El pequeño país de Europa central no solo tiene culturas y tradiciones diversas, sino que posee una gastronomía muy rica por haberse desarrollado entre la parte romana y el lado germánico del llamado viejo continente. Hoy en El Viajero Feliz hacemos una detallada selección de la comida típica de Luxemburgo en 10 platos imperdibles para todo viajero. Acompáñanos a ver cómo este país no solo está rodeado por Francia, Alemania y Bélgica, sino influenciado por su cocina.

Comida típica de Luxemburgo: introducción a su gastronomía

Como te veníamos contando, Luxemburgo no solo está rodeado por varios países, sino constituido por diferentes tradiciones y lenguas que comparte con estos. Así mismo la gastronomía de este país está influenciada por estos países. Te darás cuenta que son pocos los platos que existen solamente en el Gran Ducado. La mayoría de la comida típica de Luxemburgo existe con variaciones menores en regiones vecinas. Por ejemplo, platos como el Sauerkraut – chucrut son de influencia alemana; otros como el quiche lorraine son claramente de herencia francesa; e incluso los moules-frites son de tradición belga. Para ser justos, los platos propiamente nacionales son el Bouneschlupp, una sopa de judías verdes; el judd mat Gardebounen: carne de cerdo con habas; y el Kachkéis:  queso semilíquido típico de Luxemburgo.

Platos imprescindibles de Luxemburgo

1. Bouneschlupp

Comida típica de Luxemburgo | Bouneschlupp

No se puede empezar a hablar de la comida típica de Luxemburgo sin hacer presente la Bouneschlupp. Como te contamos, se trata de una sopa tradicional de judías, ejotes, lentejas o como las conozcas. Además de las judías verdes, la sopa lleva papas, tocino y cebolla. Aunque la sopa se centra en las judías, puedes encontrarla junto a otras verduras. Si te gusta la carne, busca una de estas sopas que no solo tenga bacon, sino que añada rebanadas de salchicha ahumada. Lo mejor es que esta salchicha sea producida en la zona, para que sea más genuina la experiencia. Cuando te sirvan la sopa, espera por la crema agria pues es el acompañante tradicional e ideal para la sopa. Si estás algo lleno no la pidas, pues es un plato muy reconfortante. Te la recomendamos en meses de otoño e invierno. ¡Además, espera una comida llena de sabor!

2. F’rell Am Rèisleck

Comida típica de Luxemburgo | F’rell Am Rèisleck

¿Te gusta el pescado? Este es la comida típica de Luxemburgo que debe estar en la mesa que visites. Se trata de una especialidad resumida en tres palabras: pescado, Luxemburgo y tradición. Si pides este plato comerás una trucha de agua dulce bañada en una salsa cremosa de vino Riesling. Este vino, por si no lo sabes, es hecho con una uva blanca originaria de la región alemana del Rin. El pescado se fríe en mantequilla derretida, y no solo se cubre con este vino sino con crema fraiche, chalotas, perejil, pimentón, cebollino, pimienta y sal. Si conocer la preparación e ingredientes del plato despierta tanto el apetito, imagina el placer de probar esta comida.

3. Gromperekichelcher

Comida típica de Luxemburgo | Gromperekichelcher

Además de típico, el Gromperekichelcher es un delicioso aperitivo luxemburgués. Para intentar comprender esta comida podemos decir que es algo así como un pastel de papa o hasta unos pancakes de papa. Esta comida la consigues en ferias, fiestas y mercados del país, especialmente en invierno. Además de las patatas, el pastel lleva huevos, harina, cebolla y es especiado con perejil picado. Algunas recetas le añaden ajo y nueces. Toda esta masa es frita  y servida sola o acompañadas. Te recomendamos comerla con alguna buena salchicha ahumada. Si bien el nombre del aperitivo es algo complicado, la preparación es muy sencilla. Por esto, el Gromperekichelcher es uno de los platos que no solo puedes probar en Luxemburgo, sino que puedes aventurarte a preparar.

4. Friture de la Moselle

Comida típica de Luxemburgo | Friture de la Moselle

Seguimos con el pescado, y es que este no puede perderse en una selección de comida típica de Luxemburgo. La Friture de la Moselle es otra de las especialidades gastronómicas de la zona. Estamos hablando de un plato peculiar pues sirve varias especies de peces pequeños. Estos son sazonados con pimienta, sal y jugo de limón. Lo que le da una terminación aún más deliciosa a los pescados es que estos se cubren con harina y huevos antes de ser freídos. Los pescados se fríen y se sirven como rebozando el plato. Este plato es tan típico que lo seguro es que los peces vengan del río Mosela.

5. Huesenziwwi

Huesenziwwi

La Huesenziwwi o Liebre luxemburguesa es un plato típico y popular de esta zona. Te encuentras en la mesa con piezas de liebre marinadas y cocinadas con vino, cebolla y una salsa espesa con sangre de liebre: ¡exquisito! Espera que este plato esté condimentado fuertemente con pimienta. Si quieres probar la mejor liebre de Luxemburgo, asegúrate que esté flameada con coñac. Nosotros te recomendamos agregarle crema agria, acción que se ha afianzado como una práctica en algunos luxemburgueses. Es normal que encuentres tu plato de liebre a la Luxemburgo preparada con zanahoria y champiñones. También es común que encuentres toques de laurel, salvia o tomillo en tu comida. Si te preguntas con qué se sirve este plato, la respuesta típica es: repollo, fideos y, por supuesto, un buen vino local. Recuerda que puedes encontrar esta comida también bajo el nombre de Hasenpfeffer.

6. Judd mat gaardebounen

Judd mat gaardebounen

Llega el turno para uno de los platos nacionales más reconocidos de este país. En este plato de comida típica de Luxemburgo las protagonistas son las habas y el puerco. Las habas están relacionadas con el pueblo de Gostingen al sureste de Luxemburgo, pues sus habitantes son llamados «Bounepatscherten» por las muy buenas habas que cultivan. El Judd mat gaardebounen es una sabrosa preparación del cerdo ahumado junto a las habas (o frijoles anchos). El cerdo se cocina junto a zanahorias, apio, clavos y vino de Mosela. La salsa de las habas lleva cebolla, caldo de carne y tocino. Todo el plato se especia con pimienta y sal. Puedes servirlo con papas hervidas, cerveza o vino. Se dice que este plato llegó al país en el siglo XVI o XVII en las manos de las tropas españolas.

7. Kuddelfleck

Kuddelfleck

Este plato pertenece al pequeño estado de Benelux, por supuesto en Luxemburgo. Si eres un viajero y comensal arriesgado, el kuddelfleck es lo que debes probar. Se trata de un plato donde el estómago frito de la vaca y la miga de pan son protagonistas. Si queremos entender un poco el plato, antes de probarlo, podemos decir que el kuddelfleck es algo así como los callos españoles: aunque no esperes el mismo sabor, y mucho menos una textura similar. Te recomendamos comerlo en invierno, pues el calor y la grasa de esta parte de la vaca ayudan a combatir el frío. Para que lo sepas: la salsa de ese plato es preparada con huevos, vino blanco, chalota, pepinillos y alcaparras. La sazón se la da el cebollino, algo de perejil, la infaltable pimienta y sal, así como el aceite de oliva.

8. Paschtéit

Paschtéit

Uno de los platos más bellos a la vista y apetitosos al gusto de la comida típica de Luxemburgo: el Paschtéit.  Se trata de un pastel u horneado de harina de hojaldre en forma de canasta que se encuentra relleno con diferentes ingredientes. Dentro de estos podemos mencionar la carne molida, aunque también pueden hacer presencia los champiñones, la liebre, el pollo y algunas hierbas. Aunque los ingredientes pueden cambiar, lo común es encontrar en la salsa sabor a vino, limón y un toque de huevo. Puedes encontrar el plato también bajo el nombre de Bouchée à la pure (recuerda la influencia francesa a la comida típica de Luxemburgo).

9. Rieslingspaschteit

Rieslingspaschteit

Imagina un gran pan con una o dos aberturas circulares en medio: eso es el Rieslingspaschteit. Sí, este plato es un gran pie de puerco cocinado en el vino Riesling (forma de cocción de la que ya te habíamos hablado donde la uva y el vino del Rín son protagonistas). El puerco también va cocinado con zanahorias, cebolla, perejil, mejorana, sal marina, pimienta negra, gelatina, huevo, brandy y por supuesto vino Riesling. Recuerda que al partir el pan encontrarás no solo el puerco sino un huevo entero en el medio. Lo más común es que no sean huevos de gallina, sino de codorniz, sobre todo en los pies pequeños. Si decides pedir este pie te recomendamos que sea al almuerzo, para hacerlo más tradicional, y pídelo con un té ya sea frío o caliente.

10. Thüringer

Thüringer

Terminamos esta selección de comida típica de Luxemburgo con la Thüringer una salchicha tan luxemburguesa como turingia. Estamos hablando de una salchicha de unos 17 centímetros, cruda o escaldada y con un fuerte sabor especiado. Lo utilizado para sazonar es pimienta, comino, mejorana, sal y ajo. La carne siempre está finamente picada y puede ser de vaca, ternera o cerdo. Lo más común es comerla y comercializarla en navidad, pero puedes encontrarlo en supermercados en otros momentos del año. La preparación más habitual de este plato es sobre parrilla. Si la comes preparada, espérala dentro de un pan y con mostaza sobre ella. Esta salchicha es de una preparación tan antigua que aparece en manuscritos de comienzos del siglo XV.

Hasta acá ha llegado nuestra reseña sobre la deliciosa comida típica de Luxemburgo. Esperamos que esta entrada te haya gustado e inspirado a comer alguno de estos platos. En El Viajero Feliz no solo nos gustan los viajes, las culturas y sus gastronomías, sino escribir sobre ellas. Pero también esperamos que nos cuentes sobre tus intereses de viajes, cultura y comida. ¿Planeas viajar a Luxemburgo? ¿Has estado allí? ¿Conoces alguno de los platos típicos acá reseñados? Quizá tengas uno para añadir, o algún aporte para realizar. ¡Te esperamos en la sección inferior de comentarios!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.