El gentilicio de Badajoz es pacense. Este término es extensible a todos los habitantes de la provincia y deriva de una creencia que se mantuvo hasta el siglo XX, cuando aún se daba por cierta la hipótesis de que Pax Augusta era el nombre de la población romana que se aplicó a esta capital extremeña.

Hoy ya se sabe que donde se localiza Badajoz no hubo ciudad en la época romana, solo algunos caseríos o alquerías. La ciudad de Badajoz se constituyó como tal en el año 875 por Marwan, un señor hispanomusulmán que dominó buena parte de las tierras de Extremadura y el sur de Portugal en el siglo IX.

No obstante, a pesar de su no tan extensa historia, esta ciudad ofrece numerosos atractivos a los turistas. Situada a medio camino entre Madrid y Lisboa, junto a la frontera con Portugal, estos son los escenarios imprescindibles que debes contemplar en tu visita a Badajoz.

La mayor Alcazaba de Europa

Árabe Ciudadela, de San cristóbal de For

La de Badajoz es una de las alcazabas árabes amuralladas más importantes de Europa por su gran tamaño y su estado de conservación. Algunas de sus torres todavía siguen en perfecto estado, como cuando se construyeron, a principios del siglo XII. Los almohades fueron los artífices de poner en pie esta fortaleza defensiva, si bien hay quien sostiene que el primer impulso a este baluarte protector se remonta a los orígenes de la ciudad, en el siglo IX.

La Alcazaba de Badajoz está situada a orillas del río Guadiana y actúa como límite fronterizo con Portugal. Durante cuatro siglos fue el principal elemento de defensa de la ciudad. Arquitectónicamente hablando es un recinto oval amurallado que se adapta a la topografía del cerro sobre el que se asienta. En ella no faltan sólidas murallas, albarranas y otros elementos propios de defensa de estas construcciones.

La Torre de la Atalaya y el Palacio de los Condes

Otra visita imprescindible es la Torre de la Atalaya. Esta es una de las recomendaciones que aporta el portal DisfrutaBadajoz, ampliamente conocedor de todos los atractivos de la ciudad. Su nombre más popular no es la Atalaya, sino Torre de Espantaperros. Es un símbolo pacense y lo particular de esta construcción es que la Torre del Oro de Sevilla está inspirada en su diseño.

La Torre de Espantaperros forma parte de una fortaleza defensiva que acoge también el Palacio de los Condes de la Roca, este ya construido en el siglo XVI. Actualmente, funciona como sede del Museo Arqueológico Provincial de Badajoz.

La Plaza Alta

plaza alta bajadoz

Esta plaza es uno de los lugares más pintorescos de toda la ciudad. Se localiza en un punto muy cercano a la Alcazaba. Si se abandona este por la Puerta del Capital basta con girar a la izquierda y pasar bajo el Arco del Peso. Ya allí se encuentra la Plaza Alta.

Este espacio público ocupó, muy posiblemente, el emplazamiento que antiguamente habían tenido las casas islámicas que rodeaban la Alcazaba. En el siglo XV se inició la construcción de la plaza, cuando se erigieron portales con numerosos arcos realizados en piedra y ladrillo. La zona se convirtió pronto en una zona de encuentro para mercaderes y para la realización de espectáculos teatrales, carreas de caballos, autos sacramentales y hasta ejecuciones de la Inquisición.

Hoy día sigue siendo un lugar muy popular en la ciudad donde destacan principalmente las Casas Coloradas, financiadas por el Obispo Marín de Rodezno y construidas a finales del siglo XVII. Sus motivos geométricos en colores rojo y negro sorprenden a todos los visitantes.

La Giraldilla de Badajoz

Si antes se hacía mención a la Torre de Espantaperros y su vinculación con la ciudad de Sevilla, en esta Giraldilla encontramos otro ejemplo. Badajoz tiene una réplica casi exacta al del minarete de la catedral hispalense en la torre del establecimiento Almacenes La Giralda.

Esta obra se levantó en el año 1935 y es propiedad de esta empresa, propietaria de Manuel Cancho Moreno. Esta familia fue la propietaria del negocio hasta la venta a Telefónica, que fue quien restauró el edificio. Hoy en día es un monumento muy curioso para contemplar en la ciudad.

Manuel Cancho Moreno fue un importante industrial pacense que da también nombre a una calle de la ciudad considerada como entre las más bonitas de Badajoz, por sus macetas y flores colgadas de balcones y paredes.

Estos son solo algunos rincones que puedes visitar, pero si deseas más información detallada, los amigos de DisfrutaBadajoz te ofrecen más claves sobre qué ver en la ciudad, dónde comer y alojarse y cuáles son las principales actividades de ocio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.