Conocida como la ciudad con una de las catedrales más antiguas de Europa, Friburgo tiene mucho más por ofrecer a sus visitantes. Hoy en El Viajero Feliz hicimos esta selección para que escojas qué ver en Friburgo entre los lugares que más se acomoden a tus gustos y a las condiciones de viaje: seguro encontrarás varios. Iremos por las típicas construcciones de esta zona de Alemania en la edad media. Parques de atracciones, museos y montañas para realizar senderismo son fáciles de encontrar en la ciudad si tienes la información indicada. Friburgo está en la zona del Alto Rin del Sur y en la entrada a la Selva Negra o Schwarzwald. Por su riqueza arquitectónica y cultural, la ciudad tiene unos tres millones de visitantes anuales. Recuerda que su clima es templado y soleado, comparado con el resto de Alemania.

Es importante saber que Friburgo es una ciudad destacada por su carácter universitario. A su academia se relacionan personajes como los conocidos filósofos Martin Heidegger y Edmund Husserl, o premios nobel como von Hayek y Georges Köhler.  Hoy la ciudad no supera los 230 mil habitantes. La historia de Friburgo se rastrea al año 1120 aunque el castillo de Schlossberg se construyó un poco antes en el año 1090. Durante la Segunda Guerra Mundial un bombardeo destruyó gran parte de la ciudad, incluso, tropas francesas la ocuparon en abril de 1945. Son 42 barrio y muchos municipio aledaños en Friburgo. La ciudad ha sido declarada capital de la ecología, no solo es la ciudad de Alemania con más horas de sol sino que tiene el mayor número de instalaciones medioambientales en la Unión Europea. Ahora sí, sin más dilación, vamos a los lugares qué ver en Friburgo.

Qué ver en Friburgo: 10 Lugares que no puedes perderte

1. Europa-Park

Qué ver en Friburgo | Europa-Park

Empecemos con el parque de diversiones Europa Park que está abierto desde finales de marzo hasta diciembre. Al entrar verás una gran decoración que semeja casas del centro de Europa, además tienes un paisaje lleno de árboles y riachuelos. Después de caminar un poco te encuentras con los juegos. Es ideal para pasar un día en familia, en pareja o si eres un solitario amante de las buenas atracciones: Europa-park está pensado para todos los gustos. Si se trata de pasar todo el día allí, te encuentras con buenos lugares para comer, lo que es poco común en los parques de diversiones. Todo esto es lo que lleva a los visitantes a querer visitar el parque en varias ocasiones. Es más, los visitantes lo califican como uno de los mejores parques temáticos de Europa.

2. Catedral de Friburgo de Brisgovia

Catedral de Friburgo de Brisgovia | Qué ver en Friburgo

La Freiburger Münster, como es conocida por los locales, es una muy antigua iglesia gótica en el centro de la ciudad y un qué ver en Friburgo imperdible. Es una experiencia muy especial el detallar los brazos del crucero de la iglesia que datan de la primitiva iglesia románica construida en el año 1200. La planta de la iglesia es curiosamente octagonal y está coronada por unas preciosas agujas góticas. Una de las características más valiosas del edificio es que este permite ver las diferentes fases constructivas que se dieron dentro del estilo gótico: son pocas iglesias en Europa las que permiten esto. Sorprende muchísimo su nave cubierta con soberbias bóvedas propias del mágico gótico germánico.

3. Puerta de Suabia

Suabia | Qué ver en Friburgo

Caminando dentro del mismo centro de la ciudad te encontrarás con la Puerta de Suabia, una construcción que cuenta una etapa muy importante de la historia de la ciudad. La Puerta de los Suabos formaba parte de la fortaleza que cuidaba a la ciudad en el siglo XIII. Te sentirás en el típico pueblo alemán que transporta a la Edad Media, y a la vez en el romántico lugar lleno de casitas con tiendas de chocolate y panaderías en su primera planta. Cuando estés ahí, y para avivar la magia, recuerda que al salir de estas murallas las personas entraban a la magia de los bosques encantados y los caminos de la Alemania medieval.

4. Martinstor

Martinstor | Qué ver en Friburgo

¿Qué ver en Friburgo de inspiración medieval y que no sea la puerta de Suabia? El Martinstor es una buena opción. Se trata de otra de las puertas medievales de la fortaleza que protegía a la ciudad. En total existían cinco puertas, hoy solo quedan dos: Suabos y Martin. Estas se salvaron de ser derrumbadas en el siglo XIX a petición de los empresarios y algunos ciudadanos de la época. Se consideraba que estas puertas impedían el desarrollo de la ciudad pues se interponían en la construcción del tranvía eléctrico. Su historia es especial pues los reclamos fueron solucionados sin derrumbar la construcción, sino cuidándola y ampliándola. La torre se alargó y pasó de tener veintidós metros a tener sesenta y tres, además se hizo un paso más grande para el tranvía.

5. Parque del Lago en Friburgo

Parque del Lago en Friburgo| Qué ver en Friburgo

Es uno de los lugares más bellos de Friburgo: el Parque del lago. Se trata de un entorno municipal que es una gran zona verde. Es un pequeño llano tranquilo presto a la tranquilidad y a la relajación de quienes lo necesitan. Además de un gran lago lleno de patos tienes restaurantes y minigolf. Si tu viaje es con los más pequeños de la familia, acá tienes parques infantiles para que puedan disfrutar todo el día. Y, por si fuera poco, este espacio de recreo para todas las edades tiene una piscina. La historia de este lugar nos cuenta que antes del cambio de siglo este emplazamiento se seguía utilizando para fines agrícolas.

6. Mundenhof

Mundenhof | Qué ver en Friburgo

Si estás buscando planes de aire libre, picnic, animales y zonas verdes en este qué ver en Friburgo, el parque Mundenhof es una buena opción para ti. Estamos hablando de una reserva de animales que está a las afueras de la ciudad desde 1968. Acá no solo encuentras especies nativas, sino animales de todo el mundo. Los más chicos se sorprenden con los monos javaneses, el gibón y los suricatos. Quienes aman los peces también tienen acá una buena fuente de entretenimiento pues hay un acuario con peces tanto de agua dulce como de agua salada. Puedes observar todos los animales, acercarte a varios de ellos, comer en alguno de sus restaurantes o en alguno de sus prados.  Es un muy buen plan para hacer en familia: todos seguro se divierten. El parque tiene 38 hectáreas y es el más grande de la zona en su tipo.

7. Bertoldsbrunnen

Bertoldsbrunnen | Qué ver en Friburgo

Seguimos nuestra selección de qué ver en Friburgo y le llega el turno a los monumentos, lugares perfectos para tomarse una fotografía o conocer los símbolos que representan la ciudad: todo dependiendo de si te gusta posar o pensar. El Bertoldsbrunnen es una fuente clásica con un alto valor arquitectónico. Los habitantes de la ciudad la conocen como «Berti» y es uno de sus lugares de encuentro más comunes. Se trata de una construcción con gárgolas y una gran pila que sorprenda a primera impresión. El punto en el que está Berti no es cualquier otro o uno más, sino que es el eje central de las cinco líneas del tranvía, además del cruce entre dos calles comerciales e históricas muy importantes: la Kaiser Joseph Strasse y la Salzstrasse.

8. Jardín Municipal

Stadtgarten | Qué ver en Friburgo

Otro lugar que puedes visitar en Friburgo, y está realmente bien, es el Stadtgarten. Este es un parque urbano con plantas herbáceas, arriates de flores y rosales, un estanque amado por los habitantes de la ciudad y muchos árboles.  A los visitantes les llama mucho la atención la escultura de un pato en medio del estanque pues es muy recurrida por los friburgueses. Este pato representa una de las leyendas más conocidas de la ciudad. En 1944 la advertencia de un pato y sus crías hizo que sus ciudadanos se salvaran de un bombardeo: Una leyenda bastante alemana. Encuentras el Jardín Municipal al norte del casco viejo de la ciudad en el barrio Neuburg. Lo que te recomendamos es dar un paseo en la mañana por el casco histórico y visitar en la tarde el parque.

9. Japanischer Garten

Japanischer Garten

Seguimos con los jardines en esta selección de qué ver en Friburgo. A nuestro parecer es uno de los mejores de la ciudad. Si bien es pequeño, al menos comparado con el parque municipal o el de los suburbios, este es un jardín más privado y acogedor. Si quieres una experiencia netamente alemana y medieval, no vengas acá, pues te sentirás dentro de una experiencia natural y espiritual japonesa. El mejor momento para visitarlo: principios del otoño cuando el arce se vuelve de un rojo muy intenso ¡Es bellísimo!

10. Badberg

badberg

No podemos terminar este qué ver en Friburgo sin mencionar a Badberg. Y es que ir a la ciudad y no conocer ni un poquito de la selva negra es imperdodable. Los alemanes tienen un dicho: «Friburgo no es Friburgo sin la selva negra» y es totalmente cierto, al menos de manera literal. El caso es que en Badberg puedes adentrarte a la Selva Negra dentro de un maravilloso anillo panorámico. Y todo de manera segura pues tienes las zonas de senderismo muy bien demarcadas. Si vas en días sin lluvias verás fácilmente el espectáculo de los Alpes austriacos.

Hasta acá ha llegado nuestra selección de qué ver en Friburgo, esperamos que te haya gustado y te entren ganas de conocer esta interesante zona de Alemania. Antes de irte, queremos recordarte que en El Viajero Feliz no solo escribimos sobre diferentes lugares del mundo y sus culturas, sino que esperamos que tú también lo hagas. Por ello esperamos tus aportes y opiniones en la parte inferior de comentarios. ¿Conoces Friburgo? ¿Tienes pensado viajar a esta ciudad alemana? ¿Añadirías otro lugar a esta selección? 😉 ¡Nos leemos pronto!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.