Polonia ha sido fuertemente castigada por la historia bélica de Europa. No obstante, el país sigue ofreciendo un legado medieval apasionante e increíble. Por eso en El Viajero Feliz nos vamos hacia ella en esta ocasión. Entre sus calles se levantan plazas históricas que te dejarán con la boca abierta, una gran vida cultural y moderna acompañada de un repaso a la historia europea que no deberíamos olvidar nunca. ¿Quieres saber qué ver en Polonia? Acompáñanos en este viaje por las reliquias que guarda este país. Estos son los diez lugares imprescindibles que te esperan en Polonia.

Qué ver en Polonia: 10 lugares que no puedes perderte

1. Castillo de Wawel

Castillo de Wawel

Cuenta la historia que Smok Wawelski o el Dragón de Wawel habitaba en el interior de una colina a orillas del Vístula. Todos los días el dragón salía de su guarida y se dedicaba a matar campesinos y devorar el ganado, por lo que el Rey Krak ofreció la mano de su hija, la princesa Wanda, a quien matara al dragón.

Muchos caballeros perdieron su vida  en el intento hasta que un zapatero se ofreció. Hábilmente rellenó de azufre un cordero y lo dejó delante de la guarida del dragón y cuando este salió enfurecido de su guarida se lo comió. Le dio tanta sed que bajó al río y tras beberse medio río Vístula explotó. El zapatero se casó con la princesa y vivieron felices. Esta es la famosa leyenda del Dragón de Wawel y, según esto, el Castillo de Wawel está construido encima de la  colina en la que habitaba el dragón.

El Castillo Real de Wawel es una fortificación de estilo renacentista con casi mil años de historia, fue la sede de los reyes de Polonia desde la Edad Media hasta el siglo XVII cuando la capital de Polonia fue trasladada a Varsovia. En el interior del recinto se encuentra la Catedral de San Wenceslao que fue el lugar de coronación de los reyes de Polonia y la Capilla de Segismundo que alberga las tumbas de los reyes jagellones de Cracovia.

 

2. Minas de sal de Wieliczka

Qué ver en polonia | Minas de sal de Wieliczka

Hay que bajar 380 escalones de una pendiente para adentrarse en las minas de sal de Wieliczka, una localidad situada a tan solo 14 kilómetros de Cracovia. Lo que debes esperar ver en su interior es mucho más que una explotación mineral. Se trata de una auténtica y surreal ciudad subterránea, un laberinto de túneles y galerías que superan los 300 km de longitud que han sido convertidos en un impresionante museo que ver en Polonia.

A partir del siglo XV ya se pudieron visitar por primera vez y a partir de aquí se ha convertido en uno de los lugares más turísticos y protagonistas en la lista de qué ver en Polonia. Las cifras registran más de medio millón de visitantes por año. A estas maravillosas minas de sal también se les conoce como la Catedral Subterránea de la Sal. Cuentan con una profundidad de más de 327 metros.

 

3. Castillo Real de Varsovia

Castillo Real de Varsovia

La oferta de galerías, museos y lugares que puedes encontrar en Varsovia es muy amplia. Un lugar imprescindible en Varsovia es el Castillo Real (Zamek Królewski w Warszawie). Esta hermosa estructura es un palacio barroco-neoclásico que habita plena ciudad vieja de la capital polaca. Fue residencia oficial del rey polaco hasta 1795. En la actualidad es sede de la Fundación Polaca de Historia y Cultura, que ha conformado el actual Museo del Castillo.

A pesar de haber sido víctima de muchos ataques, el Gobierno ha logrado con gran tenacidad que fuera reconstruido conservando su aspecto original. El Gran Salón de la Asamblea, la Sala de Mármol o la Sala de los Caballeros son algunos de los lugares que tienes que recorrer  durante tu  visita. A plena vista te harás la idea de los tiempos de esplendor que se vivieron en el castillo: vistosas galerías, recreación de espacio de la época, tapices y muebles de la época.

4. Castillo de Malbork

Qué ver en Polonia | Castillo de Malbork

El castillo de Malbork se encuentra a 60 km de distancia de la esplendorosa Gdansk. Sin duda alguna, este lugar merece una escapada.Un par de euros y unos 50 minutos en tren te llevarán desde la estación de Gdansk hasta Malbork. Se trata del castillo más grande del mundo construido con ladrillo y considerado uno de los más espectaculares de su clase. Además, es una de las fortalezas más grandes creadas en Europa. Su origen se remonta a finales del siglo XIII y fue creado por los caballeros teutonos, siendo en esos tiempos Malbork la capital del estado.

La historia del castillo ha pasado de manos de teutonos a polacos y lituanos. Luego cayó en manos de Prusia y durante la sangrienta Segunda Guerra Mundial sirvió como campo de concentración, donde se hacinaron más de 30 000 presos bajo el régimen nazi. En 1945, tras una ardua batalla, el ejército ruso se apoderó del castillo.

Parte del castillo quedó en ruinas tras la guerra y fue restaurado durante la década de los sesenta. El castillo hoy en día está convertido en un museo y forma parte de la lista de los qué ver imprescindibles en Polonia y del patrimonio de la humanidad de la Unesco.

 

5. Parque Lazienki

Parque Lazienki

Caminando por la capital polaca podrás disfrutar los sensacionales parques que Varsovia tiene. Uno de los más hermosos que encontrás en tu caminata es el Parque Lazienki. Sin duda, es uno de los mejores parques en la lista de qué ver en Polonia. La historia de este parque comienza hace muchos siglos atrás, en las últimas décadas del siglo XVII.

 

6. Campo de concentración de Auschwitz

qué ver en Polonia

A finales de marzo en 1940, Alemania dio la orden de edificar el que se convertiría en uno de los campos de concentración más tristemente conocidos por se el lugar en el que los seguidores de Hitler acabaron con la vida de millones de personas.

Ubicado en la población de Osweicim, aproximadamente a 60 kilómetros de Cracovia, Auschwitz tiene el vergonzoso orgullo de ser uno de los campos de concentración nazis en los que más personas fallecieron. Cuando finalizó la Segunda Guerra Mundial, el director de aquel infierno, Rudolf Hoess, fue condenado a muerte. Minutos antes de ser ejecutado por los aliados seguía manteniendo que el asesinato masivo de judíos fue «una solución correcta».

Hoy en día lo podrás visitar erigido como un monumento a la memoria más dolorosa de este sobreviviente país. La importancia de preservarlo y de que lo visites es igual de triste como importante: evitar que las atrocidades que allí se sucedieron caigan en el olvido.

 

7. Lonja de los Paños

Qué ver en Polonia | Lonja de los Paños

La Plaza del Mercado de Cracovia es la mayor plaza medieval de Europa. En su parte central se alza el edificio de la antigua Lonja de los Paños (Sukiennice). Es una preciosa construcción gótica ornamentada con mascarones y rematada con un ático renacentista. Su historia se remonta a finales del siglo XII y principios del XIII. En su planta baja se encuentra hoy en día un alegre y hermoso mercadillo de artesanías con artículos y recuerdos de Cracovia. En su planta superior se encuentra una de las secciones del Museo Nacional.

 

8. Palacio de la Cultura y la Ciencia

Qué ver en Polonia | Palacio de la Cultura y la Ciencia

Es una grandiosa torre que asoma por encima de cualquier otra edificación en kilómetros a la redonda. El Palacio de la Cultura y la Ciencia marcan el paisaje de Varsovia y no pasa inadvertido desde ningún punto de la ciudad. La altura de este edificio es de 237 metros. Cuenta con un estilo arquitectónico que evidencia en cada centímetro su origen soviético.

9. Palacio de Wilanów

Palacio de Wilanów

El Palacio de Wilanów es una de las joyas del arte barroco que ver en Polonia, específicamente en su capital, Varsovia. A pesar de la guerra y la ocupación, el palacio y su jardín han conservado su forma original. Aquí te vas a sentir como un rey o como el rey Juan III Sobieski, vencedor de turcos en la batalla de Viena. El monarca, que en Europa se ganó el apodo de León Sin Miedo de Polonia, residía aquí con su amada esposa Marysieńka.

 

10. Basílica de Santa María

Qué ver en Polonia | Basílica de Santa María

También en la Plaza Rynek Głowny encontraremos la Basílica de Santa María, una de las más hermosas iglesias que ver en Polonia. De estilo gótico, se comenzó a construir en siglo XIV por iniciativa de la burguesía de Cracovia, que anhelaba tener su propio templo al margen de la Catedral de Wawel. Durante casi un siglo se levantó la estructura de la Basílica de Santa María y de sus torres. Lo más curioso de las torres es la altura desigual de una de ellas, además de lo tétrico de su historia.

Dicen que la construcción de las torres fue encargada a dos hermanos. Mientras que el hermano mayor avanzaba a buen ritmo con la suya, el pequeño, que avanzaba muy despacio, no estaba satisfecho con su trabajo. Tal fue su envidia que una noche, decidió acabar con la vida de su hermano y arrojar su cuerpo al Vístula. Poco después, arrepentido, confesó el crimen desde lo alto de su torre y se suicidó. Ante tal historia, ningún otro constructor quiso terminar la segunda torre y finalmente se decidió dejarla tal y como estaba, a menor altura que la primera.

La torre más alta quedó, desde entonces, como torre de vigilancia. Todos los días se escucha un trompetista que toca desde ella el hejnał mariacki, una melodía reconocible para todos los polacos. Se hace en honor a un vigilante asesinado por una flecha durante un asedio de guerra a la ciudad mientras hacía sonar su trompeta para avisar a los ciudadanos (por eso la canción se corta de repente). ¡Impresionante!

 

¡Hay tantos lugares increíbles que ver en Polonia! Te deseamos que disfrutes tu paso por este bello país. Si ya las has visitado, déjanos tus sugerencias ¡Nos encanta leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.