A orillas del río Palencia, en plena comunidad valenciana, encontramos una ciudad con más de dos mil años de historia. En sus calles se respiran las vivencias de sus antepasados: los romanos que la construyeron y los españoles que la hicieron crecer. En las próximas líneas descubriremos los mejores lugares qué ver en Sagunto, una población en la que la historia y la naturaleza se unen para regalar al visitante una experiencia memorable.

Su nombre puede rastrearse desde hace muchos siglos atrás, como un punto estratégico de las relaciones comerciales en el Mediterráneo. Destaca su importancia geográfica en este sentido, en las épocas en que se desarrollaron las guerras púnicas, tres conflictos armados que enfrentaron a las dos grandes potencias del Mediterráneo para la época: Roma y Cartago.

Esta ciudad valenciana mantuvo hasta el siglo XIX una economía esencialmente vinícola. De Sagunto salían los vinos y aguardientes que eran exportados a Francia. En este mismo siglo, la invasión de una plaga conocida como filoxera destruyó los viñedos. Éstos fueron sustituidos por el cultivo y exportación de frutas cítricas. Con el pasar de los años también fue tomando fuerza la industria siderúrgica y pesquera. En los últimos tiempos, el turismo ha representado una fuerte opción de crecimiento para la ciudad. Acompáñanos en El Viajero Feliz a descubrir los lugares más lindos para ver en Sagunto.

Qué ver en Sagunto: 10 Lugares que no puedes perderte

1. Castillo de Sagunto

Qué ver en Sagunto. Castillo de Sagunto

Todas las palabras se quedan cortas para describir la majestuosidad de este Castillo que es, sin duda alguna, de los mejores lugares qué ver en Sagunto. Es una enorme fortaleza en lo alto del cerro, que se alza como protectora de la ciudad. El Castillo fue declarado Monumento Nacional en el año de 1931. Sus murallas se extienden un kilómetro a lo largo de la montaña, y está dividido en siete plazas independientes: la plaza de Almenara, la plaza de Armas, la plaza de la Conejera, la plaza de la Ciudadela, la plaza Dos de Mayo, la plaza de San Fernando y Estudiantes.

En los muros del Castillo de Sagunto dejaron sus huelas múltiples civilizaciones, como los íberos, los romanos, los visigodos, los árabes y por lo último los cristianos. Si quieres planificar tu visita a este imponente lugar, debes tener en cuenta que los vehículos llegan hasta una plaza, y a partir de allí hay que subir hasta el castillo a pie. El camino es corto pero un poco empinado, así que recuerda llevar suficiente agua. Otra cosa que no puede falta en tu visita es la cámara fotográfica, pues desde lo alto de la colina podrás apreciar hermosas vistas de la ciudad.

2. Playa Canet de Berenguer

Qué ver en Sagunto. Playa Canet de Berenguer

Si lo tuyo es disfrutar del sol y la energía que da el mar, no puedes dejar de visitar la Playa Canet de Berenguer, un imprescindible entre los lugares qué ver en Sagunto. Esta es sin duda una de las playas más espectaculares de Valencia, con arena fina y suave, agua cristalina en la que puedes apreciar el fondo del mar, una cadena de dunas que protagonizan las fotos de los viajeros, y servicios turísticos de primera calidad. 1.250 metros de costa por 80 metros de anchura componen la playa de Canet, que tiene a su vez un gran paseo marítimo, perfecto para recorrer caminando al atardecer. Lo mejor de la naturaleza de Sagunto lo hallarás en esta inolvidable playa.

3. Monasterio de Sancti Spiritu

Qué ver en Sagunto. Monasterio de Sancti Spiritu

Visitar el Monasterio de Sancti Spiritu es una experiencia de profunda paz. Este enorme edificio fue erigido por orden de María de Luna, la esposa de Martín I de Aragón, luego de la pacificación de Sicilia. En el testamento de la mujer, redactado en el año de 1404, dona a los frailes del Sancti Spiritu el convento que ella misma había hecho construir. En la actualidad, las instalaciones son un fuerte punto de atracción turística en la ciudad de Sagunto. Sus puertas están abiertas tanto para visitantes, como para aquellos que quieran hospedarse. Descanso, silencio, paz y conexión con la naturaleza y sus hermosos paisajes, es lo que encuentran las personas que deciden pasar alguna noche en el Monasterio.

4. Museo Histórico de Sagunto

Qué ver en Sagunto. Museo Histórico de Sagunto

Las bases de la historia, el arte y la arqueología de esta ciudad, se concentran en su Museo Histórico, que es de los lugares más valiosos qué ver en Sagunto. En este recinto de varias salas y dos pisos, se reúnen los hallazgos exhumados en obras, así como en las excavaciones arqueológicas realizadas en la ciudad y sus alrededores. El Museo está muy cerca del centro de la ciudad, y su organización permite ver muchos objetos de la cultura romana y judía. Si bien no es muy grande, las piezas que exhibe son de un enorme valor histórico. Los guías del museo también ofrecen un recorrido informativo bastante didáctico. Si quieres visitarlo, te damos una razón extra: ¡la entrada es gratuita!

5. Playa del Puerto de Sagunto

Qué ver en Sagunto. Playa del Puerto de Sagunto

Como ya puedes haber apreciado con la Playa Canet, Sagunto tiene costas maravillosas para ofrecer a los viajeros un día de sol y agua salada. Al noreste del Puerto Marítimo de Sagunto, encontramos esta extensa y cálida playa. Su arena fina es apreciada por quienes la visitan, pero no tanto como sus aguas de temperatura tibia, y es que el puerto le sirve de contención de los vientos del sur. Vegetación, cañaverales y muchas dunas, forman parte del paisaje de esta playa, muy cercana al centro urbano de la ciudad. De acuerdo a la temporada del año, sus aguas serán perfectas para hacer surf. Además, tiene toda la infraestructura turística, servicios, quioscos y restaurantes, para que el viajero tenga una visita confortable.

6. Judería de Sagunt

Qué ver en Sagunto. Judería de Sagunt

Esta icónica puerta se erige en la ciudad como una memoria viva de la historia judía. Se ha convertido en uno de los lugares más populares qué ver en Sagunto, y en protagonista de miles de postales de viajes. El Portalet de la Judería se abre para dar inicio al que fue en otros tiempos uno de los pasajes más importantes de la ciudad, en el antiguo barrio judío. El mismo barrio da evidencias de su antiguedad: placas de plomo diseminadas en las paredes, hablan de que la judería está en pie desde finales del siglo I d.C. Llegó incluso a ser, en el siglo XV, la judería más importante de Valencia.

La época dorada hebrea se respira en las callejuelas y plazoletas del barrio judío. Se aprecian aún los restos de la sinagoga, bajo el empedrado de la calle de la Sang Vella. Todos los caminos estrechos y serpenteantes de este pintoresco paseo conducen al Castillo, en el que se refugiaban los vecinos en las épocas de persecuciones. Si visitas Sagunto, la Judería será de los mejores y más interesantes planes para disfrutar.

7. Playa Puçol

Qué ver en Sagunto. Playa Puçol

A escasos once kilómetros del centro de Sagunto, en la localidad de Puçol, encontramos una tranquila y apacible playa que se extiende por más de dos kilómetros. Plena de espigones y con un hermoso paseo marítimo peatonal, esta playa es un remanso de paz, al que van con frecuencia los habitantes de la zona, y también los turistas. Generalmente se mantiene con una densidad media-baja de bañistas, lo que permite relajarse leyendo un buen libro o simplemente tumbarse al sol y disfrutar del ritmo de las olas.

A sólo cuatro kilómetros de la playa encontramos La Costera, un pulmón vegetal de 49 hectáreas que alberga matorrales, arbustos, pinos, carrascas, algarrobos, olivos, y otras especies. La Costera llena el aire de la zona de una pureza magnífica. Si vas de visita a Sagunto, este será uno de los planes que te conectaran con la paz de la naturaleza y sus aromas.

8. Iglesia de Santa María

Qué ver en Sagunto. Iglesia de Santa María

España entera está atravesada por las magníficas construcciones que dan hogar a las iglesias católicas. Sagunto no es la excepción, y en esta materia también tiene grandes descubrimientos para el viajero. Entre los lugares más destacados qué ver en Sagunto, esta la Iglesia Arciprestal de Santa María, considerada Monumento Nacional desde 1983. Esta iglesia cuenta en su historia con varios siglos de construcción. Las obras iniciaron en el año 1334, en los terrenos que ocupaba la mezquita mayor de Murviedro. Fue recién hasta el año 1730 cuando se terminó de construir. Desde lejos puede visualizarse su fachada imponente: tres naves de más de veinte metros de altura. La puerta principal de la Iglesia data del siglo XVIII, y la puerta sur, del siglo XIV. Toda una joya de la arquitectura y de la historia, esta iglesia es una parada fundamental en tu visita a Sagunto.

9. Ermita de la Sang

Qué ver en Sagunto. Ermita de la Sang

Ermita de la Sang es una de las acepciones con las que se conoce la Ermita de la Sangre de Castalla. Este edificio religioso de estilo gótico y primitivo es un fuerte punto de atracción para los amantes de la historia, el arte y la arquitectura. Sobre su construcción, se tiene referencia de que fue iniciada en la segunda mitad del siglo XIII. Desde esa época y hasta el siglo XVI fue la Iglesia de Castalla. Luego, la construcción de otro edificio para este fin, la llevó a su condición actual de Ermita. Es también la sede de la Cofradía de la Sangre y depositaria de la imagen de la Virgen de la Soledad, Patrona de la localidad.

10. Castillo de Beselga

Qué ver en Sagunto. Castillo de Beselga

Imperando en la colonia residencial y veraniega de Belsega, muy cerca de Sagunto, se alza a 220 metros de altitud el Castillo de Beselga. La construcción, hecha sobre un espolón rocoso, se trató en sus orígenes de una fortificación musulmana, compuesta de una torre rodeada de un recinto amurallado. Siglos después, sirvió de ente defensivo del territorio y de residencia nobiliaria, según los grupos que fueron ocupándolo. Durante la Guerra de las Germanías sufrió daños severos y nunca volvió a recuperarse. Lo que podemos visitar hoy son sus ruinas, que están plagadas de una energía milenaria incomparable. Es un maravillo plan para los viajeros que gustan de hurgar en el pasado.

Las culturas de muchos pueblos se unieron a lo largo de los siglos, para ofrecernos hoy el acervo histórico y cultural de Sagunto. Sus castillos nos hacen transportarnos a épocas muy distantes. Sus museos nos hacen palpar de forma directa todas las rutas históricas que allí tuvieron lugar. Sus playas son el oasis de naturaleza perfecto. Este listado de los 10 mejores lugares qué ver en Sagunto, es sólo una muestra de las mil posibilidades que ofrece esta mágica ciudad valenciana al viajero que se aventura a conocerla.