Vota el post!

Esta maravillosa estampa compuesta por pirámides y cielo estrellado nos llega desde el enigmático Egipto que aún tiene muchas maravillas que mostrar como las de la Montaña Pura o Gebel Barkar. Un lugar místico que conserva aún toda su magia. Y aunque se parezca mucho a Egipto te sorprenderá saber que en el país más grande de toda África se conservan los restos de una de las ciudades más legendarias del mundo antiguo el Reino de Napata y de su poderoso emperador Tutmosis III.

La Montaña Sagrada y el Tesoro de Sanam

Si estás interesado en venir a hasta este lugar puedes aterrizar en la capital de Sudam Jartum y, desde aquí, desplazarte hasta la actual ciudad de Karima que es el punto más cercano al recinto arqueológico de Jebel Barkal.

KarimaCasi como un oasis en medio del árido desierto sudanés encontramos la ciudad de Karima donde nos podemos alojar durante nuestro viaje en la Montaña Sagrada. Es el lugar más alto de esta parte del valle del Nilo donde el río forma una ensenada entre la tercera y la cuarta catarata. El agua parece fluir en dirección opuesta, un efecto óptico que los antiguos interpretaban como una marca divina.

Monolito Jebel BarkalEl Jebel Barkal, Montaña Sagrada,  es una colina de 500×500 metros considerada divina y guarda cierta similitud con una de esas coronas que llevaban los faraones en forma de serpiente. Quizás esto hizo pensar que este fuese el lugar donde moraba Amón y lo convirtieron en una especie de centro religioso y cultural donde surgió el Reino de Napata que nos da la bienvenida con estas dos estelas u obeliscos dedicados a Tuttmosis III y a Harsiotef.

Jebel Barkal r.Hoy, toda la zona es Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO y es que el recinto arqueológico comprende los restos de 13 templos entre los que se encuentra el Templo de Amón o el Templo o Tesoro de Sanam y el Thifonion, la Necrópolis de Kurru y Necrópoli de Nuri que como puedes ver lo merece.

Piramides de Jebel BarkalLas pirámides del sitio de Jebel Barkal son más estilizadas, con bases más pequeñas y líneas más verticales. En su interior se han encontrado los faraones del periodo Meorítico, fragmentos de la historia del pueblo y pasajes del libro de los muertos.

Templo de AmonA los pies de la Montaña Sagrada podemos visitar los restos del Templo de Amón de la XIX dinastía egipcia que estaba precedido, con toda probabilidad, por una avenida que lo conectaba directamente con el embarcadero del puerto. Las habitaciones del templo las encontramos al reparo de la montaña sagrada escavadas en su interior y decoradas por preciosos bajorrelieves y figuras esculpidas del dios Bes.

Templo ThifonionIgualmente impresionante es el Templo Thifonion con sus imponentes monstruos «Tifones» relacionado con los fenómenos naturales como las tormentas y las erupciones de los volcanes.

Tesoro de SanamOtra joya del lugar es el Templo de Sanam llamado también Tesoro de Sanam. Se trata de una construcción de forma rectangular que, en la actualidad, sigue siendo objeto de estudio. En su interior se conservaban bienes de lujo que llegaban a la ciudad como resultado del comercio de caravanas. ¡Impresionante!

Todo un tesoro es en su conjunto este recinto arqueológico. ¿No te parece?

Imágenes: MysteryPlanet.com.ar, julie dewilde, Carsten ten Brink, smseigel, Laura, Megaera Lorenz