¿Alguna vez has viajado y te has encontrado con palabras que desconocías? Es muy normal que los viajeros hallen en sus destinos algunos términos cuyo significado no conocen. Por eso en El Viajero Feliz hemos preparado una guía con todas las palabras que debes añadir a tu vocabulario.

La mayoría de ellas sirven para indicar sentimientos de viajeros o situaciones comunes. Conoce las palabras de moda en el léxico viajero y estarás listo para recorrer el mundo sin problemas de comunicación.

15 palabras claves de viajeros

Viajero disfrutando de la naturaleza

1. Backpacker

Es una palabra en inglés que puede significar mochilero o mochilera. Hace referencia al viajero por excelencia. Es decir, aquel que viaja de un destino a otro cargando su mochila en la espalda. Este término se ha puesto de moda en los últimos años, principalmente entre los jóvenes. Esto se debe a que puede ser una opción de viaje bastante económica.

El backpacker se caracteriza por tener un presupuesto ajustado y usualmente solo quiere vivir la experiencia. En algunos casos, el backpacker va completamente sin dinero y puede costear su viaje gracias a la bondad de los locales. Se podría decir que es un viajero aventurero con ganas de recorrer el mundo.

Otra de las características que define a un backpacker es que no tiene ninguna rutina, ni siquiera una ruta planificada. Solo busca valorar la cultura y las tradiciones de cada país. Y espera todos los días nuevas sorpresas de las cuales aprender. En la búsqueda de estas vivencias se muestran arriesgados y curiosos.

2. Flashpacker

Es aquel grupo de viajeros que al igual que los backpackers tienen un espíritu guerrero y aventurero. Viajan sin tener un destino claro, sin saber cuándo regresarán a su país de origen y cargando sus mochilas. Sin embargo, la diferencia es que tienen el dinero suficiente para darse ciertos lujos.

Por ejemplo, nunca los verás contando monedas para comprarse un helado o un almuerzo, sino que pueden costear una lujosa cena. Además, prefieren habitaciones costosas en reconocidos hoteles.

Una de las principales características de un flashpacker es que tiene muchísima afinidad por la tecnología. Ellos no viajan si no están acompañados de laptops o cámaras profesionales y semiprofesionales. Por supuesto, para ellos el wifi es una necesidad y están dispuestos a pagar lo que sea por obtenerlo.

3. Coddiwomple

Esta palabra se usa para referirse a un tipo de viajero bastante arriesgado: los que viajan sin tener idea del lugar al que van. Sí, puede que te parezca bastante loca esta idea, pero miles de personas salen de sus casas sin saber el destino al que llegarán.

Eligen el lugar del viaje basándose en las circunstancias que les ponga la vida. Por ejemplo, toman el vuelo más próximo, eligen el hotel más cercano, toman el primer bus que se encuentren. Sus decisiones parecen todas al azar, pero tienen el propósito de viajar de una manera diferente.

Por supuesto, este estilo no es para todos porque amerita dejar los miedos atrás, tomar un riesgo enorme y salir de la zona de confort.

4. Wanderlust

Wanderlust es un término alemán. Al principio significaba pasión por deambular o por caminar. También era usado para referirse a alguien que disfrutaba andando de vago.

Sin embargo, la palabra wanderlust evolucionó hasta lo que significa ahora: pasión por viajar. Tanto es así que ha dado origen a lo que se conoce como Síndrome Wanderlust, es decir, lo que sienten todas las personas cuyo principal deseo en la vida es viajar. Una persona con «espíritu wanderlust» siente deseos incontrolables por conocer toda la geografía mundial.

¿Cuestión de genética? Algunos se han atrevido a decir que tienen el gen DRD4-7R, el cual está presente en el 20 % de la población. El gen DRD4-7R se le conoce como el gen del viajero. Y es el gen receptor de la dopamina en nuestro organismo. Las personas que lo poseen probablemente tengan ascendencia de comunidades migratorias de hace miles de años.

5. Fernweh

Fernweh es una palabra alemana que usualmente se relaciona con wanderlust pero tiene un significado distinto. El término fue usado por primera vez por Alexander von Humboldt, quien intentó describir la nostalgia que sienten las personas por lugares que no ha visitado.

Fernweh hace referencia a una persona que tiene amor por muchos países o lugares. Y, aunque no los haya visitado, siente anhelo y deseos de estar ahí. Se puede decir que es un enamorado de muchos sitios en la tierra.

Esta palabra puede ser bastante confusa, pero básicamente describe el sentimiento de nostalgia por algo que está lejos. A menudo se usa como sinónimo de wanderlust, pero es un error común.

6. Resfeber

Suecia es el país encargado de presentarnos la palabra resfeber. La misma hace referencia a los sentimientos de nervios, estrés o dudas que podemos sentir momentos antes de viajar. De hecho, el conocido doctor de psicología social, Michael Brein, dice que el término se puede definir como «fiebre de viaje».

Abordar un avión o subirnos a un tren nos puede llenar de ansiedad. Aunque estemos ante el viaje de nuestros sueños, podemos experimentar este sentimiento que no te deja disfrutar la experiencia al 100 %.

Para saber si has tenido resfeber tienes que repasar cómo han sido tus últimos viajes. Por ejemplo, ¿no has logrado conciliar el sueño la noche previa a tu viaje?, ¿sientes un nudo enorme en el estómago?, ¿sientes malestar en el cuerpo antes de viajar? Si la respuesta es afirmativa… Entonces ya lo sabes. ¡Has vivido de primera mano el resfeber!

7. Wayfarer

Viajero disfrutando de otra cultura

Es una palabra que describe una de las principales tendencias entre los viajeros: viajar a pie sin utilizar ningún tipo de transporte. Wayfarer es un término relativamente nuevo, que nace con la necesidad de describir a este grupo de viajeros.

El objetivo de este tipo de viajeros es desplazarse disfrutando de la naturaleza con la certeza de que llegarán a su destino. En Latinoamérica es donde mayormente se práctica el wayfarer.

8. Slow travel

El slow travel encuentra su cuna en Europa y viene a romper con el turismo al que estábamos acostumbrados. Es una propuesta fresca que nos invita a viajar lento, es decir, disfrutar verdaderamente de la ciudad o región en donde estamos.

Con este concepto se pretende dejar de lado los viajes express que solo sirven para marcar una ciudad como visitada. En su lugar, busca que nos centremos en las tradiciones, costumbres y leyendas locales. De acuerdo con sus practicantes, solo de esta manera podemos tener un viaje enriquecedor.

El slow travel no es un concepto nuevo, sino que ha venido ganando fuerzas desde la década de los 80. Se encuentra bastante ligado al slow food, que consiste en comer comida local y alimentos orgánicos.

Con el slow travel se busca vivir viajando, disfrutando de los pequeños placeres de la vida y de la naturaleza. Por ejemplo, dejar de lado los apretados itinerarios y disfrutar de un atardecer.

Esta propuesta también busca ser más amigable con el medio ambiente. Se basa en un turismo consciente, donde se tenga preferencia por lo sostenible; tratando de reducir al mínimo nuestro impacto en el planeta.

9. Couchsurfing

Es básicamente una red de ayuda entre viajeros. El término couchsurfing se ha popularizado bastante y son muchos los que apoyan a otros viajeros. Consiste en abrir las puertas de tu casa a un desconocido para que duerma en tu sofá mientras se encuentra en la ciudad.

Es una forma para que los viajeros ahorren dinero y puedan tener un techo seguro. En este caso, no hay dinero de por medio, de manera que debes actuar de manera desinteresada.

Aunque el hecho de que ofrezcas un sofá es simbólico, puedes prestar tu habitación de huéspedes, una cama o una hamaca. También es importante que te dejes llevar por tu intuición porque estás dejando entrar un desconocido a tu hogar.

¿Quieres hacer couchsurfing? Debes registrarte en la web oficial, que es una especie de red social. Funciona para ambas partes, tanto para los viajeros como para aquellos que deseen brindar alojamiento.

10. Shinrin-yoku

Es una práctica japonesa que consiste en dar un paseo en el bosque. Lo que se busca es darse un «baño forestal» o «baño de bosque» al caminar por el lugar mientras se medita, siempre teniendo especial consideración con la naturaleza y abriendo todos nuestros sentidos para disfrutar de los sonidos y los olores.

Los beneficios del shinrin-yoku pueden ser varios, de acuerdo a las creencias japonesas. En ese sentido, estar en contacto con el bosque puede bajar la presión sanguínea, reducir el estrés y fortalecer el sistema inmunológico.

Este tipo de terapia encuentra su inspiración en las prácticas budistas ancestrales. Se estima que cerca de dos millones de japoneses participan este baño de bosque de manera anual. Además, se está designando diversos bosques para ser usados con este fin.

11. Ecoturismo

pareja-en-la-cima-de-montaña

Es una tendencia alternativa a lo que se conoce como «turismo de masas». La principal diferencia es que los viajeros buscan visitar sitios rurales o llenos de naturaleza. Queda lejos del interés los sitios usualmente visitados por los turistas. Se busca una experiencia mucho más local.

Con el ecoturismo se intenta exaltar los patrimonios naturales. Asimismo, pretende ser parte de la cultura que se encuentre en ese lugar. Estudiándola, entendiéndola y permitiendo que se extienda de generación en generación.

El ecoturismo se desarrolla bajo diversos valores. Entre ellos, se encuentran:

  • El principio democrático de manera que todos puedan disfrutar.
  • Se debe ser responsable con el sitio que se visita.
  • Deben permitir estar en contacto con los recursos naturales.
  • El ecoturismo busca ser honesto con el turista que se encuentra de visita.
  • Debe ser educativo. Con el ecoturismo no se busca una experiencia infructífera, sino que el visitante cree consciencia sobre la naturaleza.

12. Glamping

Este vocablo es una combinación de glamour y camping. El témino se utiliza desde el siglo XIX. Se trata de acampar al aire libre, pero con todos los lujos propios de hoteles cinco estrellas. 

Su aparición en el turismo pretende satisfacer los intereses de viajeros con una economía media-alta que buscan estar en contacto con la naturaleza, pero sin renunciar a ciertas exigencias. En el último tiempo, las grandes cadenas de hoteles ofrecen estas promociones. Esto ha permitido que diversifiquen su cartera de clientes.

De la misma forma, estos viajeros tienen especial consideración con la naturaleza. De esta manera, utilizan materiales biodegradables o sostenibles para la construcción de sus tiendas de campaña. También aprovechan cualquier recurso que la naturaleza les provea.

13. Home swap

Es una opción perfecta para aquellas personas que quieran disfrutar de unas vacaciones, pero que no cuentan con el dinero. A través del home swap pueden intercambiar sus casas. En ese sentido, se utilizan las viviendas como un activo.

Las personas que deseen participar en el intercambio pueden estipular el tiempo de uso de la vivienda. En Internet se encuentran miles de portales dedicados a esta práctica. Aunque ponerse de acuerdo no suele ser sencillo, finalmente encontrarás a alguien que quiera tomar unas vacaciones al mismo tiempo que tú.

De acuerdo al sistema que elijas, puedes dar una especie de fianza que será devuelta si al término de todo, la casa está en las mismas condiciones que en las que se encontró. También puedes pagar un seguro de hogar. Si utilizas alguno de estos portales es probable que tengas que pagar una comisión.

14. Bleisure

Es un término anglosajón que mezcla business y leisure; es decir, negocios y lujos, respectivamente. Se trata de alargar la estancia de los viajes de trabajo para disfrutar de más tiempo en la ciudad. Es un turismo con un aire mucho más urbano.

El bleisure es más común de lo que se cree. En realidad, más de la mitad de quienes viajan por trabajo organizan su itinerario para tener tiempo disponible para recorrer la ciudad, según un informe High-Value City Tourism, elaborado por el IE Business School en colaboración con Mastercard.

De acuerdo con diversos patrones, los hombres son los que más suelen practicar bleisure para disfrutar de la soledad o con sus compañeros de trabajo; mientras que las mujeres involucran a la familia.

15. E-tickets

Hoy en día la tecnología está sustituyendo diferentes experiencias. Una de ellas es la posibilidad de tener un ticket o un boleto impreso en tus manos. Con el e-ticket se busca que toda la información sobre la compra de entradas, reservaciones, entre otros, sea enviada a los smartphones.

Con los e-tickets solo basta con que presentes tu comprobante digital de pago. Este término se ha ido popularizando en la medida en que los aeropuertos, restaurantes, cines o museos utilizan la tecnología.

Palabras finales

Esperamos que todas estas palabras te sean útiles en tu próximo viaje, te ayuden a comunicar mejor tus ideas o a encontrar lo que estás buscando. No hay duda de que vivimos en un mundo globalizado que nos obliga a usar extranjerismos, por eso en El Viajero Feliz estamos felices de ayudarte para que conozcas las palabras de moda en el mundo de los viajeros.

¿Conocías algunas de estas palabras? ¿Sabes de otras que podamos incluir en este listado? ¡Estaremos deseando leerte en los comentarios!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.