como los que hemos visto hasta ahora, este es un típico pueblo de calles empedradas y edificios medievales. Pero si hay algo por lo que destaca esta encantadora localidad es por el esmero con el que sus habitantes cuidan la estética de sus calles y de sus hermosos edificios de piedra. Engalanar fachadas con coloridos arreglos florales y plantas es aquí todo un arte.

6. Le Faou

Le-Faou

Situado en la entrada del estuario del mismo nombre, Le Faou es un encantador pueblo que conserva casi intactas 23 casas medievales de fachadas de granito y pizarra y empinados tejados negros. La iglesia de Saint Sauver, con un original campanario es otro de los rincones que merece la pena visitar.

7. Pontrieux

Pontrieux

Romántica localidad atravesada por el río Trieux cuyo principal atractivo son los antiguos lavaderos, puestos de piedra dispuestos en las orillas en los que las criadas lavaban la ropa. Para contemplarlos, nada mejor que hacerlo en barca. Y otro de los puntos de interés es la Torre Eiffel… Si, si has leído bien, pero no se parece en nada a la que estás imaginando, la de Pontrieux es una maravillosa casa con una asombrosa fachada de granito y entramados de madera de color azul.

La Bretaña francesa es una región maravillosa llena de tesoros para descubrir despacio ¿Te animarás a recorrerla? ¿Conoces alguno de estos pueblos? Cuéntanoslo y si quieres continuar el viaje, visita con nosotros otros 6 encantadores pueblos franceses.

Imágenes: Sonja PieperGillesPaolo RamponiAndy HayalainlmBrian SmithsonJonas Juodišius, Richard Gertis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.