Hoy en El Viajero Feliz nos vamos a uno de los territorios más místicos y encantadores de todo el mundo, un sitio donde la festividad y la alegría conviven con el salvajismo y la austeridad de los rincones más oscuros. El hogar de los celtas y las deliciosas cervezas, de los museos y los pubs acogedores, hoy, queridos lectores, nos vamos a Irlanda. Seguramente lo imagines por las fiestas de San Patricio y los duendes al final del arcoiris y déjennos decir que no se equivocan. La oferta turística y cultural es tan enorme en este país, que era más que tiempo de dedicar un artículo sobre qué ver en Irlanda.

Irlanda es el país más occidental de Europa, sus acantilados sombríos que se dibuja hacia el mar juguetean frecuentemente con los vivaces verdes que se explayan por hermosas planicies y montañas. Irlanda, el país que tras grandes crisis se erige actualmente como uno de los países más desarrollados del mundo con una población enteramente sofisticada y educada. La cuna del Folk Rock y de agrupaciones como U2, The Cranberries o Thin Lizzy, además de dar origen a escritores de la talla de Oscar Wilde, James Joyce, Samuel Beckett o el legendario Bram Stoker. Irlanda es una tierra de contrastes en donde al son de la academia y el desarrollo cultural hay cabida para la bebida y el festejo. ¿Listos? ¡Vámonos ya! 🙂

Qué ver en Irlanda: 10 Lugares que no puedes perderte

1. Castillo de Blarney

Qué ver en Irlanda | Castillo de Blarney

Iniciamos nuestro recorrido por este legendario país con uno de los monumentos más famosos y visitados al Sur de Irlanda, se trata del impresionante Castillo de Blarney, el cual se ubica en el condado de Cork y es una impresionante fortificación de piedra adornada con hermosos paisajes. Este increíble gigante fue fundado en el siglo XIII y a sus inicios era tan solo un fortín de madera, hasta que en 1446 fue destruido por uno de los reyes de la dinastía Munster Mor, quien lo reconstruyó nuevamente alzado como una poderosa fortificación en la villa, siendo el castillo mejor protegido de la época, pues sus muros alcanzaban los 5 metros de espesor.

Aunque el castillo actualmente esté en ruinas, no hay cosa más digna de ser visitada al preguntarse qué ver en Irlanda; primero están sus maravillosos jardines, los cuales rodean la fortificación y ofrecen paisajes policromáticos espléndidos; además está la famosa Casa de Blarney, la cual es una majestuosa mansión dentro del perímetro del mismo, la Cueva de la Bruja, las mazmorras, los pasadizos laberínticos y la conocida Rock Close, la cual parece un altar propio donde los druidas hubieran llevado a cabo sus rituales. Pero sin duda alguna, no puedes irte del castillo sin besar la Piedra de la Elocuencia, la cual dicen, da el don de la elocuencia a quien sea que la bese.

2. Abadía de Kylemore

Qué ver en Irlanda | Abadía de Kylemore

Al preguntarse qué ver en Irlanda, no hay que olvidar que es un sitio de parajes mágicos e historias inolvidables, uno de esos es la Abadía de Kylemore, una impresionante (impresionante no es palabra, tal vez sea preciso multiplicar esa palabra por mil) edificación que se extiende en un vasto terreno, cuenta con preciosos jardines y una infinidad de salones, escalinatas, salones de baile, galerías, la capilla y los importantes sepulcros de Mitchell Henry y Margaret Vaughan, quienes escriben la historia de esta abadía y forjan su amor en el mismo tiempo.

La historia de esta abadía parece extraída de épica novela de romance o alguna clase de película romántica hollywoodense. Resulta que Mitchell era un comerciante exitoso, disfrutaba de una luna de miel en Connemara con su nueva esposa Margareth. Durante un almuerzo al aire libre en Kylemore, Margareth le dice a su esposo que sería lindo vivir allí, este no lo piensa dos veces y erige una impresionante fortificación que funcionaría como casa de retiro. En 1868 la edificación queda finalizada y la pareja vive feliz allí junto a sus nueve hijos, hasta que en 1875 Margareth muere y Mitchell desea no volver a saber nada del lugar que fuera su recinto de amor, no sin antes construir el sepulcro más suntuoso que el dinero pudiera pagar. Mitchell fallece en 1910 y también es erigido un sepulcro allí junto a su esposa. Y allí continúan, felices por siempre.

3. Guinness Storehouse

Qué ver en Irlanda | Guiness Storehouse

Bueno y en este conteo sobre qué ver en Irlanda ha llegado el momento de preguntarle: ¿Por qué es famosa Irlanda? ¿Lo saben? ¡Claro! ¡La cerveza! Dulce néctar de los Dioses… ¿Y saben cuál es la cerveza Irlandesa más famosa? ¡Por favor! La cerveza Guiness, por supuesto. Este destino es ideal para todos los amantes de la cerveza, ellos se sentirán como un niño en una dulcería, yo me sentiría así. El almacén Guiness es un museo dedicado a esta particular cerveza en donde además podrás disfrutar de algunas como si fuera un pub de lujo. El edificio tiene forma de una enorme pinta de cerveza y allí se puede contemplar el contrato de arrendamiento del lugar firmado en 1759, quizá debas ir antes que el contrato termine, pues no es seguro que se pueda renovar. ¡Apresúrate! ¡El contrato tan sólo tiene una vigencia de 9.000 años!

El museo cuenta con cinco plantas y una azotea, a través de los distintos niveles los visitantes podrán recorrer la historia de la cervecera, la magia de la combinación de los ingredientes, participar en diversos juegos y trivias cerveceras e incluso ganar un diploma que los acredita como conocedores de la cerveza Guiness. Al final, en la azotea podrán disfrutar de una cerveza cortesía de la fábrica. Sólo falta mencionar dos curiosidades antes de finalizar con este sitio: La primera es que el arpa, actual símbolo de Irlanda, es marca registrada Guiness, por lo que el gobierno tuvo que usarla invertida; la segunda es que sí, los libros de los Récords Guiness tiene relación con la cervecería y tuvo sus inicios en una disputa (al son de las cervezas) en una disputa sobre qué pájaro volaba más alto.

4. Castillo de Dublín

Qué ver en Irlanda | Castillo de Dublín

El siguiente destino en este conteo sobre qué ver en Irlanda nos lleva al corazón irlandés como nunca se ha hecho literal, pues se ubica en el centro de Dublín, ciudad que es capital de Irlanda. Este impresionante castillo ha sido asentamiento de vikingos, fortaleza militar, residencia real, sede del Tribunal Justicia Irlandés y sede de la Administración Inglesa en Irlanda, actualmente funciona como centro de eventos y lugar para festejar celebraciones de carácter estatal.

Actualmente se ofrecen visitas guiadas por el castillo y estos tienen una duración de unos 45 minutos, en donde podrás recorrer las salas de armas, los salones del trono, la Sala de James Connolly, el Salón Granard y las habitaciones del Rey y la Reina. Otro sitio fundamental en este castillo es la majestuosa Torre de la Pólvora, la cual representa un viaje al siglo X y toda la tradición militar irlandesa de la época. El recorrido finaliza visitando los sótanos, en donde podrás ver la antigua estructura en la ciudad con sus calles adoquinadas.

5. Rock of Cashel

Qué ver en Irlanda | Rock of Cashel

Otro de los increíbles monumentos que se erigen en Irlanda es el majestuoso Rock of Cashel, también conocido como Cashel of the Kings o St. Patrick’s Rocks, unas impresionantes ruinas de un castillo que antaño fue una poderosa fortaleza militar y eclesiástica. Estas ruinas se hallan a las afuera de la ciudad de Cashel, cerca a la llanura de Tipperay y son un digno recorrido histórico al preguntarse qué ver en Irlanda. este castillo fue el centro del poder monárquico y eclesiástico por más de mil años.

Durante el siglo V este castillo fue el emplazamiento de los reyes de Munster, hasta que inicia el siglo X, precisamente en el año 1.001, cuando todos los terrenos se dan a la iglesia y se inicia la remodelación y construcción de la catedral. Actualmente el castillo es únicamente visitable con un guía turístico, lo cual permite conocer a fondo la historia de esta maravillosa edificación, la cual, hacia el siglo XVII, dejó de ser remodelada y cayó en el abandono tras una enorme masacre. Este castillo es famoso por ser el lugar donde el mismísimo San Patricio, patrón de Irlanda, bautizó al rey del Munster, Oengus, en el siglo VII, por lo que aquí hallarás la legendaria Cruz de San Patricio en la cripta del castillo, la cual también es un museo.

6. Castillo de Bunratty

Qué ver en Irlanda | Castillo de Bunratty

Irlanda es una tierra de castillos por excelencia, por lo que es preciso dirigirnos a otra de sus famosas fortalezas. Este es el turno del Castillo de Bunratty, el cual se ubica en el municipio de Newmarket-on-Fergus, en el condado de Clare y ocupa el lugar que antaño habría sido asentamiento de los vikingos. Su construcción original es del siglo XIII y de origen normando, el castillo propiamente se alzaría en el siglo XV también por obra normanda y fue abandonado en el siglo XIX, hasta que en 1960 fue abierto al público nuevamente tras importantes restauraciones.

El castillo ha sido decorado con muebles, tapices y obras de arte que van del siglo XIV al siglo XVII, por lo que se supone que el castillo se restauró a como debía verse en el siglo XVI. El castillo cuenta con tres plantas y seis torres que pueden ser recorridas para apreciar su grandeza y encanto. Es de admirar el arco que se ubica a su entrada en donde yace el Murder Hole, el cual era el lugar por donde se arrojaba el aceite o el agua hirviendo a las tropas invasoras. En la Sala del Cuerpo de Guardia se llevan a cabo banquetes medievales cada noche, a los cuales es posible asistir por un costo. Un destino obligatorio para todos los amantes de la tradición bélica medieval que se preguntan qué ver en Irlanda.

7. Parque Fénix

Qué ver en Irlanda | Parque Fénix

Bueno, ¿y qué tal si damos espacio en este conteo sobre qué ver en Irlanda para tomar un breve respiro y codearnos con la naturaleza? Eso será posible gracias al Phoenix Park, el cual se ubica a escasos minutos del centro de Dublín y cubre un terreno de unas 700 hectáreas, lo que lo convierte en el parque urbano más grande de Europa. Este parque fue creado en 1662 como reserva de ciervos, pero se remodeló en 1745 para abrir sus puertas al público. Este es el lugar predilecto por dublineses y turistas para alejarse de todos los rumores de la ciudad y darse un gran respiro mientras se contemplan los bellisimos ciervos (claro que sí, aún hay ciervos y muchos).

Este parque es fenomenal, pero es casi un bosque, por lo que para recorrerlo completo habrá que sacar unas cuatro horas de nuestro tiempo. Algunos de sus monumentos más famosos son la Columna del Fénix, la cual da el nombre al parque y el Wellington Testimonial, el cual es un obelisco de 63 metros de altura erigido en honor al Duque de Wellington. Además este parque cuenta con su propio zoológico, el cual es uno de los más viejos del mundo, hay también allí el People’s Garden que es la parte ajardinada y cultivada del jardín e incluso está el Áras an Uachtaráin, la cual es la residencia oficial del presidente de Irlanda.

8. Parque Nacional de Killarney

Qué ver en Irlanda | Parque Nacional de Killarney

Otro escape natural en Irlanda y este sí que es un suelo de contrastes increíbles. Al suroeste de la ciudad de Killarney en el condado de Kerry, se halla una vasta extensión de montañas entre las que figura la cordillera más alta de Irlanda con más de 1000 metros de altura y a los pies de estas los famosos lagos de Killarney, todo este terreno es comprendido por el Parque Nacional de Killarney, el cual fue designado como Reserva de la Biósfera en 1981 por las Naciones Unidas.

Este parque ofrece una combinación única entre montañas, bosques, lagos y cascadas, algo que es pictóricamente atractivo, más cuando sumas el encanto del maravilloso cielo cambiante. La variedad vegetal del parque es única y además ofrece múltiples exponentes de la vegetación propia del país, además es el recinto donde habita el ciervo rojo, una especie que se ha ubicado en este lugar desde la última era de hielo. En el parque se llevan a cabo caminatas, campamentos, juegos y actividades para los niños, campañas de siembra de árboles, cabalgatas y excursiones, además de ser un lugar fantástico para practicar ciclismo. ¿Aún se preguntan qué ver en Irlanda?

9. Newgrange

Qué ver en Irlanda | Newgrange

Continuamos nuestro recorrido sobre qué ver en Irlanda con uno de los lugares más misteriosos y enigmáticos de toda la nación, se trata del túmulo de Newgrange, hogar de leyendas, de mitos y de una historia increíblemente extensa. Este túmulo se ubica en el condado de Meath y forma parte del impresionante complejo neolítico de Brú na Bóinne, el cual ha sido declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Aunque aún no se sabe a ciencia cierta su origen, se estima que fue construido entre el 3300 a.C y el 2900 a.C, lo que lo hace 500 años más viejo que la Pirámide de Guiza en Egipto y 1000 años más viejo que Stonehenge en Reino Unido.

Este era el lugar tradicional para los entierros de los reyes celtas, aunque también se cree que los magos y druidas se reunían aquí para conjurar junto a las hadas. Tanta es la mística de este impresionante lugar que hay una creencia actual que reza que si se llega justo antes que despunte el alba es posible encontrar a la Reina de las hadas y a sus súbditos. A pesar que los investigadores han estado excavando aquí durante muchos años y se ha comparado este túmulo funerario con otras tumbas prehistóricas por todo el mundo, la investigaciones ha dejado más preguntas que respuestas, además que es la edificación de este tipo que mejor se ha conservado proveniente de esta época. ¿Quisieran develar sus misterios?

10. Jardines Powerscourt House

Qué ver en Irlanda | Jardines Powerscourt House

Finalizamos este recorrido sobre qué ver en Irlanda con un oasis a veinte minutos de Dublín en el condado de Wicklow, la Finca del Powerscourt Estate, donde reposa uno de los jardines más hermosos del mundo y la cascada más alta de Irlanda. La mansión Powerscourt Estate se erigió sobre las ruinas de un antiguo castillo irlandés del siglo XIII y tiene nada más y nada menos que 68 habitaciones. El jardín se extiende por unas 19 hectáreas de pura belleza, en donde se mezclan diversos tipos de jardín que cruzan por el refinado italiano hasta el seductor japonés, tanto es su encanto que la revista National Geographic lo ubicó en el tercer lugar en su top de los Jardines más bonitos del mundo.

Ese ha sido nuestro recorrido sobre qué ver en Irlanda, esperamos que les haya gustado y que se hayan enamorado de este místico país. ¿Qué esperan? ¡Dejen de postergar su visita y vayan ahora! ¿Qué tal le ha parecido el artículo? ¿Cuál fue su lugar favorito? ¡Déjennos su comentario!