Alemania es uno de los países más interesantes de Europa. Su controversial historia, su hermosa arquitectura renacentista, barroca y medieval, su desarrollo urbano y económico destacado, y la inolvidable gastronomía alemana, lo convierten en uno de los destinos más apetecidos para los viajeros. Los planes en este país parecen no tener fin, pues puedes pasar de disfrutar lo más alucinante de la modernidad a lo más ancestral de la historia. La comida típica de Alemania seguro cumplirá un papel protagónico en tu viaje. Esta sazón tiene razones de sobra para ganarse un lugar entre las mejores del mundo. Hoy en El Viajero Feliz te mostraremos los 10 mejores platos típicos de la comida alemana.

Son muchas las curiosidades de Alemania que se asocian con la buena mesa. Entre las más interesantes está, por ejemplo, el hecho de que en este país encuentras al menos dos museos dedicados por entero al pan. El más famoso a escala internacional es el Europäisches Brotmuseum o Museo Europeo del Pan. Bien vale la pena dedicar un museo entero a este alimento. Es que el pan alemán se considera el más variado del mundo, superando las 300 variedades. Algo similar ocurre con las salchichas, que se cuentan en más de mil tipos. Acompáñanos en este viaje gastronómico por los mejores platos de la comida típica de Alemania.

Comida típica de Alemania: introducción a su gastronomía

La gastronomía alemana es una de las más exóticas y deliciosas de todo el continente europeo. Sus sabores concentrados y potentes la convierten en un verdadero regalo al paladar. Según la región del país en la que te encuentres, los platos típicos de Alemania varían en sazón y en ingredientes. Por ejemplo, en las zonas del sur, como Baviera y Suabia, es común que se compartan recetas con Austria y Suiza. Hacia el oeste del país, se perciben de forma más notoria las influencias de la cocina francesa. En el norte, las zonas costeras se caracterizan por la abundancia de preparaciones con pescado.

Y así como la comida típica de Alemania es atravesada por algunos clásicos mundiales, como las salchichas, las bebidas también han sabido ganarse un lugar. Entre las más arraigadas costumbres alemanas ha de mencionarse su amor por la cerveza, hecho que ha llevado a esta nación a convertirse en una de las mejores fabricantes de esta bebida a escala internacional. Un buen ejemplo de la pasión cervecera de los alemanes es la legendaria Fiesta del Oktoberfest, que reúne a locales y turistas en torno a esta rica bebida. La gastronomía alemana es sinónimo de buen comer. ¡Y en las próximas líneas descubriremos por qué!

10 platos imprescindibles de Alemania

1. Bretzel

Comida típica de Alemania. Bretzel

La riqueza y variedad de la panadería alemana es un asunto serio. Son centenares los tipos de panes alemanes. Entre ellos se destacan los bretzel, también conocidos como pretzel. Se trata de una tradicional y deliciosa rosquilla horneada que se hace en forma de lazo. Su origen se encuentra en la región de Baviera, hace varios siglos. En líneas generales, podemos encontrar bretzel de dos tipos. Los primeros son los tipo galleta, de mayor consistencia. Los segundos son de tipo pan, con una textura más suave.

A estos es común agregarles otros ingredientes como almendras o nueces. Estos panecillos están tan arraigados en la comida típica de Alemania que incluso se considera que comerlos como última comida del año es un ritual de suerte para el año siguiente.

2. Bratwurst

Platos típicos de alemania. Bratwurst

La gastronomía alemana está marcada por los potentes sabores de una gran variedad de salchichas. El concepto de bratwurst se refiere justamente a este plato, que se elabora con carne de cerdo y se embute en tripa natural. Existen muchos tipos de bratwurst. Además, se trata de un alimento muy popular en el país, que se consume tanto en los hogares como en locales de comida rápida. Suelen freírse en una sartén o cocinarse en una parrilla para acentuar su sabor.

3. Schnitzel

gastronomía alemana. Schnitzel

Si te das un paseo por este país europeo, no puedes dejar de probar un buen schnitzel Holstein. Este delicioso plato se destaca entre los más ricos de la comida típica de Alemania. Se trata de un jugoso trozo de carne de ternera, que es empanada en harina y frita en mantequilla. Al momento de servirse, puede acompañarse de un huevo frito o papas fritas, así como pan blanco. Según el gusto del cocinero, se le agregan judías y rodajas de limón.

Este es uno de los platos típicos de Alemania que resguarda una historia curiosa. Se cree que su origen fue producto de un ensayo que buscaba satisfacer las necesidades de un alcalde. Friedrich von Holstein, un alcalde de Berlín del siglo XIX, pedía siempre en su restaurante de costumbre que le sirvieran rápido. Fue entonces cuando el cocinero decidió juntar el primero y segundo plato en una sola preparación, y así fue como nació el schnitzel Holstein.

4. Chucrut

gastronomía alemana. Chucrut

Pocos platos de la comida típica de Alemania son tan comunes y representativos como el chucrut. Se trata de una preparación simple y gustosa, que ha sabido abrirse paso en las cocinas americanas y asiáticas. El chucrut consiste en trozos de repollo o col fermentada en agua con sal, que puede comerse frío o caliente. Es utilizado como el acompañante ideal para platos fuertes de carnes, como las costillas o el codillo. También es considerado un alimento probiótico, que contiene bacterias beneficiosas para el organismo, ayudando a la digestión y favoreciendo la absorción de nutrientes y minerales como el hierro, fósforo, calcio y magnesio.

5. Frikadellen

gastronomía alemana.

Ideales para fiestas o reuniones de amigos, los frikadellen son estrellas de la comida típica de Alemania. Se trata de bolitas de carne picada que son aderezadas con cebollas, huevo, sal y pimienta. Luego se pasan por pan rallado y van a freírse al sartén. Su forma redonda, pequeña y poco aplanada las hace ideales para comerlas de un bocado. Generalmente son servidas con diversas salsas como la tártara, salsa blanca o de tomate. Según el gusto del comensal, pueden consumirse frías o calientes.

6. Spätzle

Plato Spätzle

Si quieres disfrutar de un plato típico de Alemania cargado de sabor, perfecto para calentar el cuerpo en los días de invierno, y con una agradable y suave textura, seguro adorarás el spätzle. Se trata de una especie de pasta que suele ser de formas redondas o alargadas, y es originaria de la región sur del país. Es común que este rico plato sea servido como principal, pero también como acompañante para carnes. Es una de las preparaciones que de forma más recurrente se aprecia en las mesas de los hogares alemanes. Su preparación se realiza con harina, huevos, sal y azúcar.

7. Knödel

Comida Knodel

Los deliciosos knödel se suman a este listado de la comida típica de Alemania como uno de los platos con más gusto y sabor. Se trata de pequeñas bolas de masa hervidas que se condimentan con sal, mantequilla, huevos y leche. Es común que se agregue carne en su interior, aunque también se encuentran versiones en las que se rellenan de pan tostado, frutas y otros dulces. Pueden ser servidas como plato principal cuando van rellenas de carne. También es común verlas como acompañantes y si son dulces, como postres.

8. Schwarzwälder Kirschtorte

comida típica de Alemania

Y en todo buen recorrido por la gastronomía alemana, no pueden pasarse por alto los exquisitos postres de esa región. La schwarzwälder kirschtorte o torta de selva negra es una de las tortas más típicas y deliciosas del país. Se trata de un postre compuesto de varias capas de bizcochuelo de chocolate, embebidas en kirsch o licor de cerezas, e intercaladas con nata y cerezas. Suele llevar una cubierta de crema chantillí y decoración de chocolate rallado y cerezas. Probar esta torta es uno de los más inolvidables regalos que podrás hacer a tu paladar en tu viaje a Alemania.

9. Apfelstrudel

Gastronomía alemana

Continuando con la línea de los postres alemanes más típicos el apfelstrudel o strudel de manzana es, además de emblemático, verdaderamente exquisito. Se trata de un dulce infaltable en las navidades de las familias alemanas y una receta que bien ha sabido extenderse en el mundo entero. Sobre su historia se conoce que en la antigüedad era considerado un alimento para las personas más pobres. Fueron los cocineros vieneses y alemanes quienes sofisticaron la receta y la hicieron digna de los festines reales.

La preparación tradicional lleva abundantes y frescas manzanas, masa y hojaldre, pan rallado, frutos secos como pasas o nueces, según el gusto del cocinero, canela, azúcar común y azúcar glas. Suele servirse caliente. En muchos restaurantes es acompañado por una bola de helado de vainilla.

10. Bier

comida típica de Alemania

Cerramos este recorrido por la gastronomía alemana con la infaltable cerveza: la indiscutible reina de las bebidas del país. Su consumo se ha mantenido por milenios, tanto como acompañante de las comidas como por el simple ritual de su disfrute. A lo largo de toda Alemania encontramos los típicos Biergarten o jardines de la cerveza, en los que los amantes de esta bebida se reúnen.

Cada región ha desarrollado sus propias especialidades de cerveza, pero entre las más comunes destacan las tipo pils, las cervezas negras, cargadas de aromas y un potente sabor, las cervezas blancas y las exóticas cervezas ahumadas. Tan fanático es el pueblo alemán de esta milenaria bebida que incluso tiene su propia fiesta, el mundialmente conocido Oktoberfest, que se celebra en la ciudad de Múnich desde 1810.

Salchichas, repollo, panes, guisos, los más deliciosos postres y las más ricas cervezas, se cuentan entre los platos típicos de Alemania más destacados. Si has decidido hacer un viaje por este hermoso y legendario país europeo, es importante que sepas que además de bellezas arquitectónicas, históricas, culturales y naturales, tendrás el disfrute de la buena mesa garantizado.

¿Y qué te pareció nuestro recorrido por la gastronomía alemana? ¿Has probado alguno de estos platillos o has bebido sus conocidas cervezas? ¡Déjanos saber en los comentarios!