Europa es un continente repleto de destinos fantásticos, muy apetecidos por los viajeros de todo el mundo. Las ciudades y gastronomía española, la clásica arquitectura italiana o el romanticismo francés, son ampliamente valorados por los turistas. Pero el continente europeo también esconde destinos que, si bien son menos comunes, tienen todo el potencial para conquistar a los trotamundos más exigentes. En esta oportunidad hablaremos sobre los mejores lugares qué ver en Bosnia y Herzegovina, un exótico país de la península balcánica, en el sureste europeo, que es definido por sus lugareños como la tierra en forma de corazón.

Los enfrentamientos bélicos han formado parte ineludible de la historia de la nación. Destacan en este sentido, hechos como el asesinato del archiduque Francisco Fernando, en el famoso Puente Latino, que marcaría el inicio de la Primera Guerra Mundial. Más recientemente, Bosnia vivió una guerra civil que terminó recién en 1995. Aunque las consecuencias de la guerra aún se dejan sentir en sus rincones, el país está dotado de una belleza mística, una mezcla de culturas y la hospitalidad natural de los locales, que sumados a sus paisajes naturales, hacen de Bosnia un destino encantador.

La exótica ciudad de Sarajevo, que tanta relevancia ha tenido en la historia europea, recuperó hace años su paz, para abrir su casco histórico y típicas calles a los viajeros ávidos de explorarla. Los castillos y construcciones medievales, abrazados por macizos montañosos o cascadas, son parte de la herencia arquitectónica del país. Sus zonas campestres, con villas bañadas por ríos y lagos, y escoltadas por los impactantes Alpes Dináricos, se suman a las potencialidades de este destino singular. Acompáñanos en El Viajero Feliz a descubrir los mejores lugares qué ver en Bosnia.

Qué ver en Bosnia: 10 Lugares que no puedes perderte

1. Puente de Mostar

Qué ver en Bosnia. Puente de Mostar

La ciudad de Mostar es testimonio vivo de los horrores que las diferentes guerras han heredado a Bosnia. Apenas en la década de los noventa la ciudad fue sitiada y bombardeada por la autoproclamada República Croata de Herzeg-Bosnia. En buena parte de sus edificios se ven aún los efectos de los bombardeos, así que recorrer las calles de Mostar es como navegar en la historia. El famoso puente otomano, icono de la ciudad, fue destruido como consecuencia de los enfrentamientos bélicos, pero en su lugar se erigió el Stari Most. El puente fue magistralmente reconstruido, y hoy podemos apreciar este extraordinario arco de piedra, como el eje central de la ciudad vieja de Mostar, y uno de los más lindos lugares qué ver en Bosnia.

2. Kravice Waterfall

Qué ver en Bosnia. Kravice Waterfall

Si eres de los viajeros que aprecia las bondades que la naturaleza tiene para ofrecer en cada nuevo destino, no puedes dejar de visitar la espectacular cascada de Kravice. Se trata de una gran cascada de toba, una especie de piedra caliza, que se ubica en el río Trebizat, en la región de Herzegovina. La cascada tiene unos veinticinco metros de altura, y en su base se encuentra un lago ideal para el disfrute de los bañistas. Este es un destino ideal qué ver en Bosnia, si buscas pasar un día de relajación y esparcimiento. La zona es perfecta para hacer picnics, y también hay un área acondicionada para acampar, así como varios restaurantes que ofrecen comida local. La época ideal para disfrutar del clima y una temperatura agradable en el agua, es la primavera o el verano.

3. Vrelo Bosne

Qué ver en Bosnia. Vrelo Bosne

En las afueras de la movida ciudad de Sarajevo, encontramos el manantial del río Bosna, un parque público de belleza natural que invita al descanso y la relajación. El manantial se extiende en las estribaciones del monte Igman, y puede visitarse caminando. Los senderos del parque son ideales para andar en bicicleta, y brindan al viajero la posibilidad de avanzar con la compañía del rumor del agua y la vista de las pequeñas cascadas y corrientes. También podrás observar patos, cisnes y demás especies de la fauna local. En la extensión del parque encontrarás restaurantes y cafeterías donde parar a comer algo y seguir con tu recorrido. Este es un tranquilo y agradable lugar qué ver en Bosnia, que recibe a unos sesenta mil turistas cada año.

4. Sebilj

Qué ver en Bosnia. Sebilj

Erigida en el año 1753, esta estructura es uno de los símbolos más antiguos de Sarajevo. Se trata de una fuente pública hecha de madera y piedra, en forma de kiosco. Su estilo pseudomorisco es típico de las construcciones del Imperio Otomano, y su belleza resalta en el centro de la plaza Bascarsija. La Sebilj fue construida por el arquitecto Mehmed Pasha-Kukavica, y trasladada en 1891 a la que es su ubicación actual. Rodeada por la activa vida comercial de la plaza, la torre destaca como una muestra de la cultura y los devenires, algunos gloriosos y otros funestos, del pasado. Es un lugar imprescindible qué ver en Bosnia, y protagonista de muchas de las postales de la ciudad.

5. Puente Latino

Qué ver en Bosnia. Puente Latino

No puedes visitar Bosnia sin recorrer la extensión del Puente Latino, el más antiguo de la ciudad, teniéndose referencias de su origen desde el año 1541. Este histórico puente otomano que se eleva sobre el río Miljacka, en la ciudad de Sarajevo, fue el escenario en el que se gestaría la causa inicial que dio origen a la Primera Guerra Mundial. Fue el 28 de junio de 1914, cuando el nacionalista serbo-bosnio Gavrilo Princip asesinó al archiduque Francisco Fernando, heredero a la corona del Imperio astrohúngaro, y a su esposa. De esta acción violenta se generaría el terrible conflicto que duraría hasta 1918.

El puente se ha consolidado como uno de los lugares turísticos más importantes qué ver en Bosnia, tanto por su enorme valor histórico como por su belleza arquitectónica. Sus cuatro arcos se apoyan en tres fuertes pilares, y su dique está construido de piedra y yeso. Las dos aperturas en forma de círculos que tiene sobre los pilares, son tan característicos, que incluso aparecen en el escudo de Sarajevo.

6. Túnel de Sarajevo

Qué ver en Bosnia. Túnel de Sarajevo

En las afueras de la ciudad encontramos un lugar que se mantiene como testigo silente de las más oscuras etapas de Sarajevo. Durante el sitio a la ciudad que mantuvo el Ejército Yugoslavo, entre abril de 1992 y febrero de 1996, se calcula que murieron unas doce mil personas, la mayoría de ellas, población civil. El ejército bosnio con la ayuda de civiles, construyeron este túnel de más de 800 metros de largo, para lograr conectar a la ciudad con el aeropuerto, y así acceder a las armas y suministros básicos. También fue usado en ocasiones para huir de los bombardeos. En la actualidad, sólo veinte metros permanecen en pie, convertidos en el Museo del Túnel de Sarajevo. Aunque es una visita breve, la energía de historia que se respira en su interior, bien vale que sea considerado entre los mejores lugares qué ver en Bosnia.

7. Gazi Husrev-beg Mosque

Qué ver en Bosnia. Gazi Husrev-beg Mosque

Una de las más valoradas muestras de la belleza arquitectónica de Bosnia, es la Mezquita Gazi Husrev-Beg. Esta hermosa construcción es el principal templo islámico de Sarajevo, y fue construida en el lejano año 1531, por el gobernador del mismo nombre. La guerra civil ocurrida entre 1992 y 1996 generó importantes daños en su estructura, pero fue restaurada en su totalidad. Su puerta principal es una auténtica joya de la arquitectura tradicional otomana, y en su patio está enterrado el gobernador Gazi Husrev Bey y otros varios líderes políticos bosnios.

Si bien su fachada en impresionante, y protagoniza muchas de las panorámicas de la ciudad, es en su interior, lleno de símbolos y misticismo, donde encontramos el mayor de sus encantos. Originalmente fue construida con un complejo de salas de oración, una madrasa o escuela coránica, un comedor medieval para los pobres musulmanes, una sala de lavado y la biblioteca. Si eres de los viajeros apasionados por la arquitectura, seguro esta mezquita estará en tu lista personal de los mejores lugares qué ver en Bosnia.

8. Cascadas de Pliva

Qué ver en Bosnia. Cascada de Pliva

Ubicadas en la región más calurosa del país, las cascadas de Pliva, conocidas popularmente como cascadas Kravica, son un auténtico oasis de selva y humedad, que se han consolidado entre los mejores destinos qué ver en Bosnia. En un entorno de abundante vegetación, aparecen estos saltos de agua que alcanzan más de veinticinco metros de altura. El río Trebizat las atraviesa y nutre, ofreciéndonos uno de los más lindos espectáculos naturales del país. Las cascadas se dividen en más de diez ramificaciones de agua que cae a través de las rocas, hasta un hermoso lago que en verano suele estar repleto de temporadistas. Si aprecias las bellezas de la naturaleza, no te puedes perder una visita a estas hermosas cascadas.

9. Vijećnica

Qué ver en Bosnia. Vijećnica

Frente al río Miljacka, y muy cercano al centro histórico de Sarajevo y al barrio turo de Bascarsija, encontramos el edificio del Ayuntamiento de la ciudad, conocido popularmente como Vijećnica. Esta imponente construcción, cuyo origen data de 1896, combina un estilo morisco español, con detalles arabescos inspirados en las mezquitas. Al momento de su construcción fue uno de los edificios más costosos de esa región de Europa. Hasta el año 1949 el lugar fue sede del gobierno local. Luego fue reconvertido en la Biblioteca Nacional. En la actualidad funciona como la Biblioteca Nacional y Universitaria de Bosnia-Herzegovina, salón de sesiones del ayuntamiento, espacio de recepciones oficiales y museo. También ofrece sus espacios para la realización de exhibiciones artísticas y conciertos. Es uno de los más clásicos lugares qué ver en Bosnia, en el que debes al menos tomarte una fotografía en tu visita.

10. Dervish House

Qué ver en Bosnia. Dervish House

Blagaj es una tranquila y cálida ciudad de Bosnia, que se destaca por la belleza de sus paisajes y su clima mediterráneo, producto de la cercanía al mar Adriático. Entre sus atractivos, destaca la Dervish House, un histórico monasterio sufí, que se erige en medio de unos acantilados, junto a la fuente del río Buna. Este monasterio derviche encuentra sus orígenes hace cerca de 600 años, lo que lo convierte en una de las estructuras más ancestrales de la región. Sus pintorescos edificios hacen un increíble juego con el paisaje acuático, invitando a la paz y a la reflexión.

Con puentes históricos, edificios de renombre, parques encantadores y naturaleza plena entre los mejores lugares qué ver en Bosnia, este país conquista a los viajeros que se animan a explorarlo. Bien vale la pena lanzarse a la aventura en una nación que se esfuerza por abrirse al turismo, y cuenta para ello con valiosos atractivos, entre los que destaca una de las historias nacionales más ricas de Europa.