¡Ah, la Toscana! Una de las más bellas regiones de Italia, si bien no es la más bella. Seguro la conozcas por su capital, la maravillosa Florencia, pero resulta que la Toscana está llena de rincones mágicos donde compartir un bello atardecer o deleitarse con la cultura y la historia del país. A una de esas pequeñas ciudades queremos dedicarle el siguiente artículo de El Viajero Feliz, se trata de Siena, un hermoso paraje en el centro de la Toscana al sur de Florencia, una ciudad que destaca por sus increíbles paisajes y su extensa historia, por eso en esta ocasión descubriremos qué ver en Siena.

A pesar de no ser una gran ciudad, Siena goza con una geografía propia de la Toscana: Pequeños valles, colinas bajas, zonas boscosas y bellísimos cipreses ocultos en los campos de cereal. Siena fue fundada por los romanos y posteriormente fue ocupada por los lombardos, su increíble panorama arquitectónico representa la posibilidad para que el viajero se embelese en cada recorrido a través de sus pintorescas calles. ¿Preparado? ¡Visitemos Siena juntos!

Qué ver en Siena: 10 Lugares que no puedes perderte

1. Piazza del Campo

Qué ver en Siena | Piazza del Campo

Iniciamos este recorrido sobre qué ver en Siena con uno de los rincones más emblemáticos de la ciudad, se trata de la Piazza del Campo, también conocida como Il Campo, esta es la plaza principal de Siena, tiene una encantadora distribución en forma de concha y se abre a múltiples callejuelas que se expanden como ramificaciones venosas por todo el espacio urbano. Esta plaza es el mejor lugar para contemplar el panorama medieval propio de la ciudad, por lo que es un buen punto de partida para cualquier recorrido.

Es una plaza completamente peatonal y ya sea que quieras miras al suelo y contemplar la bellísima disposición del suelo con ladrillos rojos o alzar la mirada y ensimismarte con las impresionantes edificaciones, esta plaza no dejará de sorprenderte en ningún momento. En la plaza se encuentran algunos de los principales monumentos de la ciudad, entre los que se cuentan la Torre de Mangia, el Palacio Público, la Capilla de la Virgen y la increíble Fuente de Gaia. Además esta plaza da cobijo durante dos veces al año a la impresionante Fiesta del Palio, la cual es una carrera de caballos.

2. Catedral de Siena

Qué ver en Siena | Catedral de Siena

Continuamos nuestro listado sobre qué ver en Siena con la esplendorosa Catedral Santa María de la Asunción de Siena, uno de los monumentos arquitectónicos más importantes de la ciudad, declarado, además, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Esta sorprendente edificación es una de los principales exponentes de la arquitectura románico.gótica italiana y se compone de un magnífico complejo religioso. En su interior se resguardan increíbles tesoros de arte gótico, renacentista y barroco elaborados por importantes personajes en la historia del arte.

La catedral fue construida entre 1220 y 1370, la increíble fachada fue diseñada por Giovanni Pisano en 1284, una impresionante fachada recubierta en mármol blanco, rojo y verde. El interior de la catedral es casi un museo, se exhiben a sus paredes múltiples imágenes del más puro arte renacentista y barroco, el púlpito es uno de los que más destaca, pues con su forma octagonal y tallada en mármol ofrece varias escenas de la vida de Jesucristo. Por si fuera poco, la catedral cuenta con unas impresionantes esculturas hechas por el mismísimo Miguel Ángel, además cuenta con una impresionante biblioteca que derrocha suntuosidad y encanto.

3. Palacio Comunal de Siena

Qué ver en Siena | Palacio Comunal de Siena

En la Piazza del Campo se halla el edificio más importante de toda Siena, se trata del ayuntamiento, llamado Palacio Comunal de Siena o mejor conocido como el Palazzo Pubblico. Este edificio data de finales del siglo XIII, aunque su construcción finalizó hasta el siglo XVII, el edificio es uno de los máximos exponentes de la arquitectura medieval italiana con claras influencias del gótico. En su exterior se puede apreciar que la primera planta de la edificación está hecha con mármol blanco y cuenta con hermosas decoraciones geométricas sobre las ventanas, mientras las otras dos plantas fueron hechas con ladrillo rojo.

En el cuerpo central del edificio se pueden hallar dos pequeños campanarios coronando la estructura, además en su interior se ubica el Museo Civil, en donde se expone un amplio número de pinturas de reconocidos artistas de Siena, sin mencionar que son un claro exponente de la historia de la ciudad. A un costado reposa la impresionante Torre del Mangia, pero sobre esta última ya hablaremos en el siguiente punto de este listado sobre qué ver en Siena.

4. Torre del Mangia

Qué ver en Siena | Torre del Mangia

Como ya habíamos advertido en el anterior numeral de este conteo sobre qué ver en Siena, llega el momento de hablar sobre la impresionante Torre del Mangia, el principal símbolo de la ciudad, incluso la mayoría de fotos o postales de Siena comprenden alguna toma de esta impresionante torre. Esta torre se ubica a un costado del Palazzo Pubblico, coronándolo como el principal icono de Siena, además de ser la tercera torre medieval más alta de toda Italia con 88 metros de altura.

La Torre del Mangia fue construida entre 1338 y 1348 y su particular nombre tiene razón de ser. Resulta que, en español, el nombre sería «La Torre del que come mucho» y esto se debe al primer guardián de la torre, Giovanni di Balduccio, quien era conocido por despilfarrar sus ahorros en comida y otros vicios, este sobrenombre fue adquirido por la torre debido a las increíbles cantidades de dinero que consumía esta en reparaciones y remodelaciones. Ascender a la torre es de las actividades más imprescindibles en Siena, pues su ascenso a través de escaleras ofrece la más hermosa vista panorámica de toda la ciudad. El ascenso dura unos 40 minutos y en el campanario únicamente es posible permanecer por 15 minutos, además sólo pueden ingresar grupos de 50 personas, por lo que es recomendable madrugar para comprar las boletas.

5. Basílica de Santo Domingo

Qué ver en Siena | Basílica de Santo Domingo

La Basílica Cateriniana de Santo Domingo es una de las iglesias más importante de Siena, se halla coronando la colina de Camporegio, desde donde le es posible entablar una armoniosa charla con la Catedral de Siena. El aspecto de esta basílica es algo severo y de cierto toque macizo, pues no cuenta en su exterior mayor ornamento, lo único que ofrece es su rígida cara de ladrillo rojo acompañada de un campanario, pero que esto no te engañe, el interior de la basílica resguarda impresionantes tesoros artísticos.

La vida florentina permeó múltiples ciudades italianas, una de estas fue Siena, por lo que es posible ver como la tradición florentina de convertir en museos a las iglesias es también latente aquí y por supuesto en esta basílica en específico. entre las obras que aquí se resguardan se hallan la Majestad de Guido da Siena, el fresco de Andrea Vanni representante Santa Caterina, los frescos de Sodoma en la Capilla de Santa Caterina, que encierran el relicario con la cabeza de la Santa y la Adoración de los pastores de Francesco di Giorgio Martini.

6. Fuente Gaia

Qué ver en Siena | Fuente Gaia

De vuelta a la Piazza del Campo, esta vez para centrarnos en otro de los principales emblemas de Siena, este es el turno de la increíble Fonte Gaia, una de las fuentes más altas de la ciudad (sí, guarda una ligera elevación sobre el suelo) y sin duda alguna la más hermosa de toda Siena. Es el punto perfecto para dejarse embriagar por el fluir del agua y olvidarse de las preocupaciones, quizá tomarse una selfie y presumir frente a tus conocidos.

Esta fuente es considerada como una obra maestra de la arquitectura del siglo XV, también es llamada la Reina de las Fontanas de Siena, por lo que es común oír frases de tipo «Nos vemos en la Fontana», pues ya todos saben que se trata de esta. La fuente cuenta con esculturas, relieves florales, cornisas, escudos de armas y demás detalles; además, a la izquierda se ubica la Creación de Adán, a la derecha, la Expulsión del Paraíso y en medio, la Virgen y el Niño,  todos rodeados de ángeles y virtudes. Uno de los punto fundamentales al preguntarse qué ver en Siena.

7. Pinacoteca Nacional de Siena

Qué ver en Siena | Pinacoteca Nacional de Siena

Es bueno aclarar que, contrario a lo que hemos visto hasta ahora en este listado sobre qué ver en Siena, no todo el arte de la ciudad se resguarda en los edificios religiosos y gubernamentales, también existen increíbles museos, como lo es la Pinacoteca Nacional de Siena, la cual se sitúa en el Palazzo Buonsignori. Este museo guarda la colección más importante del mundo de la escuela sienesa de pintura de los siglos XIV y XV, aunque también conserva obras del período manierista y del barroco.

Este destino es perfecto para los amantes del arte, ya sean más expertos en la temática o simplemente los curiosos que se interesan por la representación pictórica italiana. Hay aquí obras de Duccio di Buonisegna, incluyendo su famoso Políptico número 28, está también La Virgen y el Niño de Simone Martini, La anunciación de Ambrogio Lorenzetti y el Retablo de Carmen de Pietro Lorenzetti, considerada como una de las obras maestras del siglo XIV en Siena.

8. Museo dell’Opera Metropolitana del Duomo

Qué ver en Siena | Museo dell'Opera Metropolitana del Duomo

Otro de los museos que no puedes dejar de visitar cuando te preguntas qué ver en Siena es el increíble Museo Dell’Opera de Siena, el museo más importante de la ciudad junto con la Pinacoteca Nacional. Este museo se ubica justo al lado de la Catedral de Siena y en principio iba a ser parte de la catedral, lo que la hubiera convertido en la mayor catedral del mundo, pero este proyectó nunca terminó, por lo que se destinó este espacio para resguardar las obras de arte que se sacaban de la catedral.

Aby Warburg nos cuenta que los florentinos llenaron tanto sus iglesias de esculturas que en un momento fue preciso empezar a sacarlas de las catedrales, ya fuera para reemplazarlas o para conservarlas, pues se agotaba el espacio dentro del edificio siquiera para el rito religioso. En este museo se halla un amplio número de esculturas y obras de artistas como Duccio di Buonasegna, Giovanni Pisano, Jacopo della Quercia e incluso Donatello. Además ofrece una amplia colección de pinturas, tapices y manuscritos en impresionante estado de conservación.

9. Fortezza Medicea

Qué ver en Siena | Fortezza Medicea

Continuamos este recorrido sobre qué ver en Siena con la majestuosa Fortaleza de los Medici en Siena. Cabe señalar que esta impresionante zona amurallada nunca tuvo funciones de fortaleza contra los ataques enemigos, sino que era la sede de los gobernantes extranjeros. Es el lugar predilecto por los sieneses para pasear o trotar, pues goza de una increíble tranquilidad y además ofrece un maravilloso paisaje de la ciudad.

El patio interior es largo, aproximadamente 180 metros y 125 de ancho, mientras que los bordes exteriores de las murallas forman un cuadrilátero exterior de aproximadamente 200 metros de amplitud y 270 de longitud. El perímetro total exterior de la fortaleza es de aproximadamente 1.500 metros. En su interior se llevan a cabo festivales de cine al aire libre durante el verano y todo tipo de eventos y conciertos, además también se halla allí la sede de la Fundación Siena Jazz.

10. Basílica de San Francisco

Qué ver en Siena | Basílica de San Francisco

Finalizamos este recorrido sobre qué ver en Siena con la Basílica de San Francisco, la cual, si bien no es ostentosa como otras edificaciones religiosas puestas en este listado, sí conserva un encanto particular y una enorme riqueza artística en su interior. Su fachada sobria en ladrillo propone una tranquilidad espiritual propia del recinto, además cabe señalar que su historia se remonta a 1228, dos años después de la muerte del santo a la cual está dedicada.

En su interior se hallan trabajos pictóricos de artistas como Ambrogio Lorenzetti, Pietro Lorenzetti, Sano di Pietro y Sassetta. Además conserva unas particulares «hostias sagradas» del siglo XVIII: Cuenta la historia que unos ladrones ingresaron al templo en 1730 y se robaron una píxide de plata con 351 hostias consagradas, estas fueron halladas tres días después y devueltas a la basílica en una solemne procesión. Desde entonces aún se conservan enteras y, según los estudios frecuentes que se les realizan, aún se mantienen frescas.

Así damos por terminado nuestro recorrido sobre qué ver en Siena, esperamos que el encanto de esta bellísima ciudad medieval de la Toscana te haya atrapado y que no des más espera a tu viaje. ¿Cómo te pareció el artículo? ¿Cuál fue tu sitio favorito? ¡Déjanos tu comentario!