Cuando hablamos de Menorca, es una la imagen que, como un ciclón, ocupa nuestros pensamientos: ¡Playas magníficas! En efecto, en pleno mar Mediterráneo y como una de las islas Baleares, este destino es el elegido de muchos viajeros que alucinan por las playas. Si bien es menos popular que sus vecinas Ibiza y Mallorca, sus paisajes y encanto local la cuentan entre las mejores opciones para vivir unas vacaciones inolvidables. Disfrutarás de días de playa, sí. Pero además de ello, la isla es una mezcla de experiencias, sensaciones y sabores que te harán enamorarte. Desde la artesanía de Menorca y hasta su exquisita gastronomía, no te faltarán opciones para divertirte. Acompáñanos en El Viajero Feliz a conocer los planes más geniales para hacer en este precioso rincón de España.

7 cosas que no puedes dejar de hacer si visitas Menorca

1. Admirar y comprar artesanía local

Qué hacer en Menorca

La manera en la que los lugareños viven un espacio es completamente diferente a la visión del turista. En ella está impregnada la esencia, la cultura, lo mejor y más representativo de ese destino. Y la artesanía es una de sus expresiones más notables. Los mercadillos en Menorca son todo un plan en sí mismo. Ferias diurnas y nocturnas repletas de artesanos, en las que encontrarás los objetos más variados para llevar a casa un recuerdo de unas vacaciones inolvidables.

¿Algunas opciones que no fallan? El mercadillo artesanal de Costa Marina es uno de los más reconocidos. También se le llama mercadillo hippie de Ciutadella. En la misma zona encuentras el encantador mercado de Capllonch, del que destacan sus productos tejidos. El mercado artesanal de la plaza de la Catedral también es una referencia en la zona. Hacia la zona de Mahón también se organizan geniales iniciativas como el mercado ambulante de Pla de Baixamar, bajando hacia el puerto. El mercado de noche y el mercado artesano de Maó son otras alternativas geniales.

2. Divertirte con el snorkel

Otro de los planes que no fallan para aprovechar tu visita a Menorca es la práctica de deportes acuáticos súper divertidos. El snorkel es de los mejores para explorar tu faceta más aventurera. ¿Cuáles son las mejores zonas para practicarlo? Las Calas Morell y Rafalet, que con sus aguas transparentes y genial visibilidad, son perfectas tanto para experimentados como para principiantes.

3. Recorrer asentamientos prehistóricos

¿Te cuentas entre los amantes de la historia? Pues tu visita a Menorca será ideal para navegar en las aguas del pasado. Justamente en las Islas Baleares se encuentran una serie de asentamientos prehistóricos identificados bajo el nombre de cultura talayótica, que datan del año 1.500 a.C. en promedio. Si te interesa este plan podrás recorrer los asentamientos y apreciar las alucinantes muestras de arquitectura prehistórica.

4. Disfruta de un trago local

Para los viajeros amantes de los bares, los tragos y las noches divertidas, Menorca es un destino perfecto. ¿Te gustan los tragos? El Gin Xoriguer es de las más ricas bebidas locales que podrás pedir. También llamado Gin de Menorca, es un emblema de la zona que se consigue en cualquier bar. Eso si te advertimos: tiene entre 30 y 42 grados de alcohol, así que no es apto para principiantes.

5. Los quesos y las comidas

Menorca

Para los viajeros que disfrutan de la buena mesa, Menorca es un destino fenomenal. Además del gin, la isla llama la atención por sus quesos. Si te gustan, no puedes dejar de probar los Quesos de Mahó, inconfundibles por su tono anaranjado y sabor muy fuerte. Su corteza, untada de queso o de pimentón, es verdaderamente deliciosa. Estos quesos gozan de Denominación de Origen Protegida, así que son un regalo ideal para amigos y familiares. Otros platos deliciosos que puedes probar en Menorca son los vinculados a la cocina del mar. Por ejemplo, es imprescindible que pruebes una caldereta de langosta. También debes probar la mahonesa, la berenjena rellena y la ensaimada.

6. Camina el Camí de Cavalls

Si eres de esos que disfrutan de hacer largas caminatas para explorar de cerca los destinos que conoces, el Camí de Cavalls es un plan genial para divertirte en Menorca. Se trata de un precioso sendero de unos 185 kilómetros de longitud, a través del cual puedes recorrer todo el perímetro de Menorca. Esta dividido en veinte etapas, que puedes hacer a tu gusto. De acuerdo a las paradas que decidas hacer, te encontrarás con preciosas calas o con salvajes tramos costeros.

7. Disfruta de los paisajes del mirador del Toro

Y si eres de los que aprecian una hermosa vista y un momento de relax, no puedes dejar de visitar el mirador del Toro. Se trata del punto más alto de la isla, así que las vistas son verdaderamente alucinantes. Son solo 358 metros de altura, pero parecen mucho más. Esto nos habla del bajo relieve de la isla. Si tienes la suerte de visitar el mirador en un día despejado, podrás apreciar a la vecina isla de Mallorca.

En definitiva, Menorca es sinónimo de playas fenomenales, pero también de planes diversos, que garantizan diversión para todos los gustos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.