Levantada bajo el lema: “La antigua ciudad de Segovia y su acueducto romano”, Segovia fue declarada  Patrimonio de la Humanidad en 1985, por la belleza de su entorno, edificios, arboledas y calles. A lo largo de la historia, Segovia ha conocido la convivencia y el enfrentamiento de pueblos, ideas y religiones. Como Prueba de esto existen  muchos de sus edificios: unos construidos para la paz, otros pensados para la guerra. Segovia es una ciudad que te habla y te canta, escúchala conociendo sus diez lugares imprescindibles en nuestra recopilación sobre qué ver en Segovia.

 Qué ver en Segovia: 10 Lugares que no puedes perderte

1. Acueducto de Segovia

qué ver en Segovia

El Acueducto de Segovia es una de las obras de ingeniería hidráulica más importantes de España y contituye el mayor patrimonio arquitectónico qué ver en Segovia. Declarada Patrimonio de la Humanida en 1985. A los dos cauces que recorría la ciudad, se sumó un tercero construido por el hombre: el acueducto, que recorre la ciudad actual de Este a Oeste. Su construcción, según los últimos estudios, se remonta a finales del s. I y primeros años del s. II d. C, en tiempos del Emperador Trajano. Sin embargo, el paso de los siglos y su uso continuado hasta comienzos del s. XX han provocado algunos cambios  en su trazado.  Antes de elevarse sobre los arcos, el agua pasaba por dos decantadores. La presencia de Roma, en lo que luego será provincia de Segovia, seria crucial para la presencia de este tipo de tecnología en territorio español.

2. Museo Real Casa de Moneda de Segovia

qué ver en Segovia

En la actualidad, la Casa de Moneda está considerada como uno de los ejemplos más antiguos e importantes del Patrimonio Industrial, ubicado en terreno de incomparable belleza, junto al Monasterio de Santa María del Parral, con magníficas vistas del Alcázar. Su rehabilitación, realizada en los años 2007 a mayo de 2011 (fecha en la que se entrega la obra), abre las puertas de un espacio renovado que alberga un museo-taller, diversas salas de usos culturales y estudio, así como otros espacios de ocio, restaurante, terraza o tienda. Te sorprenderán las minuciosas réplicas de las máquinas, ingenios y ruedas hidráulicas que te permitirán conocer de forma real cómo se fabricaban las monedas. Un museo único que ver en Segovia. Hablemos un poco de la historia de este importante lugar para la historia de la región; el Real Ingenio de la Moneda de Segovia fue una innovadora fábrica de acuñar monedas construidas por deseo del rey Felipe II.

El rey, conocedor de un nuevo sistema de laminación y acuñación de monedas que se realizaba por medio máquinas movidas por ruedas hidráulicas y que ya se estaba utilizando en varias ciudades de Europa, consiguió de su primo el Archiduque Fernando de Tirol la maquinaria necesaria para implantar, por primera vez, en España este sistema avanzado que permitía la acuñación de monedas de muy buena calidad. A partir de 1582, técnicos procedentes del Tirol buscaron la ubicación idónea para construir el edificio que debía contener la maquinaria, y eligieron en 1583 un molino en el río Eresma, propiedad de Antonio de San Millán, en el que se molía cereal y se fabricaba papel. El terreno Contaba con el río que aportaba el caudal de agua que se necesitaba para mover las ruedas. El rey encargó el proyecto a uno de los arquitectos más importantes de su tiempo, Juan de Herrera.

3. Catedral de Segovia

La preciosa catedral de Segovia fue construida entre los siglos XVI y XVIII, su nombre completo es la Santa Iglesia Catedral de Nuestra Señora de la Asunción y de San Frutos. Esta catedral la más hermosa qué ver en Segovia Es una de las catedrales góticas más tardías de España y Europa. Se erige en pleno siglo XVI, concretamente entre los años 1525 y 1768. En esta época la arquitectura imperante en Europa era ya la renacentista. Es por ello que en la Catedral de Segovia podemos admirar una única combinación del estilo predominantemente gótico pero enmarcado con algunos rasgos renacentistas.

Su belleza y elegancia, y sus sorprendentes y dimensiones la hacen ganadora del título “La Dama de las Catedrales”, acuñada por el Presidente de la Primera República Española, Emilio Castelar. Situada en la Plaza Mayor de Segovia.

4. Palacio Real de La Granja de San Ildefonso

qué ver en Segovia

El Palacio Real de La Granja de San Ildefonso, conocido coloquialmente como “La Granja”, es uno de esos palacios majestuosos de los que  España se siente orgullosa.  Actualmente está gestionado por Patrimonio Nacional, pero en sus orígenes era la morada de verano de la familia real española.

El aire fresco, la belleza de la sierra y la abundancia de caza fueron motivo más que suficiente para que el rey Felipe V se fijara en los terrenos pertenecientes a los monjes jerónimos para construir su “humilde” palacio de veraneo. No te extrañes si te recuerda al famoso palacio de Versalles. No olvidemos que su artífice, el rey Felipe V, nació precisamente en Versalles, y claro, algo de su lugar de veraneo le tenía que recordar sus orígenes.

5. Palacio Real de Riofrío

qué ver en Segovia

Muy vecino del Palacio Real de la Granja de San Ildefonso se encuentra el Palacio Real de Riofrío, un imponente palacio barroco de estilo italiano del siglo XVIII.  Su ubicación quizás le hace pasar desapercibido ya que se halla escondido entre el magnífico bosque de Riofrío, un enorme enclave de 700 hectáreas atravesado por el río del mismo nombre, donde viven gamos y ciervos en absoluta libertad. La vista de este monumental palacio es preciosa y tranquila, rodeado de montañas y ondulaciones en la tierra que parecen proteger la densa vegetación mediterránea salpicada por poéticos atardeceres.

6. Monasterio Santa María del Parral

qué ver en Segovia

El monasterio jerónimo de Santa María del Parral tiene una de las fachadas más lindas qué ver en Segovia, además de un  privilegiado y frondoso entorno con abundantes manantiales y una espectacular vista de la ciudad. Para hablar de la historia del Parral tendríamos que remontarnos al reinado de Juan II Trastámara, que en 1440 entregó Segovia a su hijo, el príncipe Enrique, futuro Enrique IV quien, por haberse criado en esa ciudad, sentía gran afecto por ella, favoreciéndola con privilegios y promoviendo la construcción de muchas construcciones que hacen tan única e importante a Segovia.

En cuanto a los artífices y arquitectos, se cree que Juan Gallego dibujaría los planos de un monasterio de cuatro claustros que cumplía  con los requisitos exigidos por la orden jerónima. Así, la iglesia está dispuesta al norte, el claustro principal al sur, en el ángulo suroeste de éste, el claustro de la enfermería, y en el lado oeste, los claustros de la portería y de la hospedería, formando una majestuosa estructura.

7. Iglesia de la Vera Cruz

qué ver en Segovia

La Iglesia de la Vera Cruz de Segovia es un templo de planta circular . Se trata de una Iglesia propiedad de la Soberana Orden Militar de Malta. Tanto el exterior como el interior de la Iglesia son muy sobrios contratando con la opulencia de los otros templos de la ciudad. En el interior se conservan escasos restos de algunas policromías. Hay, en casi cada rincón, emblemas y banderas con la cruz de ocho puntas de la Orden de Malta, así como las banderas que representan las distintas jurisdicciones medievales de dicha Orden.

Una de las cosas que más llaman la atención de esta Iglesia es el Edículo, que viene a ser como un edificio dentro del edificio. Su piso inferior tiene cuatro accesos que coinciden con los puntos cardinales, dando el derecho a la puerta de entrada al templo (que mira fijamente al Alcázar de Segovia, situado justo en frente). En fin, tendrás que verla con tus propios ojos, puesto que se trata de una visita fascinante que te trasladará a un periodo histórico que siempre causara intriga y fascinación.

8. Alcázar de Segovia

qué ver en Segovia

El testimonio escrito más antiguo que habla del Alcázar de Segovia, es un documento de 1122, que menciona la impresionante fortaleza como un castro sobre el Eresma. De origen romano,  el Alcázar de Segovia es la construcción mas icónica después del acueducto qué ver en Segovia, su belleza te dejará sin palabras y será la gran protagonista de tu visita a Segovia.  La historia de la belleza del Alcázar parte probablemente Durante el reinado de Juan II, en el cual tuvieron lugar en el Alcázar grandes fiestas cortesanas evocadas por Jorge Manrique. Su hijo, Enrique IV continuó la labor de embellecimiento y probablemente en su reinado debió de terminarse la gran torre que lleva el nombre de su padre. La reina Isabel la Católica, salió del Alcázar para ser proclamada Reina de Castilla y León, en la Plaza Mayor de Segovia. También sería en el Alcázar donde Felipe II celebró su boda con Ana de Austria. Este mismo Rey realizó importantes obras en el castillo, mandando construir el patio herreriano y el cubrimiento de las techumbres del edificio con chapiteles de pizarra.

Durante muchos años la fortaleza fue utilizada como prisión de Estado, hasta que en 1764 se instaló en ella el Real Colegio de Artillería, bajo la dirección del Conde de Gazzola. En 1862,  un incendio destruyó gran aprte del techo. A los veinte años del incendio se comenzó una larga campaña de restauración. Por Decreto oficial se creó el Patronato del Alcázar de Segovia para regular la utilización del edificio y sus anexos en beneficio del común acervo cultural. A partir de entonces se inició una reconstrucción y restauración interior en profundidad, que incluyendo el actual museo, está prácticamente finalizada.

9. Mirador de la Pradera de San Marcos

El Mirador de la Pradera de San Marcos es de esos lugares llenos de paz y perfección qué ver en Segovia. Será un auténtico placer sentarse  en el prado verde y contemplar la increíble perspectiva que nos ofrece su horizonte. Lo encontrarás a no más de cinco kilómetros del casco antiguo. Aquí no escucharás ningún ruido; todo es calma tan solo “interrumpida” por alguna bandada de aves de paso. El lugar Ideal para tomarse un respiro antes de retomar la visita a la ciudad.

10. Plaza de Medina del Campo

qué ver en Segovia

La plaza de Medina del Campo resume la historia de Segovia. Allí te podrás tener un emocionante encuentro con los numerosos monumentos que la ocupan: una casa del s. XV con una galería alta, la torre de la casa de los Lozoya y la fachada plateresca de la casa Solier. En el centro de la plaza se alza la bella iglesia de San Martín. El corazón de la bellísima Segovia. Y Uno de las plazas más importantes qué ver en Segovia.

Esta preciosa ciudad ubicada a una hora de la capital española  es perfecta para recorrerla a pie, respirar sus calles y asombrarte con sus inesperadas y grandiosas construcciones. Te invitamos a conocer  la ciudad medieval, romana, árabe y judía. Aquí la ciudad del rio Eresma se abre ante nosotros y nos brinda, amable y llena de alegría su baúl repleto de secretos. No te pierdas los sagrados prados que la rodean y tampoco estos diez lugares imprescindibles  que ver en Segovia. Déjanos tus comentarios si ya has estado en Segovia y conoces otro de sus fascinantes secretos. ¡Nos encanta leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.