Si eres de los viajeros interesados en destinos exóticos y poco conocidos, hoy en El Viajero Feliz te traemos una interesante guía sobre los diez mejores lugares qué ver en Azerbaiyán. Seguro te estarás preguntando… ¿Azerbaiyán? ¿Dónde queda? ¿Que puede verse en ese lugar de nombre tan recóndito? Pues este país tiene todo lo necesario para sorprender y conquistar a los viajeros que se aventuran a conocerlo.

La República de Azerbaiyán es el país soberano más grande de la región del Cáucaso, localizado entre Asia Occidental y Europa Oriental. Al este limita con el Mar Caspio, al norte con Rusia, al noroeste con Georgia, al oeste con Armenia y al sur con Irán. Su acervo cultural e histórico es destacado, y sus costumbres son bastante particulares. Es el primer país de mayoría musulmana que permitió abrir las puertas de teatros y óperas. También se diferencia por su tolerancia religiosa, al punto que fue considerada desde 1918, la primera república secular y democrática del mundo islámico.

Entre 1920 y 1991 pasó a formar parte de la Unión Soviética, hasta que consiguió su independencia, en 1991. A partir de ese momento vivió una oleada de desarrollo humano, económico y educativo. El sector bancario, la agricultura y la industria sostienen la mayor parte de su economía. Sin embargo el turismo viene repuntando de forma interesante a partir del año 2000, al punto de convertirse la promoción turística en una de las prioridades de la República. Los motivos sobran, pues este país tiene cualidades para consolidarse como un destino estrella. ¡Acompáñanos a descubrir qué ver en Azerbaiyán!

Qué ver en Azerbaiyán: 10 Lugares que no puedes perderte

1. Ciudad Vieja

Qué ver en Azerbaiyán. Ciudad Vieja

Considerada como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco, la ciudad vieja de Bakú, capital del país, es un espacio donde se respira historia y tradición, y uno de los más lindos qué ver en Azerbaiyán. Es una auténtica ciudad amurallada, una fortaleza antigua que resguarda en sus muros toda la historia del país. Muchas de sus murallas y torres se mantienen en perfecto estado de conservación. Está repleta de edificios antiguos y algunos de los monumentos más importantes, como el Palacio de los Shirvanshah y la Torre de la Doncella. Sus calles laberínticas, estrechas y empedradas, son perfectas para el deleite de los viajeros amantes de la aventura.

2. Centro Heydar Aliyev

Qué ver en Azerbaiyán. Centro Heydar Aliyev

La ciudad de Bakú ofrece los más espectaculares contrastes. De la Ciudad Vieja con sus siglos de historia, podemos pasar a la más alucinante modernidad. El Centro Heydar Aliyev es muestra de ello. Es un centro cultural que sirve de sede al Centro de Congresos, y también presta sus espacios a la realización de eventos y exposiciones artísticas. Su construcción inició en el año 2007, y fue nombrado en honor del tercer presidente de Azerbaiyán. Con sus formas dinámicas y materiales novedosos, es uno de los símbolos del Bakú moderno, al punto de ser reconocido como el mejor edificio del mundo, con el premio Disign of the Year en su edición del año 2014. Un lugar infaltable para ver las distintas facetas de la capital de Azerbaiyán.

3. Torre de la Doncella

Qué ver en Azerbaiyán. Torre de la doncella

Dentro de la Ciudad Vieja de Bakú hay un montón de edificios y estructuras milenarias, mezquitas y callejuelas. Pero algunos monumentos se destacan entre los mejores lugares qué ver en Azerbaiyán. La Torre de la Doncella es uno de ellos, y si te animas a visitarla descubrirás por qué. Esta imponente estructura tiene 31 metros de alto en su zona sur, y 28 metros en su zona norte. El grosor de las paredes alcanza 5 metros en la base y 4 en la cima. Sus ocho pisos se separan entre sí por el entarimado de piedra, y se conectan por las escaleras.

Esta increíble fortaleza que siempre concentra a su alrededor a decenas de turistas, esconde algunas leyendas interesantes. La más popular entre los lugareños, se refiere a un Sha que se enamora de su hija y decide casarse con ella. La doncella, horrorizada por el próximo matrimonio con su padre, le pidió que antes de la ceremonia le construyera una imponente torre, para honrarla. Cuando la edificación estuvo lista, la joven subió al punto más alto y desde allí corrió y saltó en dirección al mar.

4. Palacio de los Shirvanshah

Qué ver en Azerbaiyán. Palacio de los Shirvanshah

Cuenta una  antigua leyenda que cuando se planificó la construcción de este imponente palacio, muchos trozos de carne fueron colgados por toda la ciudad. En el lugar donde la carne se mantuvo más fresca, comenzaron la construcción. Se creía que éste era el espacio más limpio y saludable de todo el poblado. El Palacio de los Shirvanshahs es uno de los mejores lugares qué ver en Azerbaiyán. Su construcción se inicio en 1420 y culminó en 1450. Es el mayor monumento de la rama Shirvan-Absheron de la arquitectura del país.

Es un enorme complejo ubicado en el interior de la ciudad de Bakú. Los edificios que lo integran están situados en seis patios. Entre ellos se cuenta el Divankhane, edificio principal del palacio, las criptas de enterramiento, la mezquita del sha, el mausoleo de Seyid Yahya Bakivi, y los restos de la imponente casa de baños. Para tener una idea de la dimensión de la estructura, sólo en el edificio principal, de dos pisos, hay un total de 52 habitaciones. 27 de ellas, en el primer piso, eran para los sirvientes y esclavos del rey. Las restantes 25, en el segundo piso, eran las de la familia real.

5. Parque nacional de Gobustán

Qué ver en Azerbaiyán. Parque nacional de Gobustán

A unos 64 kilómetros al suroeste del centro de Bakú, encontramos uno de los lugares naturales más fantásticos qué ver en Azerbaiyán. Si bien no es tan cerca de la capital, lo que descubrirás recorriéndolo bien vale la pena el viaje. El Parque Nacional de Gobustán fue declarado como tal en el año de 1966, con el objeto de conservar las tallas antiguas, los increíbles volcanes de lodo y las piedras de gas en la región.

Todo el paisaje está lleno de arte rupestre: tallas y petroglifos que muestran imágenes de la vida prehistórica en el Cáucaso. Hombres cazando antílopes, viajando en botes de jucos y mujeres bailando, son algunas de las representaciones que pueden observarse. Otro de los atractivos fundamentales de este plan son los volcanes de lodo: aproximadamente 300 de los 700 volcanes de lodo que existen en el mundo, están en Gobustán. Si te animas, podrías incluso cubrirte de él, pues se dice que este lodo tiene propiedades medicinales.

6. Museo de Alfombra de Azerbayán

Qué ver en Azerbaiyán. Museo de Alfombra

Si eres amante de los edificios originales, que ofrecen mucho por descubrir, este paseo te encantará. La primera sede del Museo de la Alfombra abrió sus puertas en el año 1976, en las instalaciones de la Mezquita Juma, en la Ciudad Vieja. Fue recién hasta el año 2014 que se inauguró el increíble edificio que podemos ver ahora, en el que se exhibe la más grande colección de alfombras de Azerbaiyán de todos los tiempos. Todas las técnicas y métodos de tejidos están expuestos en sus salas. Ahora, te preguntarás, ¿qué es lo extraordinario de estas alfombras? En el año 2010 las alfombras de Azerbaiyán fueron proclamadas Obra Maestra del Patrimonio Inmaterial por la Unesco. Son arte puro, que seguro te encantará.

7. Baku Boulevard

Qué ver en Azerbaiyán. Baku Boulevard

El Baku Boulevar es de los primeros paseos que hacen los viajeros en la capital de Azerbaiyán. Es el parque más grande del país, con 26 kilómetros de extensión a lo largo de la costa del Mar Caspio. Su punto inicial es el Puerto de Bakú, y luego de un largo recorrido, termina en la Plaza de la Bandera Nacional. Este es un paseo ideal para caminar y conocer un poco de la parte más urbana de Bakú. Centros y galerías comerciales, múltiples cafés, bares y restaurantes, juegos para niños, e incluso la posibilidad de dar un paseo en barco, son parte de las opciones divertidas que encontrarás en este destino.

8. Plaza de las Fuentes

Qué ver en Azerbaiyán. Plaza de las Fuentes

Si estás buscando un lugar lleno de arte y frescura, éste es de los mejores qué ver en Azerbaiyán. La Plaza de las Fuentes se ubica en pleno centro de Bakú. Fue construida durante el gobierno soviético y debe su nombre a las decenas de fuentes diversas, coloridas y acompañadas de esculturas que se despliegan en toda su extensión. Es un lugar muy alegre y concurrido, especialmente los fines de semana. Tanto los locales como los viajeros disfrutan del ambiente de frescura de la plaza, los paseos peatonales y los múltiples cafés y bares que la rodean. Es definitivamente, un imperdible en tu visita por este singular país.

9. Ateshgah de Baku

Qué ver en Azerbaiyán. Ateshgah de Baku

Azerbaiyán fue conocida en sus orígenes como «la tierra del fuego sagrado». Aunque este fuego eterno al que se refirieron sus primeros exploradores, se debía al petróleo y gas en erupción de la tierra, se hizo alrededor de esta idea toda una leyenda. El Ateshgah, o Templo del Fuego, es muestra de ello. La visita a este extraordinario lugar, estamos seguros de que será de tus mejores recuerdos en Azerbaiyán. Su forma es pentagonal, y tiene varias habitaciones que sirvieron de hogar a sacerdotes. En el templo, el fuego arde continuamente y de forma natural. ¿La razón? El gas natural que sale de la tierra, combinado con el oxígeno, crea una llamarada inagotable.

10. Torres Flame

Qué ver en Azerbaiyán. Torres Flame

La modernidad en su máximo esplendor son las Torres Flame. Su sola visualización en la distancia, ya constituye un espectáculo. Son los tres rascacielos más altos de Bakú, con 140, 160 y 190 metros de altura. En su interior encontramos un hotel, oficinas y apartamentos. Las fachadas de las tres torres se transforman en grandes pantallas: luces leds de alta potencial que le dan a la ciudad un aspecto vibrante.

Todos los lugares qué ver en Azerbaiyán nos resumen algo: la experiencia que este país brinda al viajero es verdaderamente extraordinaria. Un viaje al corazón de la historia de la humanidad, se combina con los mejores resultados de la modernidad. Un país que se alza como una perla turística, con las cualidades para encantar al viajero más exigente. ¡Anímate a recorrer las maravillas de Azerbaiyán!