Si te consideras un fanático del esquí, entonces estarás al tanto de la importancia de planear con la suficiente antelación las mejores pistas a las que acudir cuando se acerque la temporada. A continuación vamos a hablarte de las pistas más recomendadas

situadas dentro de Grandvalira, una de las estaciones de esquí más conocidas de la zona de los Pirineos, en Andorra.

Plano de las diferentes pistas de esquí de Grandvalira

Grandvalira dispone de una enorme cantidad de pistas de esquí adaptadas a todos los niveles, tal y como podemos ver en el siguiente plano:

plano pista de esqui

Clasificación en colores de las pistas de esquí

Por si no estás familiarizado con la clasificación de las diferentes pistas de esquí, estas se dividen en:

  • Pistas verdes: se trata de aquellas perfectas para los que están comenzando a dar sus primeros pasos en este deporte. Pistas anchas con una inclinación máxima del 15%, en los que el riesgo de sufrir daños por caídas es prácticamente inexistente.
  • Pistas azules: ideales para aquellos esquiadores de nivel intermedio. Si te identificas con este nivel de experiencia de esquí, circular por este tipo de pistas resultará fundamental para llevar tu técnica al siguiente nivel. De forma similar a lo que encontramos en las pistas verdes, las azules también se caracterizan por desniveles escasos, superficies anchas y carentes de baches repentinos que puedan provocar caídas.
  • Pistas rojas: a partir de aquí solo deberían involucrarse los esquiadores de nivel avanzado. Encontramos desniveles importantes que hacen que la circulación se produzca a gran velocidad. Pueden encontrarse zonas estrechas, cambios de rasante y baches como los mencionados en el apartado anterior.
  • Pistas negras: zonas con pendientes de hasta el 50%, estrecheces, cambios de pendiente y multitud de baches. Sin duda, un desafío solo apto para los esquiadores de más alto nivel.

Las pistas de esquí de Grandvalira que debes conocer

Las pistas de esquí en Grandvalira

Ahora que conoces la clasificación utilizada para dividir las diferentes pistas de esquí, veamos a continuación cuáles son aquellas a las que debes ir cuando acudas a la estación de Grandvalira:

Esquí en Grandvalira para los recién estrenados en el deporte

En el caso de que estés empezando en el mundo del esquí, lo más recomendable es que acudas a las pistas situadas en el pueblo de Encamp, los más cercanos a la capital. Una de las características más destacables de estas pistas es que pueden accederse a través del funicular Funicamp: el más largo de toda Europa, que atraviesa los valles de Grandvalira hasta llegar a las pistas de Soldeu.

Lo mejor que puedes hacer para aprender a esquiar es contar con clases de esquí para debutantes, aprovechando para ello las Ofertas Grandvalira. En esta zona, los monitores podrán guiarte hasta las zonas ideales para tu iniciación y progreso hasta llegar a niveles más altos. Cuando te sientas con más confianza, puedes utilizar la cinta transportadora de la zona alta de Soldeu para llegar a una pista azul de mayor dificultad.

Tras haber hecho esquí por esta zona, una de las ventajas que puedes aprovechar es la proximidad a la capital Andorra la Vella para acudir a la zona comercial de Escaldes-Engordany y poder hacer shopping allí. También puedes relajarte en el centro termal de Caldea.

Las pistas de esquí de alto nivel más recomendadas de Grandvalira

En caso de que andes buscando pistas de mayor nivel, traemos justo lo que necesitas. Situada en el sector de El Tarter encontramos una pista roja de orientación norte y cotas que oscilan entre los 2.100 y 2.500 metros: la pista Miquel Baró. Con accesos algo más anchos que permiten el tráfico de esquiadores, puede llegarse a las pistas Miquel y Llop (pista “hermana” que discurre de forma casi paralela a Miquel, pero algo más estrecha) a través del telesilla Llosada, con el que puedes disfrutar de impresionantes vistas que debes experimentar.

También podemos encontrar las pistas rojas del sector de la Obaga de les Solanelles, que discurren prácticamente paralelas entre sí y se emplazan en cotas que oscilan entre los 2.300 y 2.400 metros. Conocidas como las Obagot 1, 2 y 3, estas pistas son poco frecuentadas y puede accederse a ellas a través del telesilla de Solanelles, permitiendo así su rápido y continuo disfrute.  Sin duda, una de las mejores opciones de las que pueden disfrutar los más experimentados en el mundo del esquí.

Estas son algunas de las pistas más recomendadas que pueden encontrarse en la estación de esquí de Grandvalira. Recuerda que, lo más importante, es reconocer tu nivel de experiencia en este deporte y, en base a ello, elegir la pista que permite un mayor disfrute del esquí evitando la mayor cantidad de accidentes posible. Además, la cercanía a la capital te permitirá disfrutar de las comodidades que Andorra pone a disposición de sus visitantes, tales como sus restaurantes, zonas comerciales, centros termales y mucho más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.