Qué ver en Gante | 10 Lugares Imprescindibles
5 con 1 voto

Sin lugar a dudas, Gante es una de las ciudades belgas más encantadoras y emocionantes. Es la ciudad flamenca que cuenta con el mayor número de edificios históricos y, al ser una ciudad estudiantil, es el hogar también de una intensa vida cultural, tanto diurna como nocturna. Fue una de las ciudades comerciales más importantes de toda Europa en la edad media, y se encuentra ubicada entre Brujas y Bruselas, a una hora de ambas ciudades en tren. Hoy en día es mucho lo que se conserva de su época de máximo esplendor, así que, para que no te pierdas de nada, en El Viajero Feliz ponemos a tu disposición una lista con los lugares imprescindibles que ver en Gante. ¿Estás preparado? 🙂

Qué ver en Gante | 10 Lugares Imprescindibles

1. Catedral de San Bavón

Qué ver en Gante 1

La Catedral de San Bavón es la iglesia más antigua, así como uno de los edificios más insignes de la ciudad, por lo que se encuentra en el primer lugar de nuestra lista de lugares imprescindibles que ver en Gante. Es una majestuosa iglesia gótica construida entre el siglo XIV y XVI sobre las bases de dos iglesias anteriores; la primera, una iglesia de madera del siglo X, y la segunda, una iglesia romántica del siglo XII dedicada a San Juan Bautista, cuyos restos aún se conservan en la cripta.

Su gran torre central mide casi 90 metros de altura, y la gran cantidad de obras de arte que alberga la convierten casi en un museo. El púlpito de mármol blanco, madera dorada y roble; su altar mayor barroco, de mármol blanco, negro y pardo veteado y sus magníficas puertas de roble son una obra de arte en sí, pero el verdadero tesoro de la catedral de San Bavón, es La Adoración del Cordero Místico, de los hermanos Van Eyck; una de las obras religiosas más importantes de la historia, así como la obra de arte que más ha sido robada.

2. Iglesia de San Nicolás

Qué ver en Gante 2

Otra joya arquitectónica que hay que ver en Gante es la Iglesia de San Nicolás. Su construcción comenzó en el siglo XIII sobre una iglesia anterior que se incendió en 1176. Su estilo específico es el gótico tournaisíno, caracterizado por el uso de una piedra azul grisácea de la zona de Tournaí, así como una acusada verticalidad y una torre central diseñada como una linterna natural que dirige los rayos del sol al interior para iluminar la sala central.

La iglesia está ubicada en pleno casco central, cerca del Korenmarkt; un sector históricamente popular entre los comerciantes, quienes colaboraron en su construcción añadiendo capillas que fueron anexadas entre los siglos XIV y XV, por lo que la iglesia fue adjudicada a San Nicolás, el santo patrono del comercio. La estructura en general es una obra maestra única de la arquitectura europea, y se ha convertido en todo un símbolo para la ciudad. En el interior, el órgano del famoso Aristide Cavaillé-Coll es una obra que no te puedes perder.

3. Gravensteen (Castillo de los Condes de Flandes)

Qué ver en Gante 3

Ubicado en pleno casco urbano de la provincia de Flandes, el castillo medieval de Gravensteen está construido como una fortaleza. Forma parte intrínseca de la historia de Gante, su sistema de defensa se encuentra en un perfecto estado de conservación y sus salas hoy funcionan como un museo donde se muestran todo tipo de armas, armaduras y objetos cotidianos de la residencia condal.

Una de las particularidades del castillo es que después de ser una residencia y centro de defensa, se convirtió en un palacio de justicia donde se llevaban a cabo ejecuciones. Una de las salas más inquietantes se llama “El Gabinete del Verdugo”, donde se exponen diversos instrumentos de tortura que hace sudar frío a quien lo conoce. Un lugar bastante siniestro, pero definitivamente muy interesante que hay que ver en Gante.

4. Campanario de Gante

Qué ver en Gante 4

Otro lugar imprescindible que ver en Gante, es su campanario. Su imponente torre de 91 metros de altura ha servido a lo largo de la historia no solo como campanario, sino como torre de vigilancia y tesorería de la ciudad. Junto a la torre de la Catedral de San Bavón y la de la Iglesia de San Nicolás, la torre del campanario forma parte de las tres torres medievales que definen el horizonte de la ciudad. La historia de su construcción comenzó en el año 1313, pero fue interrumpida por guerras, plagas y la convulsa historia política de la ciudad por más de cinco siglos.

Entre sus atractivos nos encontramos con un carrillón de 44 campanas que toca un concierto cada viernes y domingo a las 12 del mediodía, así como el insigne dragón dorado de su veleta, que fue colocado en 1377, y desde entonces se erige como símbolo de la lucha por la libertad de Gante. El dragón es hoy considerado como la mascota de la ciudad, y es capaz de escupir fuego en ocasiones importantes, pero la última vez fue en 1819 durante la visita del Príncipe de Orange, y todos se preguntan, ¿cuándo será la próxima vez?

5. Museo de Bellas Artes de Gante

Qué ver en Gante 5

Abreviado MSK por sus siglas en holandés, es uno de los museos más antiguos de Bélgica, y la impresionante diversidad de su colección lo convierten en un sueño para los amantes del arte. Las piezas que alberga fueron adquiridas poco a poco por la ciudad, luego de que gran parte de sus obras fuesen tomadas bajo la ocupación de Francia en el siglo XVIII. Fue diseñado cerca de 1900 por el arquitecto Charles van Rysselberghe con la finalidad precisa de convertirse en el hogar de la nueva colección de Gante.

Sus obras abarcan dibujos, pinturas, grabados, esculturas y tapices desde el siglo XV hasta mediados del siglo XX, y es el hogar del trabajo de grandes maestros reconocidos como El Bosco, Rubens y Ensor, todos nacidos en la ciudad. Entre sus salas también se encuentra un auditorio, una biblioteca, un café restaurante y un taller para niños, por lo que es un paseo y un escape perfecto para visitantes de todas las edades.

6. Iglesia de San Miguel

Qué ver en Gante 6

La iglesia de San Miguel es un edificio gótico del siglo XV construido para sustituir una iglesia románica del siglo XIII que fue destruida por una serie de incendios. Fue concebida para medir 134 metros de altura, sin embargo, la historia, y una situación económica poco favorable, hizo que fuese culminada a una altura de apenas 24 metros en 1828.

La decoración neogótica de la capilla de Santa Bárbara, las maravillosas esculturas de mármol de los apóstoles, las pinturas de Gaspar de Crayer y Karel van Mander, entre muchos otros artistas, la hacen un lugar turístico muy popular que ver en Gante, pero la obra más emblemática que alberga es el Cristo en la Cruz, de Antonio Van Dyck. Ubicada en el corazón de la ciudad, a pocos pasos del Korenmarkt, no hay excusa para no pasar a darle un vistazo.

7. Korenmarkt

Qué ver en Gante 7

El Korenmarkt o el Mercado del Grano es, desde la edad media, la plaza principal y el punto de encuentro más importante de la ciudad de Gante. Está ubicada al frente de la Iglesia de San Nicolás, y es el preciso lugar donde los comerciantes se reunían para llevar a cabo las transacciones que permitieron la reconstrucción de la famosa iglesia.

Hoy en día es uno de los lugares más animados de la ciudad, y se encuentra atestado de tiendas, terrazas y cafés, donde podrás sentarte a descansar mientras ves a turistas y locales caminar o pasear en bicicleta. Entre sus muchas calles no te faltará un lugar donde comerte un buen hotdog, si es que no estás de ánimo para gastar mucho dinero en uno de sus restaurantes.

8. Museo de Arte Contemporáneo de Gante

Conocido también como SMAK por sus siglas en holandés, el Museo de Arte Contemporáneo de Gante se encuentra convenientemente ubicado al frente del MSK, y fue inaugurado en 1999 con la finalidad de ofrecer al público las tendencias más contemporáneas del mundo del arte, cuyas prácticas no tenían cabida dentro de la estructura, tanto más rígida y cerrada del museo de las bellas artes.

Hoy en día el SMAK alberga cerca de 2000 obras modernas de artistas nacionales e internacionales, desde 1945 hasta nuestros días, abarcando arte conceptual, povera, minimalismo, y pop art. Entre sus salas podrás ver obras de artistas reconocidos como Joseph Beuys, Andy Warhol, David Hammons y Panamarenko entre otros, cuyas obras se van alternando junto a las exposiciones temporales que se realizan con frecuencia

9. Graslei y Korenlei

Qué ver en Gante 9

A las orillas del viejo puerto de Gante, Graslei y Korenlei se traduce como “calle de las hierbas” y “calle del trigo”, respectivamente, y es el nombre de dos antiguos muelles que fueron, en su momento, el epicentro de la actividad comercial de la ciudad, hoy es el nombre de dos calles que se extienden paralelas a ambas orillas de su canal, y uno de los lugares imprescindibles que hay que ver en Gante.

A lo largo de ambas calles se perfilan los más hermosos edificios de arquitectura tradicional, cada uno dedicado, antiguamente, a un gremio comercial específico. En la Graslei nos encontramos con la Gildenhuis van de Metselaars, o la casa de hermandad de los masones, que data del año 1527, que se destaca por su alta y elegante fachada, y a lo largo del paseo se puede percibir la historia de la que fuere una de las ciudades comerciales más importantes de Europa. Desde aquí podremos apreciar también una vista privilegiada de los monumentos más importantes de la ciudad.

10. El Puente de San Miguel

Qué ver en Gante 10

Si bien se encuentra en el último lugar de nuestra lista, el Puente de San Miguel podría ser el primero de los lugares imprescindibles que ver en Gante, ya que desde este lugar se puede apreciar prácticamente la ciudad entera. El puente recibe su nombre gracias a la iglesia que está ubicada en su costado, y es en este lugar, desde donde se toman las fotografías más insignes de las postales de la ciudad.

Desde el Puente de San Miguel podrás apreciar las tres grandes torres medievales que caracterizan el horizonte de la ciudad, así como las avenidas de Graslei y Korenlei. Por este puente pasan los tranvías que llevan y traen a turistas como a locales, y si te acercas hacia el final de la tarde, podrás apreciar “la hora mágica”, en la que las luces de la ciudad se encienden, justo cuando el cielo se pinta de azul intenso.

Después de nuestra aproximación a Qué ver en Gante, podemos afirmar que es una ciudad donde la riqueza de su historia permanece casi intacta y se puede percibir en cada rincón de sus calles. Un lugar verdaderamente mágico que te hará sentir en otra era, y que no te dará la oportunidad de aburrirte ni un minuto, así que cuéntanos, ¿qué te pareció el paseo? ¿Conoces otra ciudad cuya historia esté así de presente? ¿Quieres sugerirnos otros lugares que ver en Gante? Siempre estaremos contentos de leerte y de escuchar tus sugerencias. 🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.