Por su inigualable encanto, por su gran versatilidad y por los bellos contrastes que configuran la ciudad, Estrasburgo es un paraíso extraído de algún libro de cuentos para niños, una villa donde habitan leyendas y seres mágicos. Incluso hay quienes la consideran la ciudad más bonita de Francia y muchas razones hay para que se crea así. En esta ocasión en El Viajero Feliz traemos para ti este listado sobre qué ver en Estrasburgo, para que tu experiencia en este lugar sea inolvidable.

Múltiples zonas verdes y tiendas de lujo, preciosos canales y barrios muy particulares, restaurantes que son el más alto exponente de la comida alsaciana y tabernas para degustar los deliciosos vinos que se producen en esta cumbre vitícola… Estrasburgo lo tiene todo. La capital de Alsacia es tan bella y tan particular que ha sido la primera ciudad francesa en ser declarada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Prepara tu equipaje y alístate para no morir de amor por esta ciudad.

Qué ver en Estrasburgo: 10 lugares que no puedes perderte

1. Catedral de Estrasburgo

Qué ver en Estrasburgo | Catedral de Estrasburgo

Iniciamos este listado sobre qué ver en Estrasburgo con la mayor insignia de la bella capital alsaciana, la Catedral de Notre-Dame de Estrasburgo. Es una solemne edificación que cuenta con más de mil años de historia, ha sufrido las inclemencias geológicas e incendios, pero se ha mantenido y conserva aún cicatrices de los eventos que figuraron su pasado. Esta impresionante catedral es el máximo exponente de la arquitectura gótica que se encuentra en la ciudad. Por su infinita cantidad de ornamentaciones, resulta un sitio muy concurrido por turistas.

El punto predilecto para contemplar la soberbia fachada de la catedral es desde la Rue Mercière, simplemente terminarás embelesado contemplando las arpas de piedra, las figuras de los apóstoles, los arcos y la majestuosa aguja de la catedral. En su interior guarda un único reloj astronómico de tipo renacentista que es, sin duda alguna, de los artilugios más bellos de toda Francia. La torre de la aguja tiene 142 metros y representa la estructura medieval más alta de Europa. Además, al subir a ella podrás contemplar una vista perfecta de todo Estrasburgo.

2. Barrage Vauban

Barrage Vauban

Por su importancia histórica y su belleza arquitectónica, la presa de Vauban es un sitio obligatorio en esta entrada sobre qué ver en Estrasburgo. Consiste en una presa que, además de servir como contención del río III, es un mirador fundamental para apreciar las dos partes de la ciudad que están divididas por el mismo. Desde allí podrás contemplar los bellísimos puentes cubiertos y la majestuosidad de la arquitectura de la pequeña Francia. Además, obtendrás una vista muy particular de la Catedral de Notre-Dame de Estrasburgo.

La presa fue construida para inundar la parte sur de la ciudad en caso de invasión, un particular, pero efectivo mecanismo de defensa que mantenía a salvo a la ciudad. Esta presa goza de una ubicación afortunada hacia el centro de la ciudad, recorrer esta presa a pie también te permite visitar algunos museos y transitar por el centro histórico de Estrasburgo.

3. Palacio Rohan

Palacio Rohan

Construido entre 1732 y 1742, el Palacio Rohan fue construido para servir de residencia para los príncipes-obispos y cardenales de la Casa Rohan. Este palacio se ubica junto a la Catedral de Notre-Dame y es considerada la obra maestra de la arquitectura barroca francesa tardía. Desde su creación este palacio ha alojado a múltiples rigentes franceses desde María Antonieta hasta Napoleón.

Su arquitectura es única y representa una de las más bellas edificaciones de todo Estrasburgo, incluso desde su entrada. Al ingresar tendrás que pasar bajo un arco del triunfo coronado con dos estatuas que simbolizan la clemencia y la religión. En su interior reposan habitaciones de gran belleza como la Sala de los Obispos o la Cámara del Rey, además en la actualidad conviven tres museos en su interior: el Museo de Arqueología, el Museo de Bellas Artes y el Museo de Artes Decorativas. Es un lugar fundamental para todos los amantes del arte que se preguntan qué ver en Estrasburgo.

4. Plaza Kléber

Plaza Kléber

Y en el próximo lugar de este listado sobre qué ver en Estrasburgo llega la plaza Kléber, la plaza más grande e importante de la ciudad. Está ubicada muy cerca de la Catedral de Notre-Dame, en el centro histórico de la capital alsaciana. Esta plaza debe su nombre a Jean Baptiste Kléber, un general militar que tuvo un papel muy importante durante las guerras revolucionarias, de quien figura una estatua en el centro de la plaza.

La plaza está rodeada de tiendas de todo tipo, restaurantes, cafés, joyerías, tiendas de ropa y muchas otras. Para los festejos navideños se erige aquí el enorme árbol de navidad. En esta plaza también se lleva a cabo la fiesta de despedida de año y Nochebuena. Aunque, por supuesto, también se celebran todo tipo de eventos teatrales y musicales. Es una experiencia única que no te puedes perder en Estrasburgo.

5. Parc de l’Orangerie

Parc de l'Orangerie

Aunque queda apartado del centro histórico de la ciudad, hay algunos quienes consideran al Parque de l’Orangerie el verdadero centro de la ciudad. Eso es muy entendible, pues este Edén lo tiene casi todo y lo expone con una enorme sutileza. No requiere el esfuerzo de las grandes planeaciones y cualquier uso de artificios para generarlo: a menudo, las obras de la naturaleza son perfectas. Sin importar tu interés, este sitio es obligatorio al pensar en qué ver en Estrasburgo.

Este parque cuenta con unas 26 hectáreas, entre las que se encuentran todo tipo de árboles, un lago donde nadan patos y cisnes (y que también puedes navegar tú alquilando un bote), una biblioteca pública, en la que no hay nadie cuidándola y las personas toman y devuelven correctamente los libros; un enorme palacete construido en honor a la emperatriz Josephine, un restaurante, una sala de té, una sección de atracciones para niños e incluso un pequeño zoológico, donde se preservan varias especies ornitológicas y algunos anfibios.

6. Petite France

Petite France

Habíamos dicho en la introducción de este artículo sobre qué ver en Estrasburgo que te encontrarías con paisajes extraídos de cuentos para niños… Seguro llevas mucho tiempo esperando y ¡por fin hemos llegado! Se trata de Le Petite France, la que bien podría ser una pequeña villa que exponen en relatos perdidos. Por su muy particular arquitectura que consiste en casas que asemejan cabañas alsacianas y su fina combinación con los canales, esta localidad es imprescindible en tu visita a la ciudad.

No es muy enorme, así que podrás recorrerlo a pie con tranquilidad. Si quieres obtener vistas únicas, te aconsejamos que tomes uno de los botes que recorren los canales, pues desde allí, este lugar exhibe su verdadero encanto. Hay tiendas de todo tipo, podrás beber un delicioso vino de Alsacia o comprar recuerdos de todo tipo, e incluso entrar a una cabaña de la navidad. Así es, muchos consideran a Estrasburgo como la capital europea de la Navidad.

7. Gran Isla de Estrasburgo

Qué ver en Estrasburgo | Gran Isla de Estrasburgo

Este apartado del artículo sobre qué ver en Estrasburgo es bastante particular porque ya hemos hablado de este lugar sin mencionarlo propiamente. ¿Puedes entender a lo que nos referimos? Pues verás, la Gran Isla de Estrasburgo es una isla fluvial formada por los canales que constituyen el río III, muy cerca a su desembocadura en el Rin.  ¿Recuerdas qué hay allí? ¡Exactamente! El centro histórico de Estrasburgo. Esta Gran Isla de Estrasburgo es el santuario donde reposan algunos de los más grandes emblemas de la ciudad.

De este modo, encontraremos la ya mencionada Petite France, la Catedral de Notre-Dame, el Palacio Rohan, El Templo Nuevo, los Puentes Cubiertos y muchas otras cosas más. Puede que requieras una buena cantidad de tiempo para recorrerla completa. Este es el corazón de la ciudad y a partir de allí, yace el resto de la capital alsaciana como rindiendo homenaje a su centro. ¿Te lo vas a perder?

8. Museo alsaciano

Museo alsaciano

Si te sientes interesado por la historia de las costumbres en Estrasburgo y en general en toda la región de Alsacia, el Museo alsaciano es el lugar para ti. Empezando por su arquitectura, su estructura exterior es muy típica de la región, por lo que puede que la confundas con una casita de la Petite France. En su interior se resguardan pinturas y representaciones de la vida a lo largo de los siglos XIX y XX en Alsacia, incluyendo utensilios y prendas de vestir.

El museo se organiza en modo de casa normal. Al ingresar a cada habitación cruzas umbrales del tiempo. Los muebles, la decoración de las paredes, y en general, evocan a la época que se pretende mostrar. Pero esto no es todo, ¿quién dice que los museos son aburridos? Entre toda la amplia gama de cosas que allí podrás encontrar, verás la sección de juegos y juguetes. Es el lugar perfecto para contemplar los adorables juguetes de los niños hace uno o dos siglos y experimentar los juegos de la época. Puede que algunos de los juguetes lleguen a ser un poco aterradores, principalmente las muñecas. Es, sin duda, un qué ver en Estrasburgo imprescindible.

9. Ponts Couverts

 Ponts Couverts

¡Los puentes más famosos de Estrasburgo! Los legendarios Puentes Cubiertos representan uno de los puntos más importantes de la ciudad, ya que dan entrada a la Gran Isla de Estrasburgo y se codean con la presa de Vauban. Consta de tres puentes conectados y varias torres de piedra fortificadas, lo que los convierte en todo un exponente del Medioevo, cruzar el umbral del tiempo.

Seguramente veas fotos y te preguntes: «¿por qué los llaman Puentes Cubiertos si no están cubiertos?» Bien, el asunto es que en el momento de su construcción, hacia el siglo XIII, y durante muchos años guardaban una cobertura en madera. Sin embargo, esta ha sido muy compleja de preservar. Por tanto, actualmente solo se conserva la fortificación similar a una muralla de piedra. Estos puentes ofrecen una enorme cantidad de lugares perfectos para contemplar algunos de los puntos más emblemáticos de la ciudad.

10. Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Estrasburgo

Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Estrasburgo

A pocos pasos del Petite France y junto al río III se ubica en una impresionante ala de cristal el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Estrasburgo, un verdadero santuario del arte con vistas a la ciudad vieja. El museo cuenta con unas 25 000 piezas entre las que se ubican pinturas de toda índole, fotografías y dibujos obtenidos de donaciones, colecciones privadas e instituciones de todo tipo.

En el museo reposan grandes artistas como Paul Klee, Claude Monet, Gustav Doré y muchos otros importantes artistas. Además de respirar arte, podrás ser partícipe de talleres de todo tipo y diversos grupos de lectura. Por si esto fuera poco, el museo cobija generalmente 9 exposiciones temporales a lo largo del año en donde traen objetos de distinta índole y de diversos museos. Una experiencia única para los amantes del arte que se preguntan qué ver en Estrasburgo.

¿Te ha gustado? Gracias por acompañarnos por este viaje sobre qué ver en Estrasburgo. ¿Ya has viajado aquí? ¿Conoces algún otro sitio imprescindible en Estrasburgo? ¡Déjanos tu comentario!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.