7 Consejos para viajar a República Checa. ¡No te los pierdas!
5 con 1 voto[s]

Cuando buscamos un destino para disfrutar y aprender, tendemos tendencia a decantarnos por lugares que colmen nuestras expectativas por medio de localizaciones repletas de historia, monumentos, cultura y diversión. Y si éste es tu objetivo para tus próximas vacaciones, un destino que deberás tener muy en cuenta es la República Checa, un hermoso país de Europa que se ha convertido en un importante destino turístico, sobre todo por su capital, Praga. Hoy, en El Viajero Feliz, te traemos una serie de consejos que deberás tener en cuenta en caso de decantarte por dicho país, como la documentación necesaria, las mejores rutas y ciudades y comparar precios de cambio. ¡Descúbrelos junto a nosotros!

7 Consejos para viajar a República Checa.

1. Documentación

Como hemos dicho, la República Checa es un país que pertenece al continente europeo, por lo que todos aquellos miembros de la comunidad europea sólo necesitarán el carnet de identidad (vigente, por supuesto) para ingresar en el país. El resto de países, necesitarán el pasaporte. De todas maneras, te recomendamos que visites alguna página oficial donde puedas consultar los requisitos dependiendo de tu país de origen.

7 Consejos para viajar a República Checa. ¡No te los pierdas!

2. Cambio de dinero

Aunque la República Checa pertenece a la comunidad europea, este país maneja su propia moneda: la corona checa. Hasta el momento se mantienen firmes en la decisión no utilizar el euro como moneda oficial, a diferencia de sus países vecinos. Sin embargo, dentro del país, en los lugares turísticos, es aceptado el euro y puedes utilizarlos sin problema. De todas maneras, nosotros te recomendamos que el llegar a este país busques la manera de hacer un cambio euro- corona checa, así te evitarás abusos o malos momentos, ya que podrás encontrar que algunos lugares más informales quieran cobrar alguna comisión por el cambio.

3. Época del año para viajar

La época perfecta para viajar a República Checa dependerá exclusivamente de tus preferencias, pero a rasgos generales podemos afirmar que la mejor opción es ir en primavera, pues el clima es más agradable y la afluencia de turistas es razonable. Durante el verano, el turismo se incrementa muchísimo y conocer los lugares emblemáticos se hará un tanto difícil, mientras que durante el invierno queda completamente descartado para aquellos que no sean amantes del frío. Por último, durante el otoño abundan las lluvias y los días grises.

4. Idioma y zona horaria

República checa cuenta también con un idioma propio: sí, el 90% de la población habla checo. Sin embargo, la gran mayoría de la población habla al menos inglés es un nivel básico. Por lo que hacerte entender no será tan difícil, con una cuantas palabrillas en inglés básico, seguro que podrás comunicarte. Por otro lado, República Checa tiene el mismo horario que España (UTC +01:00). Por lo que si estas en España y piensas visitar este país, no tendrás problemas de jet lag, ni nada parecido.

5. Dejar propinas en República Checa

Aunque en muchos países dejar propina puede ser un problema e incluso un insulto, en República Checa no existe este problema, ya que, de hecho, dejar propina está bien visto y es muy apreciado. Incluso notarás que en muchos establecimientos (mayormente restaurantes) la tarifa para la propina puede llegar a ser de entre 5 y 15%. Además, los taxis suelen esperar propina, y en los hoteles también es habitual, así que tenlo en cuenta. ¡Ah! Y no olvides entregarla directamente en la mano de la persona que la recibe, nunca sobre mesas u otros objetos.

7 Consejos para viajar a República Checa. ¡No te los pierdas!

6. Transporte

Otro consejo que te damos antes de visitar este país es que para movilizarte uses el transporte público, sobre todo la red de trenes, que conecta prácticamente todo el país. Si eres un amante de la independencia que te otorga el coche, también puedes estar tranquilo: pues es una opción segura. Los ciudadanos checos son respetuosos al volante y para los turistas no hay mayor complicación. Con tu carnet de manejo internacional es suficiente.

7. Conocer más allá de Praga

La ciudad más conocida de República Checa es sin dudas su capital, Praga. Pero precisamente por ser la más conocida, es la que más turistas recibe en el año. Así que siempre encontrarás una congestión de personas. Lo que la mayoría de la gente no sabe es que hay otras ciudades de Praga que tienen incluso más lugares y monumentos que la propia Capital y que pueden ser una excelente opción para el turista.

Así que no te quedes sólo en Praga, atrévete a conocer lugares como Kutná Hora, una ciudad poco conocida pero muy importante, al ser considerada como el mayor tesoro del país. También puedes visitar Brno, Pilsen, Český Krumlov,  y claro Telč donde encontrarás una cantidad de monumentos entre los cuales destacan doce, al estar inscritos a la lista del Patrimonio Cultural de la UNESCO.

Esperamos que estos consejos te sean de gran ayuda y utilidad para que tu viaje a República Checa sea el mejor. Recuerda de informarte lo más que puedas sobre tus destinos y no dejes de visitar nuevos lugares. Cuéntanos que te ha parecido este artículo y comparte con nosotros más consejos para visitar República Checa.