Viajar, bien sea por trabajo o por diversión, siempre será más fácil cuando lo haces a tu propio ritmo. La pregunta aquí no es en qué hacerlo, sino cómo hacerlo. Un coche es el amigo ideal para llevar a cabo tu viaje sin el menor de los contratiempos. Pero lo cierto es que, conducir en un país puede ser totalmente diferente que en otro… Pero, ¡alto!, no tienes por qué preocuparte, lo más importante es conseguir una licencia internacional para conducir, del resto nos encargamos nosotros. 😉 ¡Toma nota!

Consejos para conducir por todo el mundolicencia para conducir

1. Consigue una licencia de conducción internacional

Vamos a ver, junto con el alquiler del auto, lo que debes hacer es comprobar si tu licencia de conducción es válido en el país destino, si no es así, deberás adelantar los procesos para conseguir una licencia de conducción; créenos, no es proceso complicado.

Lo primero que debes saber es que en ningún momento este documento reemplazará tu licencia original, tan solo tiene validez si tu permiso original se encuentra contigo. Para solicitarlo deberás tener una copia de ella y posteriormente cargar la foto de tu pasaporte y firma. ¡Eso es todo! En cuestión de minutos tendrás en tu correo, de manera digital, la licencia de conducir internacional. Recuerda esto: si tu licencia de conducción está en el mismo idioma que el país destino, lo más probable es que no necesites una internacional.

2. Una buena elección de automóvil

Estamos seguros de que buscarás lo mejor en el mercado, pero ello no significa que tengas en cuenta algunas recomendaciones. Por ejemplo, antes de que rentes un auto, lo primero que debes verificar es el funcionamiento de este; procura revisar que el automóvil te encienda bien, tenga excelentes frenos y que ninguna de sus luces esté fallando. Por otro lado, es importante que el carro que elijas cuente con la documentación obligatoria; es decir, permiso de circulación, la tarjeta de inspección técnica y el adhesivo correspondiente pegado en el parabrisas, y por último, la póliza de seguro obligatoria.

Si rectificas que cada una de estas cosas las cumpla tu vehículo ideal, no tendrás problemas para recorrer todas y cada una de las calles de tu ciudad favorita.

3. Define tu ruta

Si quieres reducir aún más el riesgo de encontrar obstáculos en el camino, nuestra recomendación es que te aprendas una ruta de memoria. Claro, no literalmente, pero sí que tengas presente los pueblos o ciudades por las que pasas y los horarios en los que lo haces, esto con el fin de planificar dónde puedes comer o recargas combustible.

Algunas veces, el GPS no lo es todo y puede dejarte tirado con tan solo la perdida de la señal telefónica. Tu cabeza jamás hará eso, por ello te recomendamos siempre tener en mente un plan, especialmente de ruta; ya verás cómo te ayudará.

4. Consigue un seguro con cobertura en asistencia de viaje

Sí, el carro tiene por ley un seguro contra accidentes, pero lo cierto es que este no cubre la totalidad de ellos, únicamente los más graves. Por este motivo, te recomendamos que adquieras un seguro que además de cubrir cualquier daño del automóvil, tenga a su vez una cobertura en asistencia de viaje.

Este tipo de seguros puedes solicitarlos con la entidad que te renta el coche, porque, casi en su totalidad suelen ofertarlo. Con estos seguros, verás cómo estarán cubiertas muchas situaciones que pueden surgirte durante el trayecto.

5. Nunca te saltes las señales de tránsito

Para cerrar nuestra lista de consejos para conducir en otro país, tenemos que decirte algo más o menos obvio: ¡respeta las señales de tránsito! Sí, aunque sabemos que tú ya lo tenías en mente, para nosotros es importante recalcarlo. ¿Sabías qué la mayoría de accidentes de tránsito ocurren precisamente por no respetarlas?

Lo importante acá es estar atento a toda la señalización vial, en especial de la que te muestra el máximo de velocidad en una vía. Ten en cuenta que otra cosa que siempre querremos evitar serán las infracciones.

Esperamos que con estos pequeños, pero valiosos consejos sobre como conducir por todo el mundo, tengas la seguridad que te hacía falta para tomar el volante de una vez por todas y rodar por el mundo. En cualquier caso, si tienes altercados, inconvenientes o situaciones difíciles durante tu trayecto, no olvides que a tu disposición siempre existirán líneas de emergencia en cada uno de los territorios. ¡No hay nada a qué temerle, disfrútalo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.