Si de destinos soñados y alucinantes hablamos, Ibiza se destaca entre nuestros favoritos. Una de las perlas entre las Islas Baleares, resalta no sólo por la belleza de sus playas, que dan entrada al Mediterráneo, sino por la oferta de experiencias del todo alucinantes. Desde las emblemáticas escuelas de Yoga, para conectar con tu paz interior mientras admiras el paisaje, hasta los animados y lujosos lugares nocturnos para ir a tomar un trago y a bailar, Ibiza es una experiencia cinco estrellas. Pero entre todas las ofertas para el disfrute, en las que esta isla se especializa, las vacaciones en barco en Ibiza son sin duda, de las mejores.

Como isla al fin, toda la magia del Mediterráneo la rodea, y es de los mejores aspectos para aprovechar. Son muchas las opciones en las que, asumiendo un espíritu de navegante, puedes lanzarte a explorar los más recónditos rincones de la isla. Sea que quieras subir a bordo de un catamarán, y olvidarte de los tradicionales hoteles, o que apuestes más bien por el alquilar de yate para charter en Ibiza, esta es una de las opciones más originales que podrás experimentar. Sin duda que recorrer Ibiza en barco, entrará en tu bitácora viajera como uno de tus mejores recuerdos.

¿Por qué alquilar un barco para recorrer Ibiza?

vacaciones en barco en Ibiza

Cuando hablamos de destinos insulares, las Baleares tienen un increíble potencial. Ibiza, con sus playas despampanantes, sus avenidas repletas de comercios de lujo y algunos de los clubes nocturnos más famosos de toda Europa, es una experiencia memorable. Pero si te cuentas entre esos viajeros que apuestan a la originalidad, y que aman explorar a profundidad cada nuevo destino al que llegan, ¿Qué mejor que navegar con total libertad, hasta las calas más profundas y escondidas?

Si quieres salir de las tradicionales habitaciones de hotel y tener una experiencia de cercanía total con la naturaleza, una opción genial para ti y tu familia, pareja o amigos, es alquilar un velero o un catamarán. Se trata de barcos completamente equipados para hacerte pasar unos días geniales y cómodos. Podrás navegar durante una semana entera, conociendo las más lindas calas de Ibiza y Formentera, a tu ritmo y según tus gustos. Serán días ideales para corroborar aquella popular frase que reza que «la vida en el mar es más sabrosa».

Si prefieres la experiencia de un día, podrás acordar una salida charter en una lancha o el el yate de lujo de tu preferencia. ¡Las vacaciones únicas y extraordinarias que tanto mereces! Decide la ruta, las calas que quieras conocer, detente a darte un chapuzón en las aguas que más te gusten y escoge alguno de los muchos restaurantes a orilla del mar, para culminar la experiencia disfrutando de las delicias de la gastronomía propia del Mediterráneo.

¿Qué planes puedes hacer con un barco en Ibiza?

vacaciones en barco en Ibiza

Las aguas turquesa y cálidas, junto a las grandes extensiones de fina arena, se cuentan entre los atractivos con los que Ibiza conquista a miles de viajeros cada año. Si decides llevar tu experiencia a un nuevo nivel de originalidad y disfrute, alquilando un barco para tus vacaciones, hay algunas rutas playeras que no te puedes perder. Son más de ochenta las calas que erigen alrededor de la isla, algunas con paisajes realmente salvajes y poco explorados. Veamos las principales.

La Cala Bassa

Si te gustan las playas en las que se respira calma, paz y sosiego, la Cala Bassa será tu favorita. Rodeada de un denso pinar, favorece con su sombra a los viajeros que optan por tirarse sobre la arena a leer o a descansar. Sus aguas turquesa y tranquilas, dan la sensación de estar en una infinita piscina natural. También encuentras multitud de restaurantes y servicios, que te proveerán de todo lo necesario para que tengas una experiencia de primer nivel.

La Cala Conta

De aguas teñidas de un intenso turquesa, y una fina y nacarada arena, la Cala Conta es dueña de un paisaje paradisíaco, que hace que se cuente entre las favoritas tanto de turistas como de locales. Se compone por dos agradables calas: Conta y Racó d´en Xic. Aunque en temporada turística suele estar llena de viajeros, su belleza es tal, que vale la pena detenerse en ella.

Las Calas Salada y Saladeta

Las aguas cristalinas de estas calas se combinan con el dorado intenso de su arena. Si les sumamos un entorno verde con mínimas muestras de urbanización, sentiremos que llegamos a un auténtico paraíso natural poco explorado. Si has alquilado un barco, tienes que detenerte en estas recónditas playas y disfrutar de la temperatura ideal de sus aguas. La Cala Salada es la que suele estar más concurrida, pero si te animas a avanzar por un sendero a través del acantilado rocoso, llegarás a Saladeta, más pequeña y tranquila.

Libertad plena, disfrute del entorno, conexión con la naturaleza y máxima diversión, es lo que encontrarás decidiéndote por unas vacaciones en barco en Ibiza. Sin duda, de las mejores ideas viajeras que podrás concretar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.