Más de setecientas islas, cayos e islotes, repartidos a lo largo del Océano Atlántico, componen la Mancomunidad de Las Bahamas, uno de los trece países que integran la América Insular o Islas del Caribe. Este pequeño país, ubicado al norte de Cuba, Haití y la República Dominicana, es uno de los preferidos para los viajeros que están en busca de playas que les quiten el aliento. Sólo veinticuatro de sus islas están habitadas, y su capital y ciudad más poblada es Nasáu, ubicada en la isla de New Providence. Costas increíbles, un ambiente siempre vivo y alegre, y la comida típica de Las Bahamas, son algunos de los motivos por los que este destino permanece entre las preferencias de los viajeros. Estando rodeadas de mares inigualables, los mariscos y pescados se cuentan entre los mejores platos típicos de Las Bahamas.

De los 365 días del año, al menos en 340 de ellos el sol brilla sobre sus costas de arena blanca. Un clima envidiable, hace que cualquier viajero que busque darse un chapuzón en el mar, y conseguir un lindo bronceado natural, piense en Las Bahamas como un destino maravilloso. Este país, rico en historia y cultura, está habitado mayoritariamente por descendientes de esclavos, que fueron llevados a sus islas luego de la guerra de independencia de los Estados Unidos. La esclavitud fue abolida de manera definitiva en el año 1834.

Entre las muchas curiosidades de Las Bahamas, destaca el hecho de que su laberinto de islas, se convirtió en el escondite perfecto para piratas y bucaneros, especialmente ingleses, que se dedicaban a asaltar a los barcos que navegaban por esos mares. También se conoce que el nombre de Las Bahamas encuentra su origen en la expresión española «bajamar», y es que muchos de sus islotes sólo pueden ser divisados cuando la marea está baja. Este destino ha entrado en el corazón de millones de viajeros que, buscando costas sin igual, se han encontrado también una de las más exóticas gastronomías. Acompáñanos en El Viajero Feliz a descubrir las más ricas preparaciones de la comida típica de Las Bahamas.

Comida típica de las Bahamas: introducción a su gastronomía

Gracias a su destacado desarrollo turístico, que se ha convertido en la principal actividad económica, la comida típica de Las Bahamas ha tenido una evolución permanente en sus ingredientes y formas de preparación. Todo tipo de restaurantes, desde los más sencillos hasta los más lujosos, se esmeran en ofrecer al comensal una experiencia gastronómica inolvidable. Entre los platos típicos de Las Bahamas, se marcan los mariscos y pescados como protagonistas. También son especialistas en tragos, y en ricos postres con base en frutas. Una cocina multicultural, con influencias de conquistadores y esclavos, da como resultado una mesa plena de sabores fuertes, que se quedan grabados en el corazón del viajero.

Platos imprescindibles de las Bahamas

1. Caracola (Conch)

Comida típica de las Bahamas. Caracola conch

De los sabores más arraigados en los platos típicos de Las Bahamas, destaca la Caracola, o Conch. La estrella de la cocina de Las Bahamas, suele prepararse como picadillo, mezclada con cebolla y cereales, o cocida en forma de hamburguesa. Entre las caracolas, destaca el conch, un delicioso molusco grande, de carne blanca y firme, que suele servirse crudo y fresco, aderezado con jugo de limón y condimentos. Puede freírse o cocerse al vapor y es un perfecto acompañante de sopas, guisados o ensaladas. Según quien lo prepare, puede agregársele leche de coco, cilantro y pimienta, lo que genera en el paladar una explosión de sabores entre dulces y picantes. Una auténtica y clásica exquisitez de la comida típica de Las Bahamas.

2. Macarrones con queso

Comida típica de las Bahamas. Macarrones con queso

Los macarrones con queso son una de las comidas más universales y deliciosas de todos los tiempos, que conquista a grandes y chicos por igual. Pero, te preguntarás, ¿por qué lo incluimos en la lista de los mejores platos típicos de Las Bahamas? Pues la respuesta en simple: estos macarrones no son los mismos que sueles preparar en tu casa. En Las Bahamas les ponen su toque particular. Se preparan con leche evaporada y se les agrega huevo. Estos dos cambios en la receta tradicional hacen que el plato se convierta en una auténtica explosión de sabor y cremosidad. Se sirven usualmente como los acompañantes ideales de platos con pescado frito. También pueden comerse como plato principal, y no es extraño que los locales le agreguen un poco de ketchup.

3. Guiso de pescado

Comida típica de las Bahamas. Guiso de pescado

Gracias a las maravillosas costas que sumergen a Las Bahamas en un ambiente tropical, los pescados son parte fundamental de su dieta, y el océano Atlántico proporciona las más variadas especies. El guiso de pescado es uno de los infaltables en la comida típica de Las Bahamas, y de los más comunes en las mesas de los locales. Lo más divertido de este guiso es que nunca podrás saber a ciencia cierta de qué tipo de pescado está hecho. Es una preparación que se cocina con la pesca del día, que puede ser lubina, pargo, o cualquier otra variedad. El procedimiento para hacer este plato es freír la pesca del día, y luego cocinarla a fuego lento en una salsa espesa, hecha a base de abundantes vegetales. Sin duda, de los sabores más autóctonos que podrás probar.

4. Souse de pollo

Comida típica de las Bahamas. Souse de pollo

Las Bahamas, como toda isla, es una región experta en exóticos y ricos tragos, pero también en recetas para acabar con la resaca, y la souse de pollo es la mejor muestra de ello. Esta sopa es el plato estrella de los almuerzos de sábados y domingos, y lleva tres ingredientes principales: lima, chile picante, y por supuesto, pollo. Su caldo revitalizante, es capaz de llenar de energía a cualquiera, y es por esto que esta clásica sopa de las abuelas bahameñas, se cuenta entre los platos más importantes de la comida típica de Las Bahamas.

5. Langosta

Comida típica de las Bahamas. Langosta

Los archipiélagos de Las Bahamas están repletos de las más variadas especies de langostas, uno de los platos más exquisitos del mar. La más popular es la rock lobster, una especie de langosta muy común en la zona, que se sirve como plato principal, o como ingrediente de lujo en ensaladas. Este es de los platos que se presentan solos. Su carne blanca, suave y muy gustosa, es de los mayores lujos de la gastronomía de Las Bahamas, y puede ser acompañada de múltiples salsas, según el gusto del comensal.

6. Guisantes y arroz

Comida típica de las Bahamas. Guisantes y arroz

El arroz es uno de los ingredientes fundamentales de la comida típica de Las Bahamas. Su presencia se hace recurrente en las más variadas preparaciones, y la que es servida con guisantes, es una de las favoritas de los locales. Generalmente los guisantes son preparados en un gustoso guiso, que se acompaña del arroz blanco, que previamente ha sido aderezado con las especias más típicas. Este es de los platos que mejor guarda la esencia de la cocina autóctona bahameña.

7. Cangrejo al horno

Comida típica de las Bahamas. Cangrejo al horno

La carne del cangrejo, aunque escasa, es un verdadero regalo al paladar. Este delicioso plato de la comida típica de Las Bahamas lleva ingredientes simples, y es que la materia prima tiene todo el sabor necesario para regalar al comensal un verdadero placer. Cebolla, ají, ajo, limón, sal, pimienta, orégano, huevos batidos y un poco de leche, son los ingredientes básicos de esta preparación. La carne del cangrejo se adereza bien, y luego va al horno. Según el gusto del comensal, puede hornearse con una capa de queso parmesano, y acompañarse con una ensalada de tomates y rodajas de pan.

8. Ensalada Bahamiana de Papaya

Comida típica de las Bahamas. Ensalada Bahamiana de Papaya

En la gastronomía de Las Bahamas, que se caracteriza por su frescura y sabores ligeros, no pueden faltar las ensaladas, y ésta es una de las mejores. Todo el sabor del caribe se encuentra en este delicioso plato típico de Las Bahamas, cuyos ingredientes principales son una papaya pelada y cortada, sin semillas, un abundante mix de hojas verdes, mangos y aguacates frescos y cortados en cubos, y maníes tostados y picados. Todos estos ingredientes van juntos en un envase. Pero falta la mejor parte, ¡la vinagreta! Esta lleva jugo de papaya, vinagre de vino, mostaza Dijon, el jugo de un limón fresco, cebolla picada, condimentos, sal y aceite de oliva extra virgen. Los sabores contrastantes y frescos de esta ensalada, la convierten en uno de los más ricos clásicos de la comida típica de Las Bahamas.

9. Johnnycake

Comida típica de las Bahamas. Johnnycake

Los bahameños son amantes de los sabores salados en el desayuno, y el Johnnycake es un plato de la comida típica de Las Bahamas que lo confirma. Se trata de una especie de torta, rica y humeante, que se prepara y sirve caliente todas las mañanas. Su masa no contiene azúcar, así que puede ser acompañada con huevos revueltos, quesos y salchichas, como es el gusto de los locales. Para los que prefieran sabores más dulces, pueden servirse acompañados de mermelada o dulce de leche.

10. Bizcocho de guayaba

Comida típica de las Bahamas. Bizcocho de guayaba

Este riquísimo postre conquista los corazones y paladares de locales y viajeros. Se trata de una especie de brazo gitano, muy cremoso y relleno de abundante dulce de guayaba. Harina, huevos, azúcar, mantequilla, un poco de levadura, un toque de nuez moscada y mucha guayaba, es lo que necesitarás para hacer este postre. Si es de tu gusto, puedes agregar un toque de algún licor, como brandy o ron. El bizcocho de guayaba es un infaltable en los restaurantes de la región, desde los más sencillos a los más lujosos. También se hace presente en los hogares, pues su preparación es relativamente sencilla. Es un sabor dulce y tropical que bien vale la pena probar.

Los platos típicos de Las Bahamas son una muestra del caribe pleno que rodea estas islas. Los frutos del mar son aprovechados en su totalidad, para hacer deliciosos guisos de pescados, langostas, cangrejos y demás mariscos, en las más variadas presentaciones. Las frutas y vegetales propios de la región también son agregados a las recetas, para generar la cultura gastronómica polifacética, que ha logrado conquistar a sus comensales por siglos.