Cuando hablamos de Madrid, generalmente solo llegan a nuestra mente las imágenes de esa ciudad inmensa, vibrante, colorida, culta y siempre viva que protagoniza las mejores postales viajeras de España. Pero la Provincia de Madrid es mucho más que la capital. En ella encontramos parajes naturales de ensueño, pueblos que nos hacen viajar a épocas remotas, vida cultural y gastronomía de primer nivel. Si te interesa explorar en las infinitas posibilidades de diversión y relajación que te ofrece este territorio español, te conviene investigar sobre los hoteles en la Provincia de Madrid. Seguro encontrarás uno que se ajuste a tus expectativas viajeras.

En primer lugar, has de saber que la Provincia de Madrid se ubica en la Península Ibérica, en la zona Sur de la Meseta Central. Su geografía tiene un poco de lo mejor de las bellezas de España. Al norte nos encontramos con poblaciones en las que la naturaleza impera. Las montañas altas, praderas alpinas y bosques de pino son el hogar de variadas especies de flora y fauna. La cultura también tiene gran espacio en la Provincia de Madrid, en la que encontramos inolvidables palacios y monumentos históricos y artísticos. Los pueblos pequeños son otro de los encantos memorables. Acompáñanos a descubrir las principales razones por las que la Provincia de Madrid es una de tus mejores opciones para viajar.

Las 3 razones por las que debes conocer la Provincia de Madrid

1. Los lugares para descansar y relajarte

Provincia de Madrid

Si estás en la búsqueda de un destino vacacional en el que puedas tomarte unos días de desconexión y total relax, la Provincia de Madrid te ofrece muy buenas opciones. En relación al alojamiento encontrarás un sinfín de alternativas que se adapten a tus gustos y presupuestos, pero además, podrás hallar rincones en los que se respira aire puro, lejos del tráfico y el movimiento urbano, y pleno de paisajes con los que alegrar la vista. Es por ejemplo el caso de Patones de Arriba, que con sus casitas uniformes de pizarra, madera, teja árabe y adobe da una imagen pintoresca, y enmarcada en un entorno pleno de verdes.

2. Los pueblos con encanto

La provincia de Madrid: 3 razones por las que no puedes perdértela

Seguimos con los pueblos de la Provincia de Madrid, pues sin duda que son de lo mejor que esta región tiene para ofrecer a propios y visitantes. Para cada gusto encontrarás un pequeño pueblito con el que fascinarte. Uno de los más lindos es Aranjuez, a unos 47 kilómetros de la ciudad de Madrid. Esta localidad fue considerada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2001, y los motivos sobran. Su Palacio Real y los jardines que le rodean, sus Sotos históricos con paseos arbolados y sus cultivos de fresas, son parte de los encantos con los que Aranjuez seduce a quienes la visitan.

Otro ejemplo de pueblo encantador hallamos en Chinchón, al sureste de la Provincia de Madrid. Su Plaza Mayor, originaria del siglo XV, es el centro y más potente atractivo del poblado. Alrededor se alzan edificios tradicionales con balcones de madera pintados en verde, que dan la postal más típica del pueblo. Su Iglesia, Nuestra Señora de la Asunción, el Castillo de Los Condes y el Convento de San Agustín, son otros puntos clásicos que debes visitar, recorrer y fotografiar si te animas a explorar Chinchón.

3. Los Museos, arte y vida cultural

Qué ver en la Provincia de Madrid

Y aunque la vibrante y siempre despierta ciudad de Madrid es la reina de los bares, los teatros, los cines y la vida cultural, en la Provincia también encontramos un interesante espacio para la cultura. Como ejemplo de ello podemos hablar de la localidad de Buitrago de Lozoya, al norte de la provincia. No solo mantiene una constante y divertida agenda cultural, sino que posee lugares de valor histórico, artístico y arquitectónico fascinantes, como el Castillo de los Mendoza, la Iglesia de Santa María del Castillo o la alucinante muralla medieval.

Alcalá de Henares es otra de las regiones más típicas en este sentido. Si eres amante de la literatura, adorarás saber que esta pequeña ciudad es la cuna del gran Miguel de Cervantes Saavedra. Si alguna vez leíste Don Quijote de La Mancha, en Alcalá de Henares podrás visitar la casa de su autor, hoy convertida en museo sobre su niñez. La Calle Mayor del pueblo también es encantadora, colorida y con una arquitectura originaria del siglo XII español. El Corral de Comedias, el Palacio Episcopal y la antigua Universidad son otros puntos que vale la pena recorrer en Alcalá de Henares.

En definitiva, la Provincia de Madrid es una opción fantástica para esos viajeros que están en busca de experiencias que revolucionen su visión sobre la vida, que les lleven a conectar con la naturaleza, a viajar al pasado a través de calles y fachadas, y a penetrar en las entrañas más profundas de España. Sin duda, un destino viajero para no olvidar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.