Viajar es una de las actividades más enriquecedoras que podemos experimentar. Descubrir los paisajes de nuevas ciudades, sus sabores más autóctonos, los matices de su cultura… Sin duda que son experiencias que te hacen crecer como persona y vivir lo mejor de la libertad. Y justamente pensando en libertad, la movilidad es uno de los puntos claves a la hora de planificar un viaje. De acuerdo a tus gustos y presupuesto viajero, puedes optar por caminatas y transporte público. Pero si lo que prefieres es tener amplitud para desplazarte y además llegar a los rincones más lejanos e interesantes de tu destino, moverte en auto es la mejor opción. Sea que optes por una empresa de renting o por un alquiler convencional, te encontrarás con diferentes características que se ajustarán a tu estilo.

Veamos a continuación cuáles son las principales diferencias entre alquilar un coche o preferir un servicio de renting. De acuerdo al destino que elijas, si es dentro o fuera de tu país, y si es una gran ciudad o más bien un entorno natural, podrás tomar la decisión que más te satisfaga. ¡Empecemos!

Diferencias entre el alquiler de coche y el renting: ¿Cuál te conviene?

La forma de operación

Alquiler de coche o renting

Iniciamos este recorrido por las diferencias entre un servicio de alquiler de coche y uno de renting, aclarando la forma en la que funcionan ambas metodologías. El alquiler de coche es un servicio puntual, en el que pagando un monto determinado consigues un vehículo por un número de días fijo. Ahora bien, el servicio de renting implica también un concepto de alquiler, pero de larga duración. El formato es el pago de una mensualidad fija, que puede variar según el modelo del vehículo que elegiste, la duración del contrato o el kilometraje que hayas decidido establecer como cuota anual. Una de sus ventajas principales es que no implica el pago de entradas ni de cuotas finales. Esta es una muy buena opción si eres de aquellos que adoran tomar el coche el fin de semana para recorrer nuevas rutas y pueblos alrededor de la ciudad en la que vives.

La duración del contrato

Otra de las diferencias más importantes entre ambas alternativas, es la duración del contrato. Si viajas un fin de semana a un lugar lejano y recóndito, quizás te convenga alquilar un coche que puedas usar por un par de días. Pero si te declaras un viajero crónico, el servicio de renting puede resultarte más favorable y conveniente económicamente. Por ejemplo, si vives en Europa, donde andando en coche puedes atravesar fronteras y conocer distintos países, este servicio seguro te favorecerá. Los contratos de renting pueden tener una duración de entre dos a cinco años.

La elección del vehículo

servicio de renting

Otro de los elementos que tienes que tomar en cuenta antes de tomar la decisión sobre tu movilidad viajera, es la escogencia del tipo de vehículo que conducirás. Generalmente tanto en el servicio de alquiler de coches como en el renting estarás sujeto a la disponibilidad de la empresa con la que contrates. Sin embargo, en los alquileres generalmente se establecen categorías de vehículos, sin mucho poder decisión en aspectos más específicos. En los servicios de renting puedes escoger el modelo del coche que deseas conducir, e incluso el color y las características adicionales, ofreciéndote una experiencia mucho más personalizada. Por ejemplo, ¿Sueñas con conducir un descapotable rojo por las costas de Marbella? Pues hacerlo realidad es una posibilidad.

Los gastos extra

Y un elemento muy importante a tener en cuenta es el relativo a los gastos extra. En este sentido tanto el servicio de renting como el de alquiler de coches funcionan de manera similar. En cada uno habrás hecho el pago que previamente hayas acordado, sin que esto implique costos extra. ¿De qué deberás hacerte cargo? Del combustible, y de las sanciones de tránsito en caso de que incumplas alguna normativa. Si piensas recorrer amplias trayectorias en tu coche, es importante que consideres el gasto de combustible en tu presupuesto viajero.

Entonces, ¿Qué te conviene más?

alquiler de coche

Ya hemos repasado algunas de las diferencias más importantes entre alquiler un coche o contratar un servicio de renting. Pero para saber cuál es el formato que te conviene es importante que pienses cuál es la funcionalidad que le darás al vehículo. Si vives en España y viajarás durante una semana a Miami, quizás la mejor opción es un alquiler común de coche. Esta alternativa es la que usan las personas que necesitan resolver el problema de la movilidad de forma ocasional.

Ahora bien, si has venido a Europa a hacer estudios, o simplemente te has mudado a una nueva ciudad por un período de tiempo un poco más largo, el renting será la opción más favorable para ti. Será mucho más rentable que un alquiler convencional, te permitirá andar en el auto de tus sueños, el que más te guste, y además tendrás la plena libertad para recorrer el mundo a tus anchas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.