Al sur del África encontramos un país peculiar: Angola. Abundantes yacimientos minerales y petrolíferos han hecho que su economía crezca aceleradamente desde la década de los noventa. Sin embargo, la gran mayoría de su población vive en pobreza extrema, al punto de que es uno de los países con menor esperanza de vida y mayor mortalidad infantil a escala mundial. Con ciudades de un desarrollo urbanístico impresionante y hermosas costas, capta la atención de sus visitantes. La cultura y la comida típica de Angola, son otros atractivos con los que esta nación, que se cuenta entre las más caras del mundo, busca hacerse un lugar entre las preferencias turísticas de los viajeros.

Su nombre oficial es República de Angola, y tiene fronteras con la República del Congo, Namibia, la República Democrática del Congo y Zambia. Al oeste, su costa es bañada por el océano Atlántico. Fue justo desde la costa que los portugueses entraron y dominaron el país por muchos años. Desde el siglo XVI estuvieron presentes en la zona costera, y fue en el siglo XIX cuando colonizaron definitivamente el territorio angolano.

Angola logra consolidar su independencia de Portugal en el año de 1975, después de una larga guerra. Sin embargo, luego de esta liberación, entró en una cruenta guerra civil que se extendió desde 1975 a 2002. Fue después de finalizar el conflicto armado cuando Angola tuvo una explosión de desarrollo minero, lo que se tradujo en gran crecimiento económico, pero, siendo uno de los países más desiguales del mundo, la riqueza se concentró en pocas manos. La comida típica de Angola está marcada por dos puntos fundamentales: los ingredientes autóctonos y al alcance de la mayoría, y la influencia portuguesa. Acompáñanos en El Viajero Feliz a conocer la mesa angolana.

Comida típica de Angola: introducción a su gastronomía

La comida típica de Angola es notablemente sabrosa y aromática. Con una marcada influencia de la gastronomía portuguesa, combina también ingredientes y métodos propios de la cocina autóctona africana. Muchas familias de ciudades grandes, como la capital, Luanda, tienen acceso a comprar alimentos e ingredientes importados. En las zonas rurales no es así, y las personas se alimentan generalmente de lo que ellos mismos cosechan. En ocasiones especiales comen carne de pollo, pato o cabra. ¡Si! Sólo en ocasiones especiales, pues la carne en Angola es considerada un lujo para pocos.

Muchos de los platos están hechos en base a ingredientes recurrentes: pescado y arroz, maíz y mandioca, pollo y cabra, gombo y alubias, y muchos vegetales. El aceite de palma, presente a lo largo y ancho del continente africano, también es un sabor fuertemente marcado en la comida típica de Angola. El uso de ciertas especias para condimentar los alimentos, es una herencia directa de Portugal. También otras culturas europeas y asiáticas han dejado sus huellas en la mesa angolana.

Dentro de la visión global de la comida típica de Angola hay ciertos grupos, etnias o tribus, cuyas culturas no han sido permeables a influencias externas. Las tribus buchiman, por su parte, no han hecho modificaciones en su cocina en los últimos mil años. Es quizás de los grupos más tradicionalistas del país. Acompáñanos por este viaje culinario en el que descubriremos la buena mesa angolana.

Platos imprescindibles de Angola

1. Muamba

Comida típica de Angola. Muamba

El muamba es uno de los platos infaltables de la comida típica de Angola y otros varios países del continente africano. Generalmente se hace de gallina o pollo. Se le agrega un guiso con tomates, cebollas, sal, ajos, calabaza, zumo de limón y el clásico aceite de palma. También lleva un tipo de guindilla angolana llamada gindungo. Tiene un sabor equilibrado, pues el sabor un poco picante de algunos ingredientes típicos, es matizado por los más dulces y pastosos de la calabaza.

2. Funge

Comida típica de Angola. Funge

El funge también es un alimento básico de la comida típica de Angola. Tiene un delicioso y suave sabor, y es muy común verlo en las mesas como acompañante de pollos o pescados, y servido con verduras o alubias. Sin embargo, por lo económico de su preparación es una comida común entre los sectores más pobres de la población, que lo comen como único plato.

Está hecho a base de harina de mandioca. Se le agregan gachas u otros vegetales. El método de preparación del funge es bastante laborioso. Debe batirse vigorosamente la harina de la mandioca con agua y demás sazonadores, con un utensilio llamado funje. La mezcla debe movilizarse hasta que adquiere la textura suave y de consistencia densa que podemos apreciar en la foto. Es un sabor típico y suave que seguro probarás en tu viaje a Angola.

3. Caruru

Comida típica de Angola. Caruru

Cargado de sabor y perfecto para una comida completa, el caruru nació en África y se extendió, llegando incluso hasta el Brasil. Las manos de los oriundos africanos llevados a la América como esclavos en épocas de la colonia, trajeron impregnada la sazón de sus pueblos, y ésta llegó para quedarse. El caruru es un guiso de gombo y gambas con un sabor fuerte y particular.

En este plato estrella de la comida típica de Angola, se cocinan primero los gombos. Luego se lleva a cocción el caldo de pescado con harina de mandioca. Las gambas se saltean con ajo y cebolla, y a continuación se mezclan con la pasta resultante y finalmente con los gombos. De acuerdo a las preferencias del cocinero, el caruru puede llevar camarones, para darle un sabor y textura más suave, o cacahuates, lo que le da un toque crujiente al guiso.

4. Feijao

Comida típica de Angola. Feijao

Si lo que quieres es una comida que sacie tu hambre, tenga un sabor delicioso, y además esté cargada de nutrientes y vitaminas, el feijao es una buena opción. El gusto por los conocidos frijoles negros se ha extendido por buena parte del mundo, sin embargo el plato nace en África, y se destaca en la comida típica de Angola como uno de los favoritos. En algunos países de América del Sur, recibe otros nombres, como caraotas en Venezuela, o porotos negros en Argentina. En Brasil, dada la influencia de la gastronomía africana, es uno de los platos nacionales. De acuerdo a quien los cocine, se les agrega sal, pimentones, cebollas, e incluso un toque de harina de mandioca.

5. Pollo piri piri

Comida típica de Angola. Pollo piri piri

El pollo piri piri es un clásico en la comida típica de Angola que tiene gran aceptación entre los turistas que no están acostumbrados a los sabores autóctonos. De origen netamente angolano, este plato fue adoptado por Portugal como parte de su gastronomía. Consiste en un guiso en el que se marina la carne del pollo con pimiento picante, y luego se lleva a cocinar a las brasas. Piri piri es el nombre que en Angola se le da al pimiento picante. La receta puede llevar también pimentones, cilantro perejil, y un toque de zumo de limón o vino.

6. Calulu

Comida típica de Angola. Calulu

El Calulu es otro de los platos en los que queda notoriamente marcada la influencia de la gastronomía autóctona africana en la sazón de los fogones de América. La palabra calulu hace referencia a las hojas y tallos de ciertas plantas, que pueden comerse crudos o en sopas. Cuando mencionamos el calulu entre entre los platos de la comida típica de Angola, nos referimos a una sopa espesa y muy cargada, que se hace con diversas hojas verdes. Puede agregarse a la sopa trozos de pollo o gallina, y generalmente se sirve acompañada de bollitos de harina de mandioca.

7. Cocada angoleña

Comida típica de Angola. Cocada angoleña

El coco es otro de los ingredientes fundamentales en la preparación de muchos platos de la comida típica de Angola. Sin embargo, la cocada angolana, también llamada cocada amarela, es un plato particular, por su condición de postre. No es tradición de la comida africana en general, el disfrute de postres elaborados. Como añadido dulce, lo más común es una fruta fresca. Esta receta, sin embargo, ha calado profundo en las costumbres gastronómicas del pueblo angolano, y es una herencia directa de la cocina portuguesa.

Este delicioso postre está hecho a base de la pulpa del coco, yemas de huevo que le dan su color amarillo, azúcar, canela molida y clavos de olor. Si quieres darle un toque cítrico que corte un poco el sabor tan dulce, le viene muy bien una rodaja de naranja o limón. Su textura pastosa y su sabor que varía entre lo tropical del coco, y lo aromático de las especias que lleva, hacen que sea una deliciosa opción dulce para probar.

8. Bolo de banana

Comida típica de Angola. Bolo de banana

¡Sabemos lo que dijimos! ¡Y es verdad! En la comida típica de Angola no abundan los postres, pero los pocos que hay son tan deliciosos y naturales, e integran tan bien las frutas de la zona, que es imposible dejarlos por fuera en este conteo. El bolo de banana es uno de los postres más ricos de la mesa angolana, y se ha extendido por todos los países en los que su gente tuvo influencia. Es una especie de torta o ponqué, hecho con harina, huevos y por supuesto, mucha banana. Su sabor dulce y textura suave y pastosa lo hacen un imprescindible en tu visita por este país africano.

9. Quitutes

Comida típica de Angola. Quitutes
La palabra quitutes viene del portugués manjares, así que ya se imaginarán como viene este plato. En torno al quitute hay todo un ritual social de compartir y unión entre las familias y amigos. La mesa de quitutes es la que conjuga los aperitivos dulces y salados que se sirven para combinar con una cerveza u otra bebida. El dulce de coco, la cocada, el bombó frito o asado (mandioca), la ginguba (cacahuete asado), la kitaba (pasta de cacahuete con sal o con picante), la paracuca de ginguba (cacahuete garrapiñado con azúcar), la mazorca de maíz asado al carbón y el plátano asado o frito son algunos de los quitutes que se elaboran en Angola.

10. Café

Comida típica de Angola. Café angolano

Si hablamos de la comida típica de Angola, el café reluce, exigiendo su puesto de honor. Angola es uno de los mayores y mejores productores de café. Un grano aromático, natural, y cargado de mucho sabor, lo hace apetecible para los mercados más exigentes. Incluso, sobre el café angolano se ha hecho toda una ruta turística, que lleva a los viajeros a alojarse en fincas, en las que pueden vivir y conocer el proceso del café, desde el grano hasta la humeante taza.

Angola es una tierra ancestral que lleva milenios de historia. Limitaciones, pobreza y explotación de su territorio, son características lamentables que aún sufre su pueblo. Sin embargo, y a pesar de todo, las ciudades se desarrollan y se ingenian nuevas formas de hacerse atractivas para los viajeros. Una de estas formas es la comida típica de Angola, en cuyos sabores se dejan sentir las sazones milenarias de los cocineros de otras épocas. Si te animas a conocer Angola, date la oportunidad de experimentar su buena mesa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.