Vota el post!

El Lago Natron en Tanzania es simplemente increíble. Tu mente te dirá que tiene que ser falso, mostrándose tan hostil y tan poco conocido. Además, no parece haber suficiente información online sobre cómo viajar al Lago Natron y explorar sus sorprendentes colores rojos. Pero, no os preocupéis, para eso estamos nosotros. ¿Te animas a viajar con nosotros? Vamos a descubrir este increíble lago de sangre, ¡te sorprenderá!

El lago de sangre de Natron, Tanzania

El Lago Natron es un lago muy especial. Comienza como un lago común de agua azul y luego cambia lentamente a un naranja, marrón lodo y termina como la superficie de color rojo sangre, que se ve en las fotos. Pero, ¿por qué es el lago Natron rojo?

A medida que el nivel de sal en el lago Natron sube, los microorganismos amantes de la sal comienzan a prosperar en el agua alcalina sódica y, finalmente, producen estos pigmentos rojos. Curiosamente, son precisamente estos pigmentos fotosintéticos rojos de los microorganismos los que dan a los miles de flamencos en el lago Natron su color rosado. Alucinante, ¿verdad?

El lago de sangre de Natron, TanzaniaPero, como decimos, llegar aquí no es una tarea fácil. Sobre todo porque ver los colores rojos del lago Natron solo es verdaderamente posible desde el aire. Así que para llegar, además de conducir y caminar, tendrás que organizar un viaje a la parte superior del valle del Rift, al oeste del lago Natron. Pero, además, todo depende de la pistas de tierra, la lluvia y la capacidad y el conocimiento de tu conductor (casi no hay carretera asfaltada). Su dificultad dice que ¡merece la pena!

El lago de sangre de Natron, TanzaniaOtra opción es buscar una tienda de motocross en la región, pero te llevará dos noches y muchas horas de conducción a través de las regiones áridas. Si el tiempo es esencial para ti, te recomendamos volar sobre el lago Natron, que será tu mejor y más cara solución. Se puede despegar desde Moshi en un vuelo de dos horas y media de las más hermosas llanuras, el impresionante volcán activo Ol Doinyo Lengai (también llamado montaña de los dioses) y, finalmente, el alucinante Lago Natron.

Aunque los vuelos fletados privados son mucho más caros que conducir hasta allí, apreciarás el viaje mucho más desde el cielo. Sin duda, será el vuelo de tu vida. Si estás en Tanzania, no te puedes perder nuestro artículo sobre la increíble Reserva Selous.

Imagen: Soaring Flamingo y Marc Veraart vía Flickr