Un municipio de España ubicado en plena provincia de Cádiz y con unas playas que quitan el hipo. Chiclana de la Frontera puede ser un destino de lo más interesante para unas buenas vacaciones de verano. De hecho, lo es tanto que ya has planeado ir allí en tu próximo viaje. Pero, ¿sabes todas las cosas que puedes hacer aquí? Seguramente no, pero te vamos a ayudar con eso en esta pequeña guía.

¿Cómo? Sencillo. Vamos a enseñarte y explicarte los 5 mejores planes, las 5 mejores cosas que puedes hacer en tus vacaciones por Chiclana de la Frontera. Si de verdad quieres exprimir este lugar y pasarlo bien, sea en solitario, en pareja, en familia o con amigos, toma nota de las recomendaciones que vamos a darte. Te van a encantar.

Pasa unas vacaciones de ensueño en Chiclana de la Frontera

Lo primero que necesitas tener claro, antes de nada, es el alojamiento. Chiclana no es un municipio pequeño, pero suele estar bastante concurrido en verano. Si buscas un buen sitio en el que alojarte, Laja Bermeja es una buena opción. Se trata de un apartamento turístico en playa de la Barrosa que está en primera línea de playa, junto al paseo marítimo, con muy buenas instalaciones y rodeado de bares. Es perfecto para dejarte llevar por la gastronomía del lugar sin tener que moverte demasiado, y por supuesto para disfrutar del sol, el mar y la arena.

De hecho, está muy cerca del poblado de Sancti Petri, destino que es la primera de nuestras recomendaciones de planes y cosas que hacer en Chiclana de la Frontera. Así que, hecha la recomendación en alojamiento, aunque también puedes encontrar bastantes hoteles por la zona y los alrededores, vamos a ver todo lo que puedes hacer en esta localidad durante tus vacaciones.

1. La isla y el castillo de Sancti Petri

Playa de La Barrosa en Sancti Petri

La isla ubicada en la desembocadura del Caño de Sancti-Petri tiene en su interior el Castillo de Hércules. Una construcción que data del siglo XV y que adquirió ese nombre porque, según cuentan las historias, es el lugar donde se enterró a Hércules. Puedes visitarlo gratis los lunes, aunque si prefieres una visita guiada, están disponibles de martes a domingo por las tardes y por las mañanas.

Si quieres un plan diferente, alquila un kayak en el Puerto Deportivo de Sancti Petri y haz una ruta hasta llegar a la isla. Con algo de suerte, es posible que veas algunos de los restos de un antiquísimo templo fenicio-púnico descubierto recientemente y que, curiosamente, se dedicó a Hércules en la era grecorromana.

2. Centro de Interpretación del vino y la sal

¿Te gusta el vino? El Centro de Interpretación del vino y la sal es un museo dedicado a los dos productos clave de este municipio, en efecto, al vino y a la sal de Chiclana. En él puedes ver cómo es todo el proceso de elaboración que les da forma, echar un vistazo a enormes galerías de fotos de su preparación, ojear herramientas habituales en su elaboración y muchísimo material histórico que documenta cómo ha sido y es la historia de las salinas y las bodegas de Chiclana.

Por supuesto, además de darte unas buenas lecciones de historia, también te facilita un buen surtido de sales y vinos de la región. Tiene una tienda especializada donde puedes comprar los mejores productos autóctonos, así que, si eres un amante del buen vino, este lugar es una visita más que obligatoria en tus vacaciones.

3. Una comida en el Chiringuito La Loma

Ya que hablamos de bebida y comida, tenemos que hablar de lugares para comer. Sin duda, un imprescindible para toda persona que visite Chiclana de la Frontera es el Chiringuito la Loma. Un lugar en la playa con una carta de lo más amplia, pero que se caracteriza ya no solo por su abanico de sabores, sino también por su estética moderna y elegante a la par que familiar y acogedora.

En él puedes saborear desde arroces hasta mariscos, pescados o incluso carnes. Además, después de una comida copiosa, puedes incluso contratar los servicios de masajes que facilitan, o incluso echarte una buena siesta oyendo el sonido de las olas en sus camas balineas. Ideal para los más sibaritas, como también para un día de lo más relajante y sabroso.

4. Museo de Chiclana

Museo de Chiclana

En la Casa de Briones puedes encontrar el Museo de Chiclana, un compendio de 10 salas en las que descubrir toda la historia de este municipio, sus acontecimientos más importantes y, sobre todo, la literatura, el arte y la vida de Fernando Quiñones, uno de los grandes referentes de la cultura nacional e icono de Cádiz.

5. La Ermita de Santa Ana

Dicen que, en Chiclana, vayas donde vayas, siempre podrás ver la Ermita de Santa Ana. Es uno de los edificios más emblemáticos de toda la localidad, y su combinación de blanco y amarillo se puede ver desde cualquier rincón de la comarca. Tiene un emplazamiento único, y una estructura de lo más peculiar. Sin duda, visita obligatoria.

¿Has tomado nota? Chiclana esconde mucho más, pero con lo que te hemos contado vas a descubrir mucho de esta localidad. ¿El resto? Lo dejamos en tus manos, porque te va a sorprender.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.