Hay lugares en los que apetece perderse para no salir jamás de ellos. Los jardines de Aranjuez entran, sin duda, en esa categoría. Idílicos, inmensos, hermosos en cualquier estación de año, perfectos para relajarse, para dar un agradable paseo, para jugar con los niños…¿Se puede pedir más?

El que fuera lugar de recreo de los reyes, con sus setos, sus parterres, sus estatuas y sus fuentes hoy está al alcance de todos. Empezamos un maravilloso recorrido por los jardines de Aranjuez ¿Vienes?

Jardín del Príncipe

Jardin-del-Principe-de-Aranjuez

Más que un jardín, este lugar es una sucesión de jardines que se fueron creando a lo largo del siglo XVII siguiendo el gusto paisajístico de la época. Unos jardines que encierran una fantástica riqueza botánica y que se han cuidado con mimo desde el mismo momento de su creación

Realmente es de esos lugares difíciles de describir. 150 hectáreas de árboles centenarios, con un porte impresionante: plátanos, tilos, robles, arces…En primavera es un espectáculo de color y en otoño, con la caída de la hoja, es sencillamente grandioso.

Otoño-en-el-Jardin-del-Principe-de-Aranjuez

Difícil es describir su belleza, mucho más elegir un rincón. Nos quedaremos con uno de los más famosos y pintorescos, el Estanque de los Chinescos. Se trata de un pequeño lago en el que se pueden contemplar un templete griego y otro chinesco. Un lugar algo apartado, pero delicioso.

Y, por cierto, no te pierdas en Museo de Falúas, alberga  fantásticas embarcaciones que los monarcas usaban para sus paseos por el Tajo.

Jardín de la Isla

Jardin-de-la-Isla-de-Aranjuez

Adivina por qué se llama así. Sí, está rodeado prácticamente por el río Tajo. Es un hermoso jardín, cómo no, con numerosas fuentes y una serie de parterres de formas geométricas que se distribuyen rodeando un eje central.

No te pierdas el Salón de los Reyes Católicos, un impresionante paseo con fantásticos ejemplares de plátanos a los lados ¡Y vaya si te sientes como un rey cuando paseas por él!

Por cierto, este jardín, de diseño muy diferente al Jardín del Príncipe, es bastante más antiguo, ya que su aspecto actual se diseñó en el siglo XVI.

Jardín del Parterre

Jardin-del-Parterre-de-Aranjuez

Pequeño en comparación con los anteriores, pero absolutamente adorable. Situado junto a la fachada este del palacio y flanqueado por el Tajo, tiene tres fantásticas fuentes: la de Hércules y Anteo, la de Ceres y la de las Nereidas.

Y, en un lado encontrarás un maravilloso rincón, el Jardín de la Estatuas. Es un pequeño recinto en el que podrás admirar dentro de unos nichos los bustos de 14 personajes relevantes de la historia. Un pequeño jardín casi secreto que Felipe II mandó construir y que se disfruta especialmente desde las habitaciones del palacio.

Aranjuez aún tiene más rincones y más jardines maravillosos, pero tendrás que descubrirlos tú. Créenos, merece la pena, por algo este lugar fue declarado como Paisaje Cultural Patrimonio de la Humanidad.

¿Te ha gustado? Si es así, visita con nosotros La Granja de San Ildefonso, otro rincón bellísimo que los monarcas españoles convirtieron en lugar de recreo y descanso.

Imágenes: Pablo CabezosJose Javier Martin EspartosaPablo CabezosJavier Belloso Martinez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.