Son muchos los pueblos y las civilizaciones que han transformado la historia de la humanidad. Desde los Antiguos Egipcios hasta los Mayas. Pero, pocos han sido tan perseguidos, diezmados y víctimas de la crueldad como los judíos. A causas de sus diferencias ideológicas, culturales e incluso económicas, no solo han sido víctimas de masacres universales como el Holocausto, sino también de otras, menos mediáticas, pero igual de dantescas, como la quema del gueto en Barcelona en los años de la peste.

En diferentes ciudades del mundo podemos apreciar que se mantienen en pie barrios judíos, cargados de la potente historia de este pueblo. Uno de los más interesantes es el de Cracovia que, no en vano, fue declarado Patrimonio Mundial de la Unesco. También conocido como Kazimierz, es una parada obligatoria para conocer la historia polaca y de los judíos en el mundo.

Para aproximarte a ella, la mejor idea es hacer un free tour por el Barrio Judío de Cracovia, en el que un guía experto y de vida local te cuente sobre los principales puntos de interés, leyendas y secretos. 

4 lugares para descubrir en el Barrio Judío de Cracovia

1. Explora la Calle Szeroka

Qué ver en el Barrio Judío de Cracovia

Si quieres empezar con buen pie tu recorrido por el fascinante barrio judío de Kazimierz, el mejor lugar para arrancar la caminata es la calle Szeroka. Este lugar es el corazón de la zona y en ella se concentran cuatro de las siete sinagogas que se alzan en el barrio. Éstas son la sinagoga de Remuh, al de Popper, la sinagoga Alta y la sinagoga Vieja, la más antigua de Polonia.

Esta calle también es el escenario del concierto de cierre del Festival de la Cultura Judía, que se realiza todos los años en la ciudad desde 1988. Si te interesa asistir y verlo con tus propios ojos, deberás estar en la ciudad entre finales de junio y principios de julio. Y si lo que quieres es disfrutar de un aperitivo cargado de sabor local, la calle Szeroka también está repleta de cafés y restaurantes tradicionales.

2. Visita la Plaza Nowy

Plaza Nowy

Si quieres pasar un tiempo paseando de manera descontracturada por el barrio judío de Cracovia, un lugar que debes disfrutar es la Plaza Nowy, a la que antiguamente se le conocía como la Plaza del Mercado de las Aves. Es un lugar que da muestra de las transformaciones que ha tenido el barrio a lo largo de los años, combinando lo mejor de la tradición con los avances de la modernidad.

Este es el destino ideal si quieres probar de todo un poco sobre la gastronomía autóctona. Y lo mejor: ¡A precios muy amigables con tu bolsillo! Si te decides a recorrerla, te recomendamos disfrutar del tradicional zapienkanki. Es una rica barra de pan a la que puedes poner champiñones, queso, jamón, vegetales variados… todos los ingredientes que te gusten. En la plaza Nowy también encuentras un fascinante mercado de antigüedades, en el que comprar recuerdos de tu viaje.

3. Aprende en el Museo Judío de Galicia

museo judio de galicia

Y como es de esperarse, uno de los barrios judíos más importantes del mundo, es también un sinónimo de aprendizaje, un testimonio permanente de la historia y las barbaries que no deberían repetirse jamás. Es justo eso lo que encontramos en el Museo Judío de Galicia, en el barrio judío de Cracovia. Se trata de un espacio alzado con dos objetivos fundamentales. El primero es conmemorar a las víctimas del Holocausto, con una exposición fotográfica permanente sobre las vivencias terribles que tuvieron. 

El segundo objetivo del recinto es rendir un homenaje a la cultura judía de la zona de Galicia (Galitzia), una región centroeuropea que se divide entre Polonia (Galitzia occidental) y Ucrania (Galitzia oriental). Se dedica entonces a resaltar las manifestaciones culturales que identifican a este pueblo en concreto. El museo se encuentra frente a la Sinagoga Vieja, el Museo de Ingeniería Urbana, la Sinagoga de Isaac y la Sinagoga Remuh.

4. Conoce la Sinagoga y el cementerio de Remuh

Free tour en Cracovia

Ya te hemos contado que son un total de siete las sinagogas que alberga el barrio judío de Cracovia. Pero entre ellas, especial atención merece la sinagoga de Remuh, que contiene también un cementerio. Es la más pequeña del barrio, de construcción austera y simple. Pero es un lugar en el que te conectarás fácilmente con lo más sensible de la tradición judía.

Al entrar a ella, también podrás ver un cementerio antiguo. La sinagoga de Remuh fue destruida por los nazis, luego de ser usada, como otras tantas, para almacenar provisiones. Es un lugar fascinante, que sin duda vale la pena descubrir.

Y si quieres aprender un poco más sobre la historia, también deberás llegar hasta el cementerio nuevo, cuya historia se conecta con la de Remuh. Tras la invasión nazi, el cementerio de Remuh cerró sus puertas y las lápidas fueron utilizadas como material de construcción. En los años cincuenta comenzó la reconstrucción de este lugar, un cementerio nuevo en el que hay alrededor de diez mil tumbas, memoriales de víctimas del Holocausto. Muchas de ellas fueron construidas con trozos de lápidas que se recuperaron.

Si te interesa la historia judía en su profundidad, el Barrio Judío de Cracovia debe ser el siguiente entre tus lugares por visitar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.