Vota el post!

Parece sacado de un cuento el cuatro país pequeño de Europa, con belleza encantadora que deslumbra a quienes lo conocen. ¡Descubre con nosotros el escondido Principado de Liechtenstein!

Liechtenstein

Con apenas 160 kilómetros cuadrados, el Principado está rodeado por Suiza y Austria sin salida al mar entre estos grandes –por así decirlo– países. Liechtenstein no tiene un aeropuerto, pero puedes llegar desde Zúrich donde está el más cercano, o hacerlo por tren.

¿Qué hacer en Liechtenstein?

Liechtenstein

El país es una maravilla donde sea que mires, sin mencionar la economía, ya que es de lo más ricos del continente y además, paraíso fiscal. Cuenta con hoteles, hostales, hermosas cabañas y casas rurales, para todo tipo de turista.

Liechtenstein es perfecto para hacer senderismo, ya que al estar ubicado en los Alpes y el valle del Rin, ofrece bellas panorámicas montañosas. Lo genial del país son los kilómetros de caminos que tiene para recorrer en bicicleta y llegar a otras ciudades. Por supuesto, es mucho más sencillo llegar en automóvil o autobús.

De Vaduz al resto del país

Liechtenstein

Geográficamente hablando, Vaduz está en un punto estratégico del Principado. Desde allí se puede partir sin problema alguno al resto de las ciudades.

El Castillo de Vaduz es la atracción principal de la capital que lleva el mismo nombre. En él vive la realeza de Liechtenstein desde hace más de 300 años. Una visita al Museo Nacional de Vaduz y la Catedral de San Florián son paradas obligadas mientras estés en la ciudad. El Kunstmuseum Liechtenstein es uno de los edificios más llamativos, orientado al arte moderno.

Liechtenstein

Balzers está a 8 kilómetros de la capital: aquí está el segundo y último castillo de Liechtenstein, el de Gutenberg. También puedes llegar a la capilla de San Pedro. En la ciudad de Triesenberg, situada sobre el valle del Rin con pintorescas casas antiguas adornadas con bellas flores del lugar, está el teleférico para llegar a la cima de la montaña y practicar deportes; en tu paso por aquí, recuerda visitar el museo dedicado a la comunidad suiza Walsers.

Liechtenstein

La mayoría del atractivo, digamos, arquitectónico está en Vaduz, pero seguramente amarás Liechtenstein por su paisaje natural tan cautivante. ¿Viajarías este pequeño paraíso? ¡Comenta y comparte con nosotros!

Imágenes: Philip Roelandpaul bicaDennis JarvisBossirytcwhereisemil.