Hay una gran cantidad de tipos de alojamiento que se adaptan a las preferencias de todas las personas. Es decir, dependiendo del destino turístico, habrá una determinada disponibilidad de diferentes establecimientos, que ofrecerán diversas opciones para que se queden los viajeros. Para ello, toman en cuenta aspectos clave como la comodidad, la accesibilidad, utilidad y la variedad de servicios que ofrecen.

No obstante, los servicios de hospedaje se encuentran en constante cambio y modernización, debido a que los consumidores son mucho más exigentes que en épocas anteriores. En ese sentido, ya no basta solo con un techo para pasar la noche. Ahora, lo que se busca es un servicio amplio que le ofrezcan una mayor utilidad al cliente. Por eso es que hoy en día hay una mayor cantidad de ofertas de alojamiento que varían según lo que quiera la persona.

¿Cuáles son los diferentes tipos de alojamiento?

Cuando partimos en un viaje, lo principal es tener claro donde nos hospedaremos, debido a que existe una clasificación hotelera que depende del costo, el clima, etc. Por tal motivo, te comentaremos los tipos de alojamiento más comunes y lo que los diferencia del resto.

1. Hoteles

Hoteles

No cabe duda que los hoteles son los principales sitios de hospedaje y los más conocidos por las personas. Se caracterizan por ofrecer una amplia gama de servicios que suelen ser de gran utilidad para el cliente. Por otro lado, ante la gran diversidad de hoteles que existen, suelen clasificarse desde 1 a 5 estrellas para definir la calidad de su servicio.

2. Alojamientos en la naturaleza

Tipos de alojamiento en la naturaleza

El turismo sostenible o de aventura se empieza a convertir en una tendencia, por lo que los hoteles en plena naturaleza también. Su principal característica es que se encuentran situados en medio de la naturaleza, limitados por extensas montañas o ubicados a orillas de playas, reservas o parques naturales. En estos alojamientos, las vistas increíbles no faltarán.

Contrario a lo que se cree, son tipos de alojamiento muy completos que no fallan en ofrecer todo tipo de servicios que el huésped pueda necesitar. Asimismo, se destacan por contar con un diverso número de actividades al aire libre que los clientes pueden realizar.

3. Bed & Breakfast

Bed & breakfast

Es uno de los tipos de alojamientos más comunes, caracterizados por incluir el desayuno en el precio total de la habitación. Son muy frecuentes tanto en grandes ciudades como en pequeñas localidades, y suele ser un hospedaje bastante sencillo con un estilo y ambiente tradicional.

Incluso, tienen un ambiente tan familiar que en algunos casos son los mismos dueños quienes personalmente se encargan de manejar el negocio. Hasta llegan a vivir allí mismo. Se trata de un concepto de alojamiento originario de Europa que luego se trasladaría al mercado estadounidense.

4. Hostales

Podría decirse que es un hotel pero con menos virtudes. Por lo tanto, es más económico y la opción ideal para mochileros o personas que viajan con un presupuesto ajustado. Alrededor de los hostales existe un concepto en el que se cree que es un alojamiento que carece de higiene y que el máximo servicio que ofrecen es una atención las 24 horas, además de baños compartidos.

Lo cierto es que hay una enorme variedad de hostales, pero todos se caracterizan por tener un servicio de limpieza eficiente y completo. Asimismo, hay algunos que solo ofrecen lo básico, mientras que hay otras opciones que cuentan con instalaciones mucho más modernas y cómodas.

Por otro lado, en los hostales los dormitorios suelen ser compartidos. Es decir, pueden ser femeninos, masculinos y mixtos. También el baño, pero dependerá más que nada del hostal, dado que algunos incluyen el baño en la habitación o cabe la posibilidad de que también se compartan entre todos los clientes.

5. Campings

Campings

Los campings son otro de los tipos de alojamiento más comunes, los cuales tienen un lugar especial para los que viajan en autocaravanas. Se tratan de extensos terrenos que cuentan con todos los servicios básicos (baños, duchas, áreas de entretenimiento, entre otros). Su público objetivo suelen ser aquellas personas que prefieren una experiencia al aire libre o cercana a la libertad.

Se caracterizan por ser un conjunto de residencias, casas individuales o incluso bungalows pequeños que están completamente equipados.

6. Resorts

Tipos de alojamiento - Resorts

Un resort es como un hotel, pero con la diferencia de que ofrece una mayor cantidad de actividades a sus huéspedes. En ese sentido, son uno de los tipos de alojamiento que cuentan con paquetes que incluyen experiencias recreativas destinadas tanto para los adultos como para los niños.

Por otro lado, suelen estar ubicados en playas y en zonas de montaña, debido a que son áreas que pueden albergar una enorme cantidad de actividades al aire libre. Además, otra de sus principales ventajas es que suelen incluir un plan de alimentación completo para el cliente para una mejor experiencia.

7. Airbnb

Airbnb, plataforma de hospedaje

Si bien no es un lugar como tal, es lo más moderno en cuanto a los tipos de alojamiento se refiere. Se trata de una plataforma que funciona como intermediario entre aquellas personas que buscan alquilar un espacio y aquellos que buscan un lugar donde hospedarse.

Es una gran alternativa a los servicios hoteleros tradicionales, dado que suelen ser más económicos y accesibles, donde benefician tanto a los viajeros como a los que ofrecen su espacio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.