Barcelona es una ciudad de ensueño. Sus aires de mar, su exquisita gastronomía, la historia que se respira en barrios antiguos como el de La Ribera y la energía de Antonio Gaudí que se aprecia en su arquitectura y en su arte, conquistan a los viajeros de todo el mundo. Pero además de ser la ciudad española ideal para los amantes del arte y del mar, también es uno de los mejores rincones del mundo para el amor. Si viajas con tu pareja a Barcelona, date un repaso por estos planes que te ayudarán a ver la cara más romántica de la Ciudad Condal. ¡Empecemos!

Los mejores 6 planes románticos en Barcelona

1. Regala un buen masaje

planes románticos en Barcelona

Los masajes en Barcelona son uno de nuestros planes favoritos. Simplemente, porque combinan el ocio de las vacaciones con el placer de los sentidos. Si viajas en pareja, los masajes son una excelente oportunidad para potenciar el sentido del tacto, la relajación del cuerpo y la paz mental. Compartirlo con tu ser amado será una experiencia renovadora.

Si te llama la atención este plan, Ambrosia Spa es una de las mejores alternativas de la ciudad. Desde los tradicionales masajes terapéuticos y hasta exóticos y sensuales masajes orientales, puedes elegir el que más les guste a tu pareja y a ti. Además, al salir de su sesión de masaje podrán disfrutar de una caminata por el hermoso Paseo de la Gracia, o tomar una copa en alguno de los bares de la zona.

2. Recorre la calle de los besos

¿Hay algo más romántico que besarte con tu pareja en una calle que se llame de este modo? Pues si quieres vivir esta experiencia y coleccionarla en tu recuerdo, tendrás que visitar Barcelona.

Te confesamos que el origen del nombre no tiene nada de romántico. De hecho, se cuenta que este era el lugar en el que los condenados a muerte se despedían de sus familiares. Sin embargo, la modernidad le otorgó otro significado. Hoy la calle de los besos, un pequeño callejón ubicado cerca del Arc del Triomf, es un emblema de los enamorados de la ciudad.

3. Pasea en barco por el Parque de la Ciutadella

Parque de la Ciutadella

Otro de los planes más lindos para disfrutar de Barcelona con tu amor, es dar un dulce paseo en barco por el Parque de la Ciutadella. Todo el parque en sí mismo es una obra de arte, con paisajes y rincones en los que querrás tomar mil fotografías.

Entre sus puntos más emblemáticos esta el Umbracle, un edificio de ladrillo y techo de madera con 128 años de antigüedad. Si a ti o a tu amor les gustan las planteas, en el interior encontrarán especies de todos los rincones del mundo. Pero sin duda que lo mejor para el romance es lanzarse a dar un paseo en barca, y luego armar un pícnic al aire libre.

4. Planifica una cena romántica en el Mirador Fabra

Si tú y tu amor son amantes de la buena mesa, y además cuentan con la suerte de visitar Barcelona en la época del verano, la propuesta de una cena con vista a las estrellas sin duda que les seducirá. Se trata de una velada especial, en la que podrás cenar en una terraza con fantásticas vistas de la ciudad. Pero no termina allí, sino que luego de la cena puedes recorrer el museo y contemplar las estrellas a través de un precioso telescopio centenario.

5. Aventúrate con un viaje en globo

En Barcelona hay planes y opciones para todos los gustos. Desde las parejas más tranquilas hasta las más aventureras, encontrarán motivos para enamorarse de Barcelona. Pero si te cuentas entre los que integran el segundo grupo, te encantará el plan de hacer un viaje en globo.

Para concretar este paseo super divertido tendrás que llegar hasta la localidad de Cardadeu, a unos treinta minutos en auto desde el centro de Barcelona. Allí podrás elevarte a más de mil metros de altura, y gozar de la ciudad de una forma original y divertida. Incluso, tu mismo podrás pilotear el globo unos minutos, si así lo deseas.

6. Da un paseo por el Barrio Gótico

masajes en Barcelona

Y cerramos nuestro recorrido por los mejores planes románticos para disfrutar de Barcelona, con un clásico que nunca falla. Se trata de dar un paseo por el Barrio Gótico, uno de los más emblemáticos de la ciudad.

Nuestra sugerencia es que inicies el recorrido en la Plaza de Sant Felipe Neri, con su fuente y rodeada de casas de estilo renacentista. Detente en la iglesia, en la que aún se ven los estragos de una bomba lanzada durante la Guerra Civil española.

Si avanzas un poco más llegarás hasta uno de los mejores lugares de toda Barcelona: la imponente y austera basílica de Santa María del Mar, construida por los pescadores y financiada por los propios feligreses. Al terminar, podrás detenerte en alguno de los típicos bares de la zona, a disfrutar de las tapas y cañas que te encantarán. En definitiva, Barcelona es una ciudad para enamorarse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.