Hoy en El Viajero Feliz daremos un recorrido por una de esas ciudades españolas cargadas de historia, de gracia y de encanto, se trata de Oviedo, una ciudad ubicada al Norte de España en Asturias, un sitio que nos ofrece espectáculos visuales fascinantes y nos conduce a través de toda su historia a partir de su fundación en el siglo VIII, cuando la ciudad recibía el nombre romano de Ovetum. La ciudad está perfectamente organizada y recorrerla es un trabajo medianamente sencillo, sin embargo hay ciertos puntos que puede que se escapen a nuestra visita, por lo que en esta ocasión traemos este listado sobre qué ver en Oviedo.

Oviedo está perfectamente ubicada entre las montañas de Cantabria y la bahía de Viscaya, por lo que, además de disfrutar todo un legado arquitectónico sin precedentes, también es posible darse una escapada y contemplar los majestuosos paisajes naturales que le rodean. Esta ciudad es la capital de Asturias, incluso desde su inicio fue parte fundamental de la monarquía asturiana. Esta ciudad representa la oportunidad perfecta de contemplar excelsas muestras de arte prerrománico, algunas de las cuales son consideradas Patrimonio de la Humanidad, así que, sin más preámbulo, iniciemos nuestro viaje.

Qué ver en Oviedo: 10 Lugares que no puedes perderte

1. Catedral de Oviedo

Qué ver en Oviedo | Catedral de Oviedo

Iniciamos este listado sobre qué ver en Oviedo con uno de los puntos más emblemáticos de la ciudad, el cual contiene a su vez el símbolo por excelencia de la misma; se trata de la Santa Iglesia Basílica Catedral Metropolitana de San Salvador de Oviedo, conocida comúnmente como la Catedral de Oviedo, aunque si lo que quieres es presumir ante tus conocidos tu infinito acervo de cultura, puedes llamar en latín como Sancta Ovetensis, este nombre es atribuido por la cantidad y calidad de reliquias que contiene.

Esta catedral inicia su construcción en el siglo XIII a partir de la sala capitular y el claustro, la torre, la cual es el principal símbolo de la ciudad, fue finalizadaa mediados del siglo XIV, finalmente en el siglo XVII fue añadida una girola y varias capillas anexas. Sin duda alguna, el principal punto de atracción de esta catedral es la Cámara Santa, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, donde se albergan las cruces de la Victoria y de los Ángeles, las cuales son emblema de Asturias y de Oviedo, respectivamente. Además resguarda también la Caja de Ágatas y el Arca Santa, la cual, entre tantas reliquias que oculta, se halla el Santo Sudario. Literalmente es una experiencia religiosa.

2. Iglesia de Santa María del Naranco

Qué ver en Oviedo | Iglesia de Santa María del Naranco

Declarada también como Patrimonio de la Humanidad, llega a este listado sobre qué ver en Oviedo la impresionante Iglesia de Santa María del Naranco, un templo ubicado a unos cuatro kilómetros de la ciudad sobre la ladera sur del Monte Naranco. Llama la atención que esta edificación no fue construida en inicio con el objetivo de ser una iglesia, sino que se trató de un Aula Regia del conjunto palacial del rey Ramiro I, en otras palabras, esta iglesia era un palacio, aunque su ausencia de salón de trono y demás dan a pensar que se trataba de una residencia palaciega dedicada al ocio, además el lugar se halla en un sitio en donde antaño prosperaba la cacería.

Su fachada expone tres pisos, bellamente sostenidos por altas columnas y ornada con increíbles arcos. Los capiteles de la misma se hallan decorados con figuras escultóricas de animales, cosa que se repite a lo largo de unos sorprendentes 32 medallones que se esparcen tanto en el exterior como en el interior de la iglesia ubicados en las enjutas de sus arcos, junto con aves, cuadrúpedos, caballos y caballeros en actitud de combate. A pesar de su aspecto ligeramente tosco, es innegable que esta estructura ostenta una gran armonía y belleza.

3. San Miguel de Lillo

Qué ver en Oviedo | San Miguel de Lillo

El próximo lugar está fuertemente ligado al anterior que enumerábamos en este listado sobre qué ver en Oviedo, se trata de la Iglesia de San Miguel de Lillo. Esta iglesia, a diferencia de la anterior, sí fue construida con el fin de servir como templo palaciego, se ubica a escasos metros de Santa María del Naranco y forma parte del mismo conjunto palacial del rey Ramiro I. La iglesia está dedicada a San Miguel Arcángel y también es considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Si bien todo este conjunto palaciego muestra una ornamentación un tanto austera, es necesario señalar que se trata de bellas obras arquitectónicas propias de un estilo prerrománico. La iglesia de San Miguel presenta además impresionantes decoraciones escultóricas que responden a un estilo bizantino, incluyendo varios relieves al interior y a lo largo de la fachada, además, por si esto fuera poco, se conservan también algunas muestras pictóricas de murales y pinturas donde la figura humana es el punto principal.

4. Monte Naranco

Qué ver en Oviedo | Monte Naranco

Y bien, ya que hemos ascendido hasta aquí para contemplar estos maravillosos exponentes del prerrománico, ¿por qué no aprovechar y darnos un paseo por el resto del Monte Naranco? Es una colina redondeada de 636 metros de altitud que se extiende por más de 30.000 metros cuadrados de campo abierto y natural, este monte además corona la ciudad y, por ende, ofrece las mejores vistas de toda la ciudad.

Este monte es ampliamente frecuentado por los ovetenses, quienes buscan aquí tomar el aire puro, transitar por sus múltiples senderos, practicar ciclismo o recorrer sus inigualables monumentos. Además de lo anterior, este monte cuenta también con clubes de equitación y áreas de recreación para todo público; por otra parte, el terreno es propicio para la competencia y la ejercitación. Finalmente quedan quienes, al preguntarse qué ver en Oviedo, no dejan de lado su religiosidad y anhelan hacer un peregrinaje, por lo cual ascienden hasta la cima del monte donde se ubica el monumento del Sagrado Corazón, el cual ofrece a un Jesucristo que parece proteger la ciudad desde lo lejos.

5. San Julián de los Prados

Qué ver en Oviedo | San Julián de los Prados

Cuando te dijimos al inicio de este artículo sobre qué ver en Oviedo que muchos puntos de la ciudad habían sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, no te mentíamos, aquí tenemos otro de esos. La basílica de San Julián de los Prados es la más antigua de las iglesia prerrománicas que aún se conservan, siendo además el principal exponente del arte asturiano. Esta basílica data del siglo IX y está dedicada a la pareja de santos mártires Julián y Basilisa.

En comparación a los otros templos que hemos mencionado aquí, este ofrece una un aspecto un poco más humilde pero mucho más encantador (salvando el caso de la Catedral de Oviedo que es… simplemente sorprendente). Esta robusta edificación ofrece algunos decorados que aún se mantienen a pesar del paso del tiempo, tales como adornos en mármol en los capiteles o algunas losas labradas, también en mármol, con figuras geométricas y motivos florales; sin embargo, lo que sí es muy destacable es la decoración pictórica de la basílica, se trata, sin duda, de la más importante, tanto en extensión, conservación, como variedad de iconos representados de su época en toda Europa occidental.

6. Río Nalón

Qué ver en Oviedo | Río Nalón

Continuamos este listado sobre qué ver en Oviedo con otro paraje natural sin precedentes, se trata de apacible y encantador Río Nalón, un río que, de hecho, cruza todo el Principado de Asturias. Este río se presta fácilmente para el canotaje, además no es peligroso en absoluto, por lo que se puede guardar la tranquilidad que verás el increíble paisaje sin ningún contratiempo.

El río tiene una longitud de 153 kilómetros y cruza un gran número de localidades asturianas, entre las que se incluye Oviedo. El río se ubica a unos diez minutos en coche del centro de la ciudad, las actividades al aire libre que ofrece son impresionantes, pues se hallan sendas paralelas al mismo para practicar ciclismo, senderismo, atletismo e incluso observación de aves. Ademas, a cinco minutos de Oviedo por el curso del río se halla la ciudad balneario de las Caldas, lo cual es una oportunidad perfecta para la relajación.

7. Museo de Bellas Artes de Asturias

Qué ver en Oviedo | Museo de Bellas Artes de Asturias

Todos los amantes del arte que leen este artículo sobre qué ver en Oviedo deben estar preguntándose por los museos. ¡Claro que Oviedo tiene museos! Es más, tiene el museo más importante de todo el Principado de Asturias: El Museo de Bella Artes de Asturias. Por supuesto que lo que otorga su inconmensurable valor al museo son las piezas que exhibe, de las cuales nos dedicaremos más adelante, pero también es altamente resaltable que el museo se halla distribuido a lo largo de tres edificios históricos de la ciudad: el Palacio de Velarde, la Casa de Oviedo-Portal y la ampliación en la Casa de Solís-Carbajal, en las calles de la Rúa y Santa Ana.

Seguramente muchos se preguntan ya qué pintores se exponen aquí, pues calma, se trata de pintores de poca relevancia (nótese el marcado sarcasmo con el que me expreso en esa última frase) como Francisco de Goya, El Greco, Pablo Picasso, Carreño Miranda, José de Ribera y muchos otros, además de ofrecer varios retablos de pintura flamenca e italiana, incluyendo renacimiento y barroco, pasando por obras del vanguardismo temprano, entre los que se cuenta a Salvador Dalí y muchas otras piezas. ¿Alguna otra razón para visitarla?

8. Plaza del Fontán

Qué ver en Oviedo | Plaza del Fontán

En el casco antiguo de Oviedo se encuentra una de las más importantes plazas de la ciudad, se trata de la Plaza del Fontán, una plaza rectangular con un marcado estilo rectangular que reúne actualmente a mercaderes, turistas y transeúntes. En esta plaza se encuentra el Mercado Cubierto del Fontán, además los días jueves, sábados y domingos se lleva a cabo un mercado exterior donde comerciantes de todo tipo ofrecen sus productos que comprenden alimentos, artesanías, textiles y muchos más.

Esta plaza recibe su nombre a causa de una antigua fuente manantial que allí se ubicaba, de hecho, en principio esta laguna estaba ubicada a las afueras de la ciudad en esa época. Como la laguna era abastecida por varios manantiales, rápidamente fue adoptada por los nobles ovetenses como centro de recreo, a esto se sumaron posteriormente los campesinos que se acercaban aquí a vender sus productos, pero esto también atrajo con el tiempo a los artesanos entre los que se incluían herreros, cesteros y muchos más. Con el tiempo y debido al altísimo flujo de personas y sus actividades, esta laguna representó un riesgo sanitario por lo que se decidió desecarla.

9. Parque de Invierno

Qué ver en Oviedo | Parque de Invierno

Muy cerca al centro de la ciudad se halla el hermoso y apacible Parque de Invierno, un enorme espacio verde que cubre unos mil metros cuadrados al que los ovetenses consideran como el pulmón de la ciudad. Este parque ofrece senderos interminables, hermosos rincones llenos de frondosa vegetación y, uno de los principales atractivos, unas vistas sorprendentes a los macizos que rodean Oviedo. es el sitio ideal para salir con los chicos y jugar a la pelota o caminar de la mano con alguien mientras se comparte un helado o, ¿por qué no?, sentarse a disfrutar de un libro bajo el Sol.

Este parque también cuenta con un maravilloso gimnasio al aire libre para todos aquellos que anhelan ejercitarse y se preguntan qué ver en Oviedo. Además de lo anterior este parque cuenta con un paseo que conecta directamente con Las Caldas, pero esto no es todo, dispone de un singular jardín en forma de laberinto, con 650 laureles y una típica quintana asturiana, formada por una casona y un hórreo. Aquí se ubica también el Palacio de los Niños, un centro municipal de carácter lúdico.

10. Zoológico El Bosque

Qué ver en Oviedo | Zoológico El Bosque

Finalizamos este recorrido sobre qué ver en Oviedo con el fantástico Zoológico El Bosque, ubicado a unos cinco minutos del centro de la ciudad y a pesar de ser pequeño, no representa condiciones de hacinamiento para los animales que aquí habitan, de hecho, es una labor que debería ser aún más glorificada y, evidentemente, ovacionada como se pretende hacer ahora.

El zoológico cuenta con unos 150 animales de aproximadamente 70 especies procedentes de los cinco continentes, lo que es destacable de este zoológico es que todos los animales que habitan aquí han sido rescatados, lo que, por demás, ha mejorado exponencialmente su calidad de vida en comparación a la que se llevaba antes. El zoológico representa un recorrido entre una hora y hora y media, puede llevarse a cabo sin acompañamiento o junto a un guía y se exponen múltiples carteles informativos, además el zoológico también organiza fiestas de cumpleaños, por si quieres darle la sorpresa a algún chico.

Así concluimos nuestro listado sobre qué ver en Oviedo, esperamos que esta ciudad te haya cautivado y no des más espera a tu visita. ¿Te gustó el artículo? ¿Cuál fue tu sitio favorito? ¡Déjanos tu comentario!