¿Cómo planificar tu viaje a Ámsterdam?
Vota el post!

Ámsterdam es una de las ciudades con más personalidad de toda Europa. La capital de los Países Bajos, conocida como la Venecia del norte, desprende una magia especial a través de su sistema de canales, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2010, donde se ubican las coloridas y peculiares casas flotantes que son auténticos iconos de la ciudad. Unos canales que son atravesados por más de 1000 puentes, cada uno de ellos con su historia. Un lugar tolerante que recibe a todos los turistas con los brazos abiertos, aunque el primer paso es saber cómo llegar a Ámsterdam.

Con la capital de los Países Bajos como destino de nuestro viaje llega la hora de la planificación para disfrutar unos días de sus encantos. El mejor medio de transporte para llegar a Ámsterdam es el avión, teniendo en cuenta que numerosas ciudades españolas cuentan con vuelos directos. Una opción rápida y económica que conviene planificar con antelación para encontrar los mejores precios ofertados por las principales compañías aéreas que operan en el país.

Puntos de interes en Amstedam

Una vez conocidas las fechas del viaje llega el turno de buscar alojamiento. Ámsterdam es una de las ciudades más caras de Europa a la hora de buscar hoteles, hostales o albergues. No es extrañéis si encontráis precios desorbitados en cualquier fecha del año, por ello, lo más conveniente es reservar con la máxima antelación posible. La mejor zona para alojarse unos días es el centro de la ciudad, cerca de la Plaza Dam y la estación central de trenes, debido a que desde este lugar se puede llegar caminando a los principales puntos de interés.

Lugares imprescindibles en cualquier visita

Cualquier visita a esta ciudad comenzará en el aeropuerto de Ámsterdam-Schiphol, el cuarto más grande de Europa. Este lugar cuenta con el Rijksmuseum, el primer museo del mundo ubicado en un aeropuerto. Su entrada es completamente gratuita y cuenta con exposiciones que se van renovando con el tiempo. Maravillados por las obras de los pintores holandeses más reconocidos de la historia, es momento de coger la maleta y montarse en el tren para llegar al centro de la ciudad. Este medio de transporte es la mejor opción para desplazarse, ya que en 20 minutos conecta con la estación central de trenes, lugar perfecto para dejar el equipaje en uno de los alojamientos elegidos anteriormente.

Viaje a Amsterdam

A estas alturas del viaje ya habrás podido comprobar que la barrera del idioma no es ningún problema en un país donde la mayoría de sus habitantes tiene el inglés como segunda lengua. En cualquier caso, la siguiente parada es la plaza Dam, corazón neurálgico de la ciudad. Un lugar que cuenta con monumentos y edificios importantes como el Palacio Real, el museo Madame Tussaud y la iglesia Nieuwe Pleiny.

Grachtengordel es uno de los barrios más llamativos de la ciudad y uno de los más bonitos de Europa. Aquí se encuentran los tres canales más importantes de Ámsterdam como son Keirersgratch, Prinsengracht y Merengracht. Un lugar único para recorrer a pie pasando por sus puentes iluminados y contemplando sus pintorescas casas flotantes. Sin embargo, otra de las opciones más interesantes es dar un paseo en barco para conocer la ciudad desde otra perspectiva.

Cerca de Prinsengrach se encuentra otro de los edificios más representativos y con más historia de la ciudad, la casa de Ana Frank. En este lugar, concretamente en una casa trasera ubicada en una pequeña fábrica de pectina y especias, estuvieron escondidos Ana Frank y su familia durante la Segunda Guerra Mundial refugiándose de la persecución de los nazis. Un museo muy concurrido por los turistas y que siempre cuenta con colas a la hora de la visita, por ello es aconsejable acudir con entradas anticipadas o a primera hora de la mañana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.