Ubicada al noreste de Austria, hoy nos centraremos en Qué ver en Linz, una ciudad que se extiende a ambos lados del río Danubio, entre Salzburgo y Viena. Fue elegida como la Capital Europea de la Cultura en el año 2009 y actualmente forma parte de la Red de Ciudades Creativas de la UNESCO. Gracias a una gran variedad de iniciativas, eventos y festivales, así como una moderna infraestructura que convive con la arquitectura barroca de siglos pasados, la ciudad es ahora el hogar de una animada escena artística y musical.

Durante el verano, los jóvenes suelen reunirse en el Kulturmeile o «milla de la cultura», un parque a lo largo del río que sirve también como escenario para el “Ars Electronica Festival” y para el «Stream Festival»; dos de los muchos festivales que se celebran a lo largo del año. Los museos, festivales y teatros de esta moderna ciudad, no permitirán que te aburras un solo minuto sin importar la época del año en que la visites, por lo que a continuación en El Viajero Feliz te presentamos nuestra lista con los diez mejores lugares que ver en Linz. ¿Estás listo para conocer la ciudad más creativa de Austria? 🙂

Qué ver en Linz | 10 Lugares Imprescindibles

1. Nueva Catedral de Linz

Qué ver en Linz 1

También conocida como la Catedral de la Inmaculada Concepción, es una de las mayores construcciones religiosas de la ciudad, y el primer lugar en nuestra lista de lugares que ver en Linz. Su diseño se basó en los planos de estilo gótico francés del maestro constructor Vicentz Statz. Con asientos para 20.000 personas, es la iglesia más grande de Austria, aunque no la más alta, ya que la altura de su aguja mayor fue limitada para que no superara la torre sur de la Catedral vienesa de San Esteban, por lo que asciende hasta 135 metros de altura; dos metros por debajo de la Catedral Catedral capitalina.

Entre sus atractivos, destacan sus más de 70 vitrales, y en particular La Ventana de Linz, donde se representa la historia de la ciudad, así como aquellos donde se representa a los diferentes patrocinadores de su construcción. Algunas de las ventanas fueron dañadas durante la II Guerra Mundial, y en lugar de restaurarlas según el diseño original, fueron sustituidas por vitrales de arte moderno.

La galería interior está abierta al público durante todo el año, y ofrece visitas guiadas que te permiten subir a la torre para disfrutar de las más impresionantes vistas de la ciudad de Linz. La Catedral también cuenta con dos hermosos órganos; el principal, que se encuentra en la galería oeste, y el del coro en el santuario.

2. Lentos Kunstmuseum Linz

Qué ver en Linz 2

El Lentos Kunstmuseum Linz, junto a su colección de arte internacional, es uno de los museos de arte contemporáneo más importantes de Austria. Fue inaugurado en el año 2003 y forma parte integral de la milla cultural que se extiende a lo largo del Danubio. Por la noche, sus 130 metros de construcción se destacan al iluminarse de rojo y azul en forma alternativa.

La colección del museo está comprendida por aproximadamente 1.500 piezas entre esculturas, pinturas y arte objetual, más de 10.000 obras sobre papel y cerca de 850 fotografías, además de su colección de obras tempranas entre las que destacan artistas como Klimt, Schiele y Kokoschka. Su colección de esculturas está en continua expansión gracias a una activa política de adquisición, y además, se realizan constantemente exposiciones temporales con las tendencias más actuales del arte moderno.

3. Ars Electronica Center

También conocido como “El Museo del Futuro”, es un centro para el Arte Electrónico situado al norte del Danubio. Su galería principal de aproximadamente 1000 metros cuadrados, alberga la exhibición “Nuevas Visiones de la Humanidad”, y se enfoca en tópicos como la biotecnología, la robótica, el prototipado rápido y el cuerpo humano; expuestos en cuatro sub-galerías llamadas “laboratorios”.

Una vez al año se lleva a cabo el Ars Electronica Festival, un festival de fama internacional donde artistas, investigadores y científicos de todo el mundo, son invitados a Linz para dictar clases, talleres, exhibiciones y simposios sobre un tema particular; no solo en el Ars Electrónica Center, sino en distintas locaciones de la ciudad. Un lugar imprescindible que ver en Linz, que atrae por su indiscutible vanguardismo y relevancia.

4. Pöstlingberg

Qué ver en Linz 4

Es una colina distrito de 539 metros de altura en el extremo norte de Linz, en el borde izquierdo del Danubio. Su historia religiosa inicia en 1716, cuando un hombre llamado Franz Obermayr, puso una “piedad” en una cruz meteorológica que se encontraba en la cima de la montaña. Posteriormente, en este mismo lugar, fue erigida una capilla de madera que terminaría convirtiéndose, con el tiempo, en la actual iglesia de Pöstlingberg, culminada en el año 1748.

Gracias a su ubicación estratégica y a la impresionante vista panorámica que se aprecia desde la montaña, fue tomada por los ejércitos de Napoleón, y en 1830, el ejercito austríaco construyó una fortaleza que hoy forma parte del atractivo turístico de la colina con su plataforma de observación.  Hoy en día es un lugar popular para realizar bodas y bautizos, además que los niños pueden disfrutar del Grottenbahn, o “Tren de la Gruta”, un pequeño tren que atraviesa una serie de cuevas subterráneas pobladas por figuras de cuentos de hadas, lo que lo convierte en un destino popular que ver en Linz para los turistas en general.

5. Schlossmuseum Linz

Qué ver en Linz 5

Es un castillo histórico, construido en el sitio de un antiguo fuerte romano de Lentos. Existen documentos que lo mencionan desde el año 799, pero fue el emperador Federico III quien lo remodeló y lo convirtió en su residencia alrededor de 1480. Posteriormente serían muchos los gobernantes (incluidos sus descendientes), quienes lo ocuparían, ampliarían y remodelarían. Sirvió como hospital militar en las Guerras Francesas y en 1800, un incendio devastó el ala sur y su capilla.

Hoy en día, el histórico castillo convive con un ala moderna donde se expone la historia de Alta Austria desde los inicios de la humanidad hasta el presente. Son más de 10.000 metros cuadrados, en total, los que albergan un amplio espectro de exposiciones permanentes que van desde la geología hasta la historia contemporánea, pasando por historia primitiva, la edad romana, cristianismo temprano e incluso, arqueología austríaca.

6. Grottenbahn

Si bien ya lo mencionamos en el apartado del Pöstlingberg, en el puesto número 4; El Viajero Feliz quiere darle al Grottenbahn un lugar especial entre los lugares que ver en Linz. Destinado principalmente (más no exclusivamente), para un público infantil; el Grottenbahn es un mundo de cuentos de hadas donde un tren en forma de dragón, llamado Lenzibald, te llevará a pasear a través del anillo exterior de la torre de defensa de la colina, donde podrás disfrutar de las aventuras del Reino Enano.

En las grutas del sótano, existen nichos con escenas de tamaño real de cuentos de hadas conocidos, así como una réplica detallada de la Plaza Principal de Linz en una escala de 1:7, que fue restaurada y modernizada luego de que una bomba lo destruyera parcialmente en la II Guerra Mundial.

A lo largo de los años, el Grottenbahn ha sido modernizado varias veces. Un dragón que escupe fuego, y modernos efectos de iluminación y de sonido lo han llevado a un nuevo nivel de entretenimiento sin haber destruido el encanto nostálgico de la creación original. La longitud total de la pista es de 82 metros de fantasía que despertarán la imaginación de grandes y pequeños.

7. Mauthausen Memorial

Qué ver en Linz 7

En lo que una vez fue un inmenso y terrible complejo de campos de concentración Nazi, hoy se encuentra el Mauthausen Memorial, un espacio destinado a honrar a aquellos que murieron bajo el régimen del III Reich. Las cifras mortales de dicho campo son inciertas, pero se calculan entre los 120.000 y los 320.000 en todo el complejo. El Mauthausen es uno de los dos campos de concentración europeos que fueron calificados como campos de “grado III”, lo que significa que eran los más crueles para los “Enemigos Políticos del III Reich”, y estaba destinado para llevar a cabo el exterminio de gente ilustrada y miembros de la clase alta de los países subyugados durante la Segunda Guerra Mundial.

Con motivo de las conmemoraciones de la liberación en 1948, se colocó la primera piedra fundacional en forma de sarcófago, en el área de recepción de prisioneros. Luego de esto, el Memorial de Mauthausen se iría haciendo más importante de lo que nadie hubiese podido imaginar. Desde 1948, varios estados, naciones y grupos han aportado placas, obituarios y artículos similares que forman parte del paisaje del memorial. Una parte difícil pero innegable de la historia humana que no debemos dejar caer en el olvido, por lo que no podía faltar en nuestra lista de lugares que ver en Linz.

8. Antigua catedral de Linz

Qué ver en Linz 8

Llamada originalmente la Catedral de San Ignacio, es una iglesia construida entre 1669 y 1683, cerca de la universidad de los antiguos Jesuitas, en el extremo sur de la Hauptplatz. Diseñada por el arquitecto barroco austríaco Pietro Francesco Carlone, el hermoso templo está ubicado en la zona del ayuntamiento, y es uno de los lugares que hay que ver en Linz cuando se está de paso por la ciudad.

En su exterior se destacan sus torres gemelas, coronadas con domos en forma de cebolla característicos de esta parte de Europa. En el interior se puede notar un marcado estilo barroco, con columnas de mármol rosa y sus detalles sobrecargados. Un púlpito con tallas impresionantes, una buena cantidad de estatuas, y el altar principal donde se observa la Ascensión de María al Cielo, lo hacen una obra digna de admirar. El órgano Bruckner, del siglo XVIII, es uno de los más famosos de Austria, y fue hecho a la medida para el espacio que aún ocupa hoy en día.

9. Pleschinger See

El Pleschinger See, es un área recreacional ubicada en el noroeste del municipio de Steyregg, en Alta Austria. Está compuesto por un lago apto para bañistas, un gran cinturón verde con amplios espacios para estacionamiento, una variedad de restaurantes que incluyen comida rápida, áreas para acampar y un pequeño jardín desde 2004.

Gracias a su ubicación privilegiada y accesible para los ciudadanos de Linz, suele ser un lugar de encuentro y esparcimiento para lo habitantes de la ciudad. Desde el 29 de mayo de 1982, existe un área destinada exclusivamente para los nudistas, lo que hace del Pleschinger See, un lugar interesante que ver en Linz, sobre todo si eres de los que gusta tomar el sol, ¡como Dios te trajo al mundo!

10. Donaulände

En el último lugar de nuestra lista de lugares que ver en Linz, nos encontramos con uno de sus parques más importantes. El Donaulände, también llamado “Kulturmeile” o en español, «Milla de la Cultura», es un parque a lo largo de la orilla norte del Danubio. Tiene una superficie que supera los 600.000 metros cuadrados y fue creado en 1964 para la Exposición Internacional de Floricultura. En 1977, por iniciativa del rector de la Universidad de Arte y Diseño de Linz, se inició el llamado “Foro del Metal”; una exposición de doce esculturas ubicadas a lo largo del parque.

Entre otros atractivos también podemos mencionar que cuenta con un pequeño tren para montar, senderos para bicicletas, un pequeño zoológico y un aviario con aves nativas y exóticas. El Donaulände también sirve como escenario para el “Ars Electronica Festival” y para el «Stream Festival»; dos de los muchos festivales que se celebran a lo largo del año.

Las mejores ofertas de Hoteles en Linz

Ahora que ya conoces los mejores lugares que ver en Linz, sólo te queda terminar de planificar el viaje para descubrir este fantástico lugar. En El Viajero Feliz queremos ayudarte también a que encuentres las mejores ofertas de hoteles en Linz, así que aquí te dejamos una selección.



Booking.com

Dando por terminada nuestra aproximación a Qué ver en Linz, te animamos a que nos dejes un comentario contándonos tus impresiones. ¿Has tenido la oportunidad de venir a esta ciudad? ¿Quieres hacernos otras propuestas sobre Qué ver en Linz? Te leeremos encantados. 🙂