Tánger es una bulliciosa ciudad situada al norte de Marruecos que crece día a día adquiriendo un carácter cosmopolita. El misterio se esconde tras cada uno de los rincones de sus calles, repletas de leyendas e historias, y su tierra ha sido hogar de cartagineses, vándalos, romanos, fenicios, árabes y, más recientemente, españoles, franceses, ingleses y portugueses. Si tú también quieres dejarte envolver por su magia, te recomendamos que no pierdas detalle de la recopilación sobre qué ver en Tánger que en El Viajero Feliz te dejamos a continuación.

Qué ver en Tánger: 10 Lugares que no puedes perderte

1. Puerto de Tánger

El puerto de Tánger se ubica en la entrada del estrecho de Gibraltar, en su vertiente marroquí. Este puerto es un punto estratégico clave, ya que se trata de un paso de rutas marítimas que unen Europa, África y América. Situado en el extremo oeste de la ciudad, entre Cabo Espartel y Cabo Malabata, su acceso es viable tanto en coche como en bus o en tren.

2. Medina

Varios de los lugares que encontrarás en nuestra lista sobre qué ver en Tánger se encuentran en la Medina, ya que se trata de una de las zonas más bellas de Tánger. La puerta principal de esta medina está en la plaza 9 de abril y el gran Zoco.

Se puede empezar el recorrido por allí e ir ascendiendo por las mágicas callejuelas de la medina hasta llegar a la Kasbha; o, también puedes tomar un taxi que te lleve hasta lo más alto de la medina, desde donde podrás bajar por callecitas y terminar en el gran Zoco.

3. Kasbah de Tánger

Este barrio, que es un recinto amurallado, tiene que entrar en nuestra lista de Qué ver en Tanger, pues es paso obligado si quieres conocer parte de la vida cotidiana de los habitantes de esta ciudad marroquí. En la Kasbah de Tánger hay muy pocos turistas, pues se encuentra en lo alto de la medina. Sus calles tienen la magia tradicional de los barrios marroquíes, gracias en buena parte a sus tradicionales tonos azules y blancos en las paredes de las casas.

Entre estas callecitas estrechas se encuentran tiendas de cuero, cerámica y alfombras de la zona, donde no hay más que deleitarse con el arte marroquí. Además, en esta parte alta de la medina de Tanger se encuentra un mirador con unas bellísimas vistas al puerto. Después del ascenso y de contemplar la fortificación de Tánger, se puede entrar a uno de los bares y disfrutar del ambiente de la ciudad.

4. Museo de la Kasbah de Tánger

Dentro de el recinto amurallado de la Kasbah de Tánger se encuentra el Museo de la Kasbah de Tánger. La construcción donde se encuentra el museo fue antiguamente un palacio, residencia del sultán Dar al-Makhzen, y de gobernadores británicos y portugueses. Este edificio se construyó entre 1672 y 1727,y tiene un bello patio central rodeado por seis grandes columnas de mármol.

Pero, además de la importancia histórica de esta construcción, en el museo se exhiben piezas que cuentan la historia de la Tánger y Marruecos. Podrás ver la evolución de la cerámica marroquí desde la prehistoria hasta la actualidad. Se destaca, en las piezas de exposición del museo, un bello mosaico de suelo la ciudad romana de Volubili; y, un mapa muy grande al estilo mural que señala las fronteras de ocupación árabe alrededor del mundo.

5. Antiguo Barrio Español

Qué ver en Tánger | Antiguo Barrio Español

Tánger fue oficialmente reincorporada a Marruecos en 1956. Aunque este sea un país musulmán y ahora un Estado consolidado, Europa y el cristianismo han influido en su territorio. En 1961, por ejemplo, se construyó la catedral de Tánger, símbolo católico y europeo en tierras africanas. Además, en tiempo de “protectorados”, tanto España como Francia crearon gran influencia cultural y arquitectónica en Tánger.

El antiguo barrio español es un lugar imprescindible dentro de esta selección de qué ver en Tánger para poder apreciar esta influencia. En esta zona se encuentran colegios e instituciones españolas, además del consulado de este país y el Hospital español. En el recorrido por estas callas de casas creadas por arquitectos españoles tampoco debemos olvidar la plaza de Kuwait y la zona de San Francisco, así como el Teatro Cervantes en la calle Murillo. ¿Sabías que este teatro, con 1400 butacas, se consideraba el más grande del norte de África?

6. Plaza del 9 de abril

Qué ver en Tánger | Plaza del 9 de abril

En la Plaza del 9 de abril se encuentra la entrada principal a la medina de Tánger, así como la iglesia anglicana de St Andrews, una construcción que no deberías perderte, pues aunque su estructura es de tradición musulmana, está repleta de iconografía cristiana y hasta hebrea. Además, también podrás encontrar en la plaza varios banquitos donde poder descansar mientras disfrutas de la fuente central y las palmeras, así como restaurantes donde probar los sabores típicos del país o terrazas para disfrutar un té.

Por último, si te preguntas por qué la plaza recibe este nombre, te interesará saber que conmemora la fecha del 9 de abril de 1947, cuando el rey Mohammed V visitó Tánger para dar noticia de la independencia de Marruecos.

7. Paseo Marítimo

Qué ver en Tánger | Paseo Marítimo de Tánger

Lo cierto es que la ciudad de Tánger tiene una playa muy extensa, de más de 5 kilómetros de longitud, con un excelente paseo marítimo, conocido como «Paseo de los dos mares». Es por ello, que hemos tenido que responder a qué ver en Tánger con este lindo paseo, disfrutable tanto bajo el sol del día como durante la noche, y lo más recomendable es que se comience por el edificio Reichausen y se termine en Villa Harris.

8. Zoco de Tánger

Al norte de la medina se encuentra el zoco de Tánger, el mercado y centro comercial de la ciudad. Allí se pueden encontrar muchísimas tiendas artesanales con diversas piezas de arte marroquí, y aunque es bullicioso, eso es lo que precisamente le otorga encanto. Además, también es un buen lugar para probar la comida tradicional de la zona, con frutas y platos que seguro te apetecerá probar.

Este lugar está en nuestra lista de qué ver en Tánger, no solo por su importancia comercial, sino porque es un sitio imprescindible si se trata de conocer lo que es frecuentado por lugareños y turistas. Situado cerca de la Plaza 9 de abril, es un buen punto de partida para conocer la ciudad, así como un punto central para conseguir medios de transporte.

9. Mercado Central

Dentro del mismo Gran Zoco se encuentra el mercado central de Tánger, que además es el más importante de la ciudad. Muchos de las vendedoras del lugar son mujeres campesinas que traen los productos de sus tierras donde ellas mismas los cultivan. Como es tradición, no solo en Marruecos sino en muchos lugares del mundo, las mujeres campesinas van a vender sus productos al mercado los domingos. En los puestos se venden carnes de ternera, cordero, pollo; también frutas y verduras, pero también encontrarás comidas preparadas: nosotros recomendamos sobre todo los típicos pasteles árabes y las aceitunas de la zona.

Unos de los productos del mercado central de Tánger, en los que vale la pena fijarse, son las especias. Se encuentran muchos tipos de pimienta, canela, comino, curry. Lo diversos colores y olores del mercado central de Tánger son toda una agradable experiencia. ¡Ah! Y también puedes comprar el té verde, que es uno de los que más se disfruta en las terrazas de la ciudad.

10. Grutas de Hércules

No se puede ir a esta ciudad marroquí ni responder a qué ver en Tánger sin ir y mencionar las grutas de Hércules. Estas grutas se caracterizan por tener dos aperturas, una que da a tierra y otra que da al mar. Además, la que da hacia el mar es conocida por tener la forma de África. Se dice que quizá esta apertura fue creada por los fenicios.

Estas cuevas están situadas a 5 kilómetros de cabo Espartel y a 14 de la Medina, y es el lugar donde se crearon por la erosión del viento y el mar, aunque también se han extraído piedras de sus paredes. El nombre viene de una de las leyendas de Hércules que cuenta que este héroe griego pasó la noche en estas cuevas antes de ir a robar las manzanas del jardín de las Hespérides.

Se dice que Hércules estaba tomando un baño en el océano atlántico, de repente se encontró con una hermosa mujer llamada Tinga. El héroe griego se enamoró de la mujer y le pidió casarse con él. A esto la mujer le pidió, a cambio de su mano, que juntara las aguas del mediterráneo y el atlántico. Hércules puso un pie en cada extremo y separo los continentes de África y Europa, creando el canal de Gibraltar. Se dice que el nombre de la ciudad -Tánger- proviene de Tinga, la mujer de la que se enamoró Hércules.

Y hasta aquí llega nuestro recorrido por la bellísima Tánger. ¿Qué te ha parecido? ¿Conoces ya alguno de estos lugares? ¿Quieres proponernos otros lugares sobre qué ver en Tánger? Estamos interesados en leerte. 😊