Se puede decir que el deporte es el fenómeno humano más popular en el planeta. Podemos observarlo en todas las culturas a nivel mundial, independientemente de la clase social, el idioma, la religión, la raza y el sexo. Este interés solo ha crecido con los años. De hecho, las casas de apuestas virtuales han contribuido muchísimo con este creciente interés en los deportes. Especialmente porque las innovaciones informáticas le han permitido a los usuarios disponer de todas las medidas de seguridad apostando, sobre todo, cuando se trata de las mejores casas de apuestas online de España, que podemos encontrar en los portales comparadores.

Hoy día, y en todo el mundo, miles de millones de personas practican sus deportes favoritos todos los días y los observan en vivo o en televisión, con la inconfundible pasión propia de los hinchas. Además, gastan exorbitantes cantidades de dinero apostando por sus equipos y jugadores preferidos en las casas de apuestas físicas y virtuales. Es natural, entonces, que surja un tipo de turismo enfocado en estas actividades.

Es así como nace el turismo virtual, una industria que se encuentra en pleno boom en España y el mundo. De hecho, se ha reseñado que 2,5 millones de turistas extranjeros vienen anualmente a España con el “deporte” como interés principal; dejando en el país unas ganancias cercanas a los 2000 millones de euros cada año. Pero no solo podemos pensar en los extranjeros que vienen. El turismo deportivo es tan amplio que también podemos hablar de los españoles que salen de su país para hacer turismo deportivo en otros países. También están, por supuesto, los españoles que viajan dentro de su mismo territorio buscando experiencias deportivas inolvidables.

Para entender el turismo deportivo, hay que saber que este, generalmente, se divide en cuatro amplias categorías: el turismo de eventos deportivos, el turismo de nostalgia deportiva, el turismo deportivo activo y el turismo deportivo pasivo. Veremos un poco más a fondo cada uno de estos tipos a continuación.

1. El turismo de eventos deportivos

turismo de evento deportivo

El turismo de eventos deportivos es el que se da cuando las personas viajan específicamente para presenciar un evento deportivo en particular. Por lo general, pensamos en eventos de relevancia mundial como los partidos de la Copa Mundial de Fútbol, el torneo de Wimbledon, la Copa del Rey o las Olimpiadas (aunque las Olimpiadas que se celebrarán este verano en Tokio serán un caso particular, pues no se permitirán espectadores extranjeros en el público). Sin embargo, también se considera turismo de eventos deportivos el que ocurre cuando los turistas viajan para ver eventos de menor importancia, como torneos o campeonatos regionales, juveniles o escolares.

2. El turismo de nostalgia deportiva

El turismo de nostalgia deportiva ocurre cuando los turistas viajan para conocer atracciones turísticas famosas en el mundo del deporte. Estos turistas celebran el deporte presente o actual, aunque no necesariamente son conocedores del tema. Por lo general, se considera turismo nostálgico deportivo esos viajes en los que se visitan museos, salones de la fama o importantes estadios donde juegan los equipos favoritos del público. Tres atracciones favoritas para los turistas en España son: visitar el museo del FC Barcelona, hacer el Tour del Bernabéu del Real Madrid y conocer La Vila Olímpica del Poblenou, que es la villa olímpica que se construyó en Barcelona para las Olimpiadas de 1992.

3. El turismo deportivo activo

turismo deportivo activo

El turismo deportivo activo consiste en turistas viajando a un lugar determinado para practicar in situ su deporte o actividad física favorita. Esto es lo que sucede, por ejemplo, con los senderistas y ciclistas que deciden salir a conquistar el Camino de Santiago. También está el caso de los atletas más extremos que viajan buscando las mejores playas de España para practicar deportes acuáticos. Los turistas deportivos activos se pueden clasificar en tres grupos según la intensidad y dedicación de su práctica deportiva: turistas deportivos amateur, turistas deportivos aficionados y turistas deportivos profesionales.

4. El turismo deportivo pasivo

Los turistas deportivos pasivos, que son aquellos que disfrutan presenciar el deporte o que viajan para ver a otros hacerlo, no deben menospreciarse por ser simples espectadores. Por lo general, son fanáticos de la disciplina y a menudo contribuyen económicamente con los atletas o con instituciones que están asociados al deporte que presenciarán. Hay un solapamiento con el turismo deportivo pasivo y el turismo de eventos deportivos cuando un turista viaja para ver un evento particular. Muchos turistas deportivos pasivos también viajan para presenciar un deporte y además para apostar en las casas de apuestas deportivas locales del evento. En cambio, las casas de apuestas deportivas online les permiten a sus usuarios hacer todo tipo de apuestas y seguir una gran diversidad de deportes independientemente del lugar del mundo donde se encuentren.

Es evidente que el turista deportivo toma distintas formas, pero nunca debe ignorarse la importancia de estos para impulsar la economía del lugar a donde viajan. El deporte es acaso el gran elemento unificador del ser humano, y es capaz de unir a personas de los rincones más lejanos del mundo a través de algo en común.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.