Sicilia es uno de los destinos más apetecibles para unas cortas vacaciones. Destaca por la diversidad de sus atractivos turísticos: playas, ciudades monumentales, ruinas, paisajes volcánicos…, así como por su atractiva gastronomía.

Debido a su estratégica posición en el Mediterráneo, durante siglos fue colonizada por las civilizaciones antiguas. Griegos, cartagineses y romanos han dejado importantes vestigios a su paso. Aunque es una isla grande, tiene una orografía ideal para realizar un completo recorrido en coche de una semana. Estas son siete paradas que no te puedes perder.

Lugares que no puedes perderte en Sicilia

lo que no puedes perderte en viaje a sicilia

1. Volcán Etna

El Etna es el volcán activo más grande de Europa y está situado en la costa este, cerca de la ciudad de Catania. Con sus 3.300 metros se erige imponente ante los turistas que lo visitan.

Sin embargo, es esencial informarse antes de ir por si hay actividad volcánica. Nuestro consejo es visitarlo en todoterreno 4×4, con un guía y ser muy respetuosos durante el recorrido. En estas visitas se ascenderá hasta la cota de 2.900 metros, donde se podrá conocer la parte superior del volcán y admirar la flora y fauna del lugar.

2. Taormina

Taormina es una encantadora ciudad de la costa este a mitad de ruta entre Mesina y Catania. La ciudad, fundada por los griegos, se sitúa en lo alto de un monte.

Uno de sus grandes atractivos es el Teatro Antico, el segundo teatro clásico más grande de Sicilia. Desde aquí se tienen unas espectaculares vistas del volcán Etna como telón de fondo.

Podrás callejear por las empinadas calles de esta ciudad, pararte en la Piazza Duomo, admirar su Fontana y visitar la Catedral de San Nicolás de Bari.

3. Cefalú

Situada a 70 kilómetros de Palermo, Cefalú es una pintoresca ciudad de mar con sus barcas en el puerto pesquero. Tiene pequeñas callejuelas repletas de negocios y trattorias donde abundan los recuerdos, ¡y los turistas! Es un destino familiar con playas de arena dorada, pero también con una interesante catedral normanda y la Rocca, antiguo templo de Diana, que domina la ciudad.

4. Siracusa

En la costa sudeste de la isla se encuentra Siracusa, que fue la ciudad griega más importante en la antigüedad. Merece la pena visitar su centro histórico, Ortigia, considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Tiene la peculiaridad de ser una isla. Aquí se encuentran los principales enclaves turísticos, como la catedral de Siracusa, del siglo VII, y la Fuente de Aretusa, donde se erige una gran planta de papiro. Otra de las visitas más interesantes es el parque arqueológico de Neápolis, con un anfiteatro romano, el teatro griego y el oído de Dionisio, una gruta con una impresionante acústica.

5. Playa Isola Bella

Pero volvamos a Taormina para conocer Isola Bella, la perla del mar Jónico. Podrás acceder a ella desde la parte baja de la ciudad, localizando la calle Luigi Pirandello. Si te pierdes, nada mejor que preguntar a algún transeúnte. ¡Estará encantado de indicarte cómo llegar! También puedes acceder mediante el funicular desde Porta Messina. Al llegar, relájate en algunos de los locales tomando una copa o aprovecha para distraerte un rato con juegos de casino online. Después avanza un poco más para visitar el Palacio Borromeo, con su grandiosa decoración y frondosos jardines.

6. Catania

Catania es conocida como la ciudad negra porque está situada a los pies del Etna y es el punto de partida ideal para visitarlo. También destaca por su impresionante naturaleza: montañas y reservas marinas que atraen a muchos visitantes.

Como monumentos turísticos cabe destacar la Piazza del Duomo, que es conocida por su exótica estatua: la Fontana dell’Elefante, enseña de la ciudad. En la misma plaza encontrarás la catedral de Santa Ágata, de fachada barroca y columnas corintias de granito.

Tras una dura caminata, podrás degustar un plato de pasta a la norma, la especialidad local.

7. San Vito Lo Capo

Un pequeño pueblo balneario, ideal para descansar y punto de partida para descubrir la provincia de Trapani. Si eres amante de las caminatas, resérvate tres horas para la Riserva Naturale dello Zingaro, un verdadero paraíso. Sinuosos senderos discurren a través de las colinas del Golfo de Castellamare y podrás ir descubriendo pequeñas calas durante el recorrido.

Destaca el Santuario dedicado a San Vito Martire, que se encuentra en el centro de la ciudad. Junto con la Capilla de Santa Crescenzia, ambos monumentos son de obligada visita.

Conclusión

Sin lugar a dudas, Sicilia bien vale un viaje. Planifica bien tu estancia y el itinerario. Tienes mil opciones para elegir. Otra de las ciudades que conviene incluir en cualquier recorrido en esta maravillosa isla es la capital, Palermo. Su encantadora decadencia cautiva a jóvenes y mayores.

La exquisita gastronomía siciliana es también otro de los mayores alicientes para volver una y otra vez. Cualquier tipo de pasta con pescado fresco, la deliciosa caponata a base de berenjenas o los maravillosos cannoli (masa de hojaldre cilíndrica frita y rellena de crema de ricotta) están deliciosos. ¡Te chuparás los dedos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.