Esta mágica ciudad marroquí tiene bellísimas mezquitas y jardines, así como interesantes museos y madrazas, entre muchos otros lugares que le convierten en un destino único. Capital del islam, es punto de paso para muchos estudiantes por la presencia de su universidad donde se estudia el árabe y la religión musulmana, y se encuentra principalmente dividida en tres zonas: antigua (dentro de las murallas), zona nueva (barrio judío y la Mellah) y Ciudad Nueva (creada durante la colonia francesa). Si quieres descubrir las aventuras que aquí te esperan, no dejes de leer: en El Viajero Feliz te contamos qué ver en Fez repasando sus grandes imprescindibles. ¡No te los pierdas!

Qué ver en Fez: 10 Lugares que no puedes perderte

1. Bab Bou Jeloud (La Puerta Azul)

Una de las cosas que más llama la atención de Bab Bou Jeloud es su ambiente: siempre se encuentra animada y mantiene constante la afluencia de personas. Esta puerta es el acceso principal a la Medina de Fez, la zona antigua de la ciudad. Fue construida en 1913 y tiene todo el encanto musulmán. El monumento se reconoce por sus tres arcos simétricos en herradura. Lo más bello es su decoración: azulejos de diferentes tonalidades recorren su muro.

Al atravesar su puerta el camino toma doble dirección: se puede ir hacia Talaa Kebira -que significa “la gran cuesta”- o hacia Talaa Seghira – pequeña cuesta -. Ambas son dos arterias comerciales de la ciudad que también vale la pena recorrer. Si se quiere disfrutar de la Puerta Azul, lo mejor es escoger la terraza de alguno de los restaurantes o cafés que la rodean, subir y después entregarse a contemplarla. No por nada se encuentra en el número uno en nuestra lista de qué ver en Fez.

2. Madrasa Bou Inania

Este antiguo edificio es un lugar que no podemos olvidar en nuestra selección de Qué ver en Fez. La Madrasa Boy Inania se construyó entre 1351 y 1357.  Esta es una de las mejores, y de las últimas construcciones de la arquitectura merínida (del Imperio meriní, de origen bereber). La madrasa, o escuela islámica, es caracterizada por su minarete (torre de algunas construcciones musulmanas, sobre todo las mezquitas). Aunque su estructura y construcción es bastante antigua, los últimos siglos han visto varias de sus restauraciones.

Esta, y las demás madrasas de Fez, junto con la ya mencionada Universidad de esta ciudad (Universidad de Qarawiyin), hicieron de esta ciudad un importante centro intelectual islámico. Si conoces países musulmanes, sabes que muchos de sus edificios religiosos no están abiertos a no-musulmanes, pues esta madrasa (que antes era mezquita) sí permite la entrada a quienes no profesan esta religión.

3. Museo Nejjarine

Sección de una plaza del Museo Nejjarine.

Si se es amante del arte y de los objetos con valor histórico, el Museo Nejjarine es uno de los mejores lugares que se encontrará en esta lista de qué ver en Fez. Este recinto está dedicado al arte de la madera. En el museo se exponen objetos tradicionales hechos por artesanos de esta ciudad marroquí.

El edificio en el que se encuentra el museo fue una fonda del Siglo XVIII que hospedaba comerciantes de productos de lujo. Después, en la época de la ocupación, en este lugar se encarcelaban y reprimían a los marroquís nacionalistas.

El museo como tal fue inaugurado en 1998 y tiene tres plantas en la que expone instrumentos musicales, muebles y herramientas. Incluso tiene una puerta bellísima de la madrasa Bou Inania, que vimos antes. La construcción donde se encuentra el museo fue declarada patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

4. Curtiduría Chouwara

La curtiduría Chouwara o la Plaza de los Curtidores de Fez, es la más grande de las cuatro tradicionales de Fez. La mejor forma de ver la curtiduría es desde los edificios que la rodean, pues a la zona solo pueden entrar quienes trabajan allí. Mientras se ve este bello espectáculo, desde estos mismos edificios puedes ver o comprar algunos de los productos hechos en la misma curtiduría.

Al ver la curtiduría, se ve todo el proceso realizado por los trabajadores. Destacan dos colores de contraste en las fosas: los blancos, y unos más oscuros. En cada uno de estos tiñen las pieles después de lavarlas y frotarlas. El cuero que más se trabaja es el de camello, cabra, cordero y buey. Para ir se puede tomar un camino corto, simplemente entrando por el sur de la medina; o, se puede seguir una guía y atravesar la medina desde el norte.

5. Jardines Jnan Sbil

Aqí se puede llegar caminando si es que antes se estaba en la Puerta Azul de la medina. Estos Jardines existen desde el Siglo XVIII. En un principio eran parte del palacio real que se encuentra junto a estos jardines. Fue hasta 1917 que abrió al público. Los jardines tienen más de 1500 plantas, un pequeño arrroyo y un bello lago con garzas.

Si te gusta la naturaleza, los espacios tranquilos y las flores, seguro que disfrutaras este lugar que no pudimos dejar pasar en nuestra selección de Qué ver en Fez. Se dice que no solo es uno de los jardines más bellos de la ciudad sino de todo Marruecos. Este es el espacio ideal para darse un respiro y descansar un poco del caos que no falta en las ciudades.

6. Palacio Real

Detalle de la puerta del palacio real.

El palacio Real de Fez es una de las construcciones más grandes y antiguas de Marruecos. Creada en el siglo XIV, se encuentra cerca del Mellah o barrio judío. ¿Qué ver en Fez? Esta construcción no puede faltar en los sitios si de disfrutar de la arquitectura se trata

Al edificio lo caracterizan sus impresionantes puertas de bronce, que tienen a su lado bellísimos azulejos de cerámica. Se dice que el verde representa al islam y el azul a Fez, estos son los colores que más se encuentran en estos azulejos.

7. Mezquita Al Karaouine

Techos de la Mezquita Al Karaouine.

La Mezquita Al Karaouine fue fundada en el año 854. La fundación la llevo acabo Fátima Al-Fihri, la hija de un mercader muy rico. Al morir su padre recibió muchísimo dinero, y con él creó la mezquita. Ya en este tiempo se tenían debates religiosos y políticos, con el tiempo se fueron añadiendo discusiones en otras áreas del conocimiento: física, idiomas, química, matemáticas, entre otros.

Este es uno de los complejos arquitectónicos más importantes de esta ciudad marroquí. Lo cierto es que, entre remodelaciones y ampliaciones, la construcción ha cambiado mucho a través de los años. La mezquita es conocida por albergar la universidad más antigua del mundo. Este es uno de los centros de aprendizaje del árabe y el islam más importantes, del que ya hemos hablado.

Antes de ser la capital religiosa de Marruecos, Fez fue, gracias a la biblioteca de esta universidad, alojada en esta mezquita, la capital del conocimiento de todo el Magreb. Se dice que, en algún momento, alcanzó a tener 320.000 obras bajo sus techos. Hoy tiene más de 30.000 ejemplares y manuscritos únicos en el mundo. Hoy se siguen enseñando contenidos de diversas áreas del conocimiento.

8. Madrasa Al Attarine

La Madrasa Al Attarine fue construida entre 1323 y 1325. Es cierto que en Fez se pueden visitar varias Madrasas; sin embargo, se dice que esta es la más bella. Lo cierto es que arquitectónicamente destaca por la armonía de su estructura. Además, esta Madrasa es una de las mejores conservadas de Marruecos. Tiene varias plantas y las superiores eran ocupadas por los estudiantes.

Las paredes de Attarine están decoradas con maravillosos mosaicos que deslumbran a cualquiera; en estos se encuentran inscritas frases del libro sagrado del islam. La construcción está en un patio abierto, en su centro se encuentra una bellísima fuente de mármol. Además, la Madrasa es caracterizada por una imponente cúpula de madera de cedro con muchísimas ornamentaciones.

9. Mezquita Moulay Idriss II

La Mesquita Moulay Idris II empezó su construcción en 1717, y finalizó casi cien años después en 1824. Son miles los musulmanes que visitan este santuario. La Mezquita Moulay Idriss II es un mausoleo dedicado al patrón de la ciudad de Fez: Moulay Idriss. En realidad, este es también el santo más venerado del país. Y los musulmanes que la visitan buscan la bendición de este patrono.

La Mezquita está dedicada a Moulay quien fue rey de Marruecos en el siglo IX, además del fundador de la ciudad, por segunda vez. La zona de la mezquita es zaouia o distrito sagrado. La delimitación de este lugar sagrado se señala con barras de madera. En este distrito se encontró un cuerpo que no estaba en descomposición. Se dijo que este difundo en perfecto estado era Moulay Idriss II, quien había muerto hace cinco siglos.

Desde cualquier punto alto de Fez se puede ver sobresalir la cúpula de la Mezquita. Esta se puede reconocer por tener forma piramidal y ser de color verde. Además de ser lugar de peregrinación, esta Mezquita es el lugar más sagrado de la ciudad. La construcción está ubicada en la plaza Merche Verte.

10. Fez El-Bali

Y llegamos al último punto de nuestra recopilación sobre qué ver en Fez con la zona más antigua de Fez, que existe desde el Siglo VIII. Esta medina es laberíntica y mágicamente bulliciosa. Se encuentra cercada por murallas y tiene más de 9.000 callejones y 300 barrios. Dentro de esta se encuentran los principales lugares turísticos de la ciudad marroquí.

Para visitarla siempre tendrás dos opciones: viajar hasta allí, llenarte de aventura y ubicarte con un mapa; o, podrás contratar una guía. Recuerda que otra opción es caminar por las calles principales que hemos mencionado al comienzo del post: la Talaa Kbira o la Talaa Sghira.

¡Qué maravillosa es Fez! Esperamos que la hayas disfrutado en nuestro artículo sobre qué ver en Fez tanto como nosotros y que nos dejes un comentario contándonos tus impresiones. ¿Conoces alguno de estos lugares? ¿Qué te parecen? Nos gustaría leerte 😊