Vota el post!

Afrontar el primer viaje de nuestros hijos puede resultar ser una gran fuente de estrés y preocupaciones para nosotros, los padres. Somos conscientes de que no vivimos, ni mucho menos, en un mundo ideal donde la seguridad esté garantizada, y, siendo conscientes de la inexperiencia e inocencia de nuestros hijos, nos asusta que puedan verse expuestos a ciertos peligros. Esta sensación de inquietud e incluso miedo es completamente normal, sin embargo, debemos hacer un esfuerzo por controlarla y así poder gestionarla correctamente.

Es por esta razón que hoy queremos compartir contigo una serie de consejos que pueden ayudarnos a lidiar con este episodio de la vida de nuestros hijos, y también de la nuestra. Las medidas que están a nuestro alcance abarcan desde mantener una buena actitud y mentalidad hasta herramientas que nos puedan otorgar seguridad a la hora de garantizar su bienestar, tales como mSpy (líder global en software de seguimiento). ¡Te contamos todo a continuación!

4 Consejos para afrontar el primer viaje de tus hijos

1. Mantén tu mente enfocada en pensamientos positivos

Como es lógico, el primer paso es calmarse y abandonar los pensamientos negativos que nos agobian, siempre tan tentadores. Piensa que, si siempre estuviéramos revolcándonos en las desgracias acontecidas en el mundo, tendríamos motivos más que suficientes para no salir nunca de casa. ¡E incluso en casa no podríamos estar tranquilos!

Vivir es enfrentarse a riesgos y, por suerte, tenemos un margen de maniobra para controlar la mayor parte de ellos simplemente manteniendo un enfoque racional (aspecto que desarrollaremos en el siguiente apartado). Y, hablando de racionalidad, debes tener en cuenta que cada día se dan muchos viajes de adolescentes sin que suceda nada malo; un motivo más para no ponerte en la peor de las situaciones.

2. Dar los consejos necesarios a tus hijos

Viaje hijos 2

Otra de las mejores medidas para ganar tranquilidad es que dediquemos un buen rato a conciencias a nuestros hijos de cuál debe ser su comportamiento ante situaciones que pueden resultarles algo controvertidas. Por eso, deberemos darles aquellos consejos que consideramos imprescindibles para garantizar no solo su integridad física sino también su bienestar emocional.

Por ejemplo, algunos de los mejores consejos que podemos darles es que hagan caso siempre de sus profesores o adultos que se responsabilicen de ellos durante el viaje, que cumpla con las normas establecidas o que, si necesita ayuda, se lo comunique rápidamente a algún adulto de confianza. De esta forma, daremos a los niños las herramientas necesarias para que no se vea en situaciones desagradables.

3. MSpy: el seguimiento para su propia seguridad

Tal como comentábamos en la introducción, mSpy es un líder a nivel internacional en software de seguimiento. Se trata de una aplicación de monitoreo legal destinada a asegurar que nuestros seres queridos no sufran daños indeseados. Esto es algo especialmente importantes teniendo en cuenta que casi el 43% de los niños son, en algunos momentos de sus vidas, sufren algún tipo de abuso online y que sólo uno de cada 10 informan a sus padres.

Con mSpy tendremos acceso a mensajes, redes sociales, whatsapp, seguimiento GPS, llamadas, fotos y vídeos… Así, podremos llegar a conocer las preocupaciones de nuestros hijos, cuán a salvo se encuentran, qué webs visitan, con quién hablan o tener acceso a su ubicación en caso de pérdida, por ejemplo. Las razones para instalar este software con nuestros hijos son legítimas y suficientes.

4. Los beneficios del viaje y el crecimiento de tus hijos

Viaje hijos 3

Por último, nos gustaría hacer hincapié en lo necesario que resulta que nuestros hijos puedan vivir su propia independencia y prepararse así para adquirir responsabilidades del mundo adulto. Además, les permitirá conocer nuevos espacios y culturas, lo cual supondrá para ellos un gran enriquecimiento personal que sólo podrá vivir estando fuera de su zona de confort.

Es comprensible que muchos padres tengamos un miedo intrínseco (y a menudo también inconsciente) al darnos cuenta de que nuestros hijos están creciendo y que cada vez nos van a necesitar menos. Pero esto es algo que no se puede evitar, y que no es sinónimo de algo malo: lo más importante es que sientan que SIEMPRE contarán con el apoyo de sus padres.

Nos despedimos por hoy resaltando lo importante que resulta que nuestros hijos poco a poco vayan ganando independencia y que no se vean condicionados por los miedos o nuestra necesidad excesiva de control. Como siempre, te animamos a que nos dejes tus impresiones en la sección de comentarios y que compartas con nosotros tus propias experiencias y métodos para afrontar este tipo de situaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.