Desde la llegada de la pandemia a nuestras vidas, muchos de nosotros nos hemos visto obligados a pasar la mayor parte de nuestro día a día encerrados en casa, con miedo a contraer el temido virus y facilitar su propagación. Con la llegada de las vacunas, sin embargo, la situación parece experimentar una considerable mejora. Es por ello que mucha gente está empezando a salir de viaje con cada vez más frecuencia, para desconectar un poco de esta situación tan estresante y crear así nuevos recuerdos que nos dejen acabar el año con mejor sabor de boca.

Da rienda suelta a tu lado más artístico

dibujo paisaje

Durante nuestras visitas turísticas, lo típico es salir en busca de las edificaciones emblemáticas del lugar al que hayamos decidido ir para poder experimentar su belleza de primera mano. Una manera de exprimir al máximo este tipo de experiencias es a través del dibujo, proceso mediante el cual conseguiremos apreciar mejor la arquitectura de la edificación por medio de su plasmado en nuestro bloc de dibujo.

Seguramente estés más que familiarizado con la figura del típico dibujante misterioso. Aquel que se posa delante de un paisaje o edificio y que, en completo silencio y sin vacilar, saca un bloc de dibujo en blanco. Luego procede a ilustrar lo que está viendo allí. Esta es una práctica bastante frecuente por parte de la gente con tendencias artísticas, y que resulta muy enriquecedora para todo aquel que la practica, ya se trate de todo un experto de este arte o de alguien que acaba de empezar a dibujar.

Esto se debe no solo a lo que comentábamos en párrafos anteriores sobre cómo el dibujo nos permite apreciar mejor los detalles de la arquitectura que conforma la edificación de nuestro interés. Más allá de esto, mediante la ilustración, podemos crear un recuerdo único de ese momento de nuestro viaje en el que decidimos dejarnos llevar por la belleza del atractivo turístico, grabando mejor las imágenes en nuestra cabeza y reforzando la experiencia vivida durante nuestro viaje.

Todo artista debe contar con herramientas de dibujo de calidad

dibuja tus viajes

En el caso de que nos queramos asegurar de que nada saldrá mal a lo largo del proceso de dibujo, resulta fundamental contar para ello con los materiales de dibujo de calidad que nos permitan obtener los mejores resultados posibles. Para ello siempre podemos contar con los productos ofertados por tiendas especializadas en manualidades y bellas artes, cuyos catálogos nos darán a elegir entre una amplia variedad de herramientas de dibujo con diferentes acabados que conseguirán adaptarse a nuestros gustos personales. Todo ello, por supuesto, garantizando la calidad que cabe esperar de un negocio enfocado a productos de bellas artes.

Existe todo un sinfín de tiendas online dedicadas a la venta de estos productos, por lo que tendrás que llevar a cabo una pequeña labor de investigación en busca de la tienda de pinturas que ofrezca sus productos con la mejor relación calidad-precio en el caso de que quieras sacar el mayor provecho posible de la inversión que vayas a hacer.

No dejes que los errores te impidan disfrutar del momento

Si no estás familiarizado con esta disciplina artística, es probable que lo que hemos comentado en  este artículo te resulte abrumador. Al fin y al cabo, todos queremos hacer dibujos espectaculares que consigan reflejar lo mejor posible aquello que tanto nos interesa plasmar en nuestro bloc, disponiendo así de un souvenir bonito que podamos enseñar con orgullo a nuestros seres queridos.

Sin embargo, algo que solemos olvidar a la hora de comenzar a invertir nuestro tiempo en un hobby se trata de que, al empezar, nadie sabe desenvolverse bien. Los primeros dibujos serios de prácticamente todo el mundo contarán con todo tipo de defectos. Estarán mal sombreados, tendrán mala perspectiva, no conseguirán capturar bien los detalles… entre otros. Pero no se trata solamente de hacer el mejor dibujo posible de nuestro viaje, sino de grabar el momento en nuestra memoria. El momento en que estamos delante del edificio, cuya belleza no podemos evitar que nos asombre y que nos incita a ilustrarlo en nuestro bloc. Ese momento en el que nos damos cuenta de por qué decidimos llevar a cabo el viaje que con tanta ilusión habíamos planeado. Ese momento.

Dibujar es tan solo una de las muchas maneras que tienen los seres humanos de expresar lo que sienten y lo que piensan. Ilustrar un edificio, lejos de carecer de mensaje alguno, tiene de base la más profunda admiración por la obra arquitectónica que ha conseguido cautivar nuestras sensaciones. En el caso concreto que hemos estado discutiendo, se trata además de una celebración de ese momento en el que conseguimos, aunque fuese por unos minutos, olvidarnos del mundo que nos rodea y centrarnos únicamente en nuestra felicidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.