Toda la magia del continente asiático se despliega en este singular y pequeño país. Más de cinco mil años de historia, que se sienten en sus estructuras antiguas, su acervo cultural y su naturaleza magnética, conquistan a los más exigentes viajeros. La República de Corea, comúnmente llamada Corea del Sur, es un país soberano del Asia Oriental. Limita al norte con la República Popular Democrática de Corea, mejor conocida como Corea del Norte, con la cual formó un sólo país hasta el año 1945. Acompáñanos en El Viajero Feliz a descubrir los diez mejores lugares qué ver en Corea del Sur.

Esta nación ha presentado desde la década de 1950, un crecimiento vertiginoso que ha abarcado varias áreas del desarrollo del país. Actualmente está considerada como la 13° economía más grande del mundo. Instituciones de relevancia internacional como la ONU, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, registran a Corea del Sur como un país desarrollado. La infraestructura del país es destacada, y está entre los líderes del mercado internacional de tecnología y producción de aparatos electrónicos.

Son millones las curiosidades de Corea del Sur, que se ganan la atención del visitante. Por ejemplo, se le conoce como la Tierra de la calma en la mañana. En las zonas rurales, con paisajes alucinantes, esto puede ser bastante real. También llama la atención el hecho de que sus habitantes evitan el número cuatro a toda costa. Incluso hay ascensores en los que al cuarto piso se le distingue con la letra F, en vez del número. La nación de las leyendas ancestrales, las urbes desarrolladas y los grandes avances tecnológicos, está lista para conquistar a los viajeros. ¿Te animas a explorar los mejores lugares qué ver en Corea del Sur? ¡Sigue leyendo!

Qué ver en Corea del Sur: 10 lugares que no puedes perderte

1. Gyeongbokgung

Qué ver en Corea del Sur. Gyeongbokgung

El Palacio Gyeongbukgung es una de las construcciones históricas más alucinantes de Seúl, la capital de Corea del Sur. Fue el palacio principal durante la dinastía Joseon, que se mantuvo entre los años 1392 y 1910. Más de 600 años de historia se respiran entre sus muros. Poco más de 1.6 millones de metros cuadrados integran este fantástico monumento de planta rectangular y pabellones finamente decorados. En su salón principal se realizaban ceremonias y los funcionarios rendían sus informes matutinos al rey. También se resguarda en su interior la chimenea (conocida con el nombre de gulttuk), que destaca entre las más bellas hechas durante esta dinastía, quedando registrada en la lista de Tesoros Nacionales. El Palacio es un absoluto indispensable en la lista de lugares qué ver en Corea del Sur.

2. N Seoul Tower

Qué ver en Corea del Sur. N Seoul Tower

Si eres de los viajeros que aman las vistas alucinantes, y las aprovechan para hacer mil fotografías, éste es un lugar que realmente disfrutarás. La N Seoul Tower, también conocida como Torre Namsan o Torre de Seúl es uno de los iconos de la ciudad, y con razones de sobra. Tiene 236,7 metros de altura, y se encuentra en la cima del monte Nansam, que le suma 243 metros. Subir a su cima nos regala una panorámica de la ciudad a 480 metros de altura. Generalmente se llega hasta la montaña en el Teleférico de Namsan, y de allí se camina hasta la torre. En su base se ubican comercios de diferentes tipos. En su punto más alto encontramos cuatro plataformas de observación, una de las cuales es un magnífico restaurante giratorio.

3. Namiseom

Qué ver en Corea del Sur. Namiseom

En sus orígenes, Namiseom fue conocida como la Isla escondida de Chuncheon. Es una pequeña isla en forma de media luna que se sitúa en esta localidad de Corea del Sur. Su formación fue artificial: la construcción de una represa en la zona generó el desarrollo de la isla, sin embargo nadie imaginó que tendría después tanto valor turístico. Su nombre proviene del general Nami, que murió a la edad de 28 años, luego de haber sido acusado falsamente de traición durante el reinado del rey Sejo, el séptimo rey de la Dinastía Joseon.

En la isla se encuentran restaurantes y bares de todo tipo, así como múltiples servicios para los viajeros. Pero lo más llamativo de esta visita es la apreciación de los colores en todos sus parajes y caminos peatonales y boscosos. La isla literalmente cambia de color, según la estación del año en que se le visite. En invierno, todo el ambiente se torna azulado. En primavera los cerezos en flor le dan un aspecto colorido. En verano abundan los verdes, y en otoño, los rojos, naranjas y amarillos de los gingkos y otros árboles, dotan al paisaje de halo místico y romántico.

4. Bukchon Hanok Village

Qué ver en Corea del Sur. Bukchon Hanok Village

¿Cómo te parece conocer por dentro el antiguo barrio de la realeza de Seúl? El Bukchon Hanok Village es de los mejores lugares qué ver en Corea del Sur. Una red de calles curvas, empinadas y estrechas, van construyendo esta aldea laberíntica, en la que se encuentran las casas tradicionales que servían de residencia a los altos funcionarios y miembros de la realeza, durante la Dinastía Joseon.

Hasta hoy son muchas las casas tradicionales que se mantienen en pie, permitiendo al viajero conocer la arquitectura antigua del país. Algunas de estas construcciones se han transformado en restaurantes o tiendas de artesanía. Éstas le dan la oportunidad al viajero de conocer sus particulares interiores, con los clásicos colchones finos en el suelo, una mesa baja de comedor, y cojines haciendo las veces de sillas. La visita al Bukchon Hanok Village es una extraordinaria vuelta a la aristocracia del pasado.

5. Complejo del Palacio de Ch’angdokkung

Qué ver en Corea del Sur. Complejo del Palacio de Ch'angdokkung

El Palacio de Ch’angdokkung, también conocido como Palacio del Este, fue declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1997. La distinción halla su sustento la magnificencia de esta legendaria edificación, y por eso es uno de los mejores lugares qué ver en Corea del Sur. Su construcción data del año 1405, y fue ordenada por la Dinastía Chosŏn. Este palacio sirvió como residencia de la corte real, y también fue sede del gobierno entre 1610 y 1868. Fue el favorito de muchos emperadores, por ser más cálido y acogedor que otros palacios de la ciudad. Aunque no se puede ingresar a su interior, la vista de su fachada y jardines secretos, bien vale la pena.

6. Palacio de Deoksugung

Qué ver en Corea del Sur. Deoksugung

En plena esquina de una de las calles más concurridas del centro de Seúl, se halla este imponente Palacio que es uno de los imprescindibles qué ver en Corea del Sur. El hecho de estar rodeado de construcciones modernas, lo hace una perla en el paisaje urbano. El Palacio Deoksugung perteneció originalmente al Príncipe Wolsandaegun, hermano mayor del Rey Seongjong de la Dinastía Joseon. Los edificios que integran el complejo varían en su construcción. Algunos están fabricados en estuco, y otros en madera simple o pintada. Destaca el macizo muro de piedra que rodea parte de sus senderos, y el estanque Geumcheon que se encuentra en la entrada principal, con un ancho puente para que pudiese pasar el carruaje del monarca. Es un original paseo para hacer en pleno centro de la capital.

7. Fortaleza de Hwasong

Qué ver en Corea del Sur. Fortaleza de Hwasong

La Fortaleza de Hwasong es una leyenda pura, y tiene que estar incluida en tu lista de lugares qué ver en Corea del Sur. Está ubicada en la ciudad de Suwon, capital de la provincia de Gyeonggi-do, a 30 kilómetros de Seúl. Su construcción se realizó entre 1794 y 1796, ordenada por el Rey Jeongjo de la Dinastía Chosŏn. Con la edificación pretendió albergar y honrar los restos mortales de su padre, el príncipe Sado. Este príncipe fue condenado a morir encerrado dentro de un cofre de arroz por su propio padre, el rey Yeongjo, al no obedecer el mandato de suicidarse. La fortaleza tiene una energía milenaria que emana de cada muro. El estilo oriental y occidental se combinan en su arquitectura, y el arroyo Suwoncheon, fluye a través de su centro.

8. Lotte World Tower

Qué ver en Corea del Sur. Lotte World Tower

No todo son palacios milenarios, y complejos con siglos de historia en esta nación asiática. Un alucinante ejemplo de la modernidad urbanística de Corea del Sur es el edificio Lotte World Tower, el rascacielos más alto de Seúl y de toda Corea del Sur. Nada menos que 555 metros de altura, distribuidos en 123 plantas, componen este edificio, cuya fachada luminosa puede apreciarse desde todos los puntos de la ciudad. Alberga la plataforma de observación más alta del mundo, en su planta 123. Una vista de 512,3 metros de altura hace que este rascacielos sea un plan indispensable en tu itinerario viajero.

9. Namdaemun Market

Qué ver en Corea del Sur. Namdaemun Market

Si eres de los amantes de explorar las callejuelas autóctonas y reales de las ciudades, el Namdaemun Market es uno de los lugares más pintorescos qué ver en Corea del Sur. Éste es el mercado callejero más grande del país, y el sitio perfecto para comprar souvenirs clásicos, y probar la más rica y exótica comida callejera. Su origen data del año 1414, cuando se formó en la misma área un pequeño mercado administrado por el gobierno de la ciudad, dirigido por el Rey Taejong. En la actualidad, sus más de diez mil tiendas ofrecen productos electrónicos, ropa tradicional coreana, accesorios de vestir y artesanías.

10. Dongdaemun Design Plaza

Qué ver en Corea del Sur. Dongdaemun Design Plaza

En el centro de Dongdaemun, la zona de Seúl que nunca duerme, se erige el Dongdaemun Design Plaza, un moderno complejo cultural de 38.000 metros cuadrados. Para su construcción se emplearon modelos BIM (Building Information Modelling), lo que lo convierte en una vanguardia pura de la arquitectura en Corea del Sur. Aluminio curvo y con pequeñas perforaciones que permiten la entrada de luz, le da al edificio un aspecto espacial. En su interior se albergan galerías de exposiciones y espacios para la realización de eventos.

Un equilibrio perfecto entre la más rica historia y todas sus leyendas, y una modernidad despampanante, se reúnen en Corea del Sur. Este pequeño país, que destaca en el mundo por sus fortalezas tecnológicas e industriales, se alza como un tesoro turístico aún no del todo explotado. Para el viajero amante de la historia, la naturaleza y la simpleza, como para el que prefiere las ciudades desarrolladas, las luces y la vida nocturna, Corea del Sur es una opción que satisface las más altas expectativas. ¡Anímate a conocer este mágico rincón del Asia Oriental!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.