Uno de los mejores manjares que podemos degustar es el queso, y en España tenemos la inmensa suerte de producir algunos de los mejores quesos del mundo, una apuesta segura son los quesos de Manchegos R. Este producto tan típico y apreciado en nuestra tierra no puede faltar en tu despensa, y aunque solo ya resulta un plato irrechazable hay algunos alimentos que combinan perfectamente con el queso aportando diferentes matices.

Si quieres saber cómo acompañar los quesos de oveja y manchegos, te damos algunas ideas tanto para comer en frío como en caliente. Comprobarás como estos alimentos y bebidas maridan perfectamente con estos quesos, consiguiendo experimentar notas diferentes en el paladar aportándoles toques dulces o salados, pero respetando su sabor.

¿Cómo acompañar los mejores quesos?

como acompanar un queso

1. Vino

El queso manchego es uno de los quesos españoles mejor valorados y no es de extrañar, ya que sus notas ácidas y fuertes lo hacen muy sabroso sobre todo cuando están muy curados. Estos quesos y el vino se complementan a la perfección, en este caso recomendamos un vino tinto de intensidad media, pero no hay que destacar los vinos blancos si son secos.

Si optas por un queso de oveja que no sea demasiado añejo, te recomendamos un vino tinto con toques afrutados. En el caso de que sea un queso de oveja intenso lo ideal es que lo combines con un vino dulce. Si solo dispones de manzanilla o fino estás de enhorabuena, ya que combinan con cualquier tipo de queso, son un acierto seguro.

2. Pan

El pan es uno de esos alimentos que nunca faltan en casa y es un gran acompañamiento para el queso manchego y de oveja. A la hora de elegir el pan más adecuado, debemos decantarnos por una variedad que incluya los rústicos, con especias, hechos en horno de leña, integrales, blanco, con frutos secos. Si vamos a comer quesos más cremosos, podemos optar por pan tostado, perfectos para untar.

3. Frutos secos

Por su textura y sabor los frutos secos son de los alimentos que mejor acompañan al queso: nueces, avellanas, pistachos, almendras y cacahuetes entre otros son una muy buena opción tanto en quesos blandos como en aquellos más curados. Recuerda que la opción más acertada son los frutos secos tostados sin sal.

4. Mermeladas

Las confituras y mermeladas son un acompañamiento perfecto para cualquier tipo de queso, también con los de oveja y los manchegos. Otra de las ventajas de maridar queso y mermelada es que los sabores son casi infinitos: manzana, arándanos, higo, naranja, albaricoque, grosella, pera, mora, frambuesa, ciruela, pera, etc.

5. Cerveza

Aunque el vino sea catalogado como la mejor bebida para tomar con el queso, también podemos sustituirlo por cerveza. Para elegir la cerveza que mejor acompaña con el queso hay que tener en cuenta la maduración de este. Si el queso manchego es curado es mejor que elijamos una cerveza lager intensa. Sin embargo, si el manchego es añejo lo ideal es una cerveza con alta concentración en malta. En el caso de los quesos de oveja, semicurados de oveja, las cervezas que mejor acompañan son las rubias y las doradas.

6. Frutas desecadas

Este tipo de frutas son ideales si queremos aportar un contrapunto dulce al queso. Los dátiles, higos, orejones, pasas y ciruelas desecadas son el acompañamiento perfecto para un queso manchego de poca maduración. Este maridaje es una excelente opción como postre y da mucho juego tanto por la variedad de sabores como por sus diferentes texturas, gustará a todo el que lo pruebe.

7. Aceitunas y encurtidos

Las aceitunas son un clásico del picoteo y si es para acompañar una buena ración de queso mucho mejor. Además de las aceitunas (aliñadas, rellenas, etc.) también podemos maridar el queso con encurtidos como pepinillos, cebollitas o alcaparras.

8. El toque dulce de la miel

Seguro que esta combinación no te sorprende, ya que es un clásico con el que disfrutar del contraste del punto salado del queso de oveja con el dulzor de la miel. Puedes comerlo así o acompañarlo con un poco de pan. Es una mezcla que nunca falla. El queso con miel puede servirse tanto como aperitivo como para el postre, es una cuestión de gustos personales.

9. Frutas frescas

El queso manchego y las frutas secas son una excelente combinación, ya lo dice el refrán “uvas y queso saben a beso”, pero no solo las uvas hacen buena pareja con el queso, también podemos disfrutar de muchas otras como peras, manzanas, fresas, grosellas, frambuesas, higos, moras, granadas o incluso mango. Atrévete con este maridaje de queso manchego y frutas. ¡Te aseguramos que repetirás!

Otras de esas combinaciones que te descubrirán nuevas sensaciones en el paladar son las de queso con anchoas, aceite de oliva, especias, hierbas aromáticas y verduras frescas, haz la prueba, no te defraudará. También puedes probar con diferentes recetas que te harán quedar como un anfitrión genial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.