Esta bella ciudad es conocida como el centro económico de la ribera de Navarra. Su nombre tiene origen en la palabra romana “Tutela” y se tienen indicios de que su territorio ha estado habitado desde el Paleolítico inferior e, ininterrumpidamente, desde la Edad de Hierro. El territorio de Tudela tiene historia celta, celtíbera, romana, visigoda, musulmana y cristiana; riqueza cultural que hace muy difícil decidir qué ver en Tudela. Es por ello que hoy en El viajero feliz te traemos un itinerario con 11 lugares imperdibles qué ver en Tudela

Además de todos los lugares que vayas a conocer en tu visita a Tudela, también disfrutarás de este destino gracias a su gastronomía. Una gastronomía de primer nivel, con la verdura como auténtica protagonista de sus platos. Podrás probar los maravillosos espárragos de Navarra, los pimientos rojos del piquillo y por supuesto… los cogollos de Tudela. ¡Una auténtica delicia!

Debes saber además, que cada año se organizan unas jornadas de degustación de la verdura. Si coincide tu visita con estas jornadas es posible que te encuentres la ciudad con muchos más visitantes, pero bien merece la pena puesto que podrás probar excelentes pinchos y tapas de verdura en prácticamente todos los bares y restaurantes de la ciudad.

¡Comencemos!

Qué ver en Tudela | Una ciudad culturalmente ecléctica

1. Bardenas Reales

Que ver en Tudela | Bardenas Reales

Esta área geográfica de más de 41.000 hectáreas de extensión es un paraje semidesértico a las afueras de Tudela, donde podemos apreciar una diversidad de suelos compuesta por yesos, arcillas, areniscas y más que han sido erosionados por el viento y el agua, descubriendo las impresionantes formas y relieves que hoy podemos apreciar.

En este impresionante parque natural y reserva de la biósfera, podemos encontrar barrancos, mesetas tabulares y cerros solitarios conocidos como cabezos. Entre las zonas de mayor protección de las Bardenas encontramos el Rincón del Bú, Caída de la negra, Vedado de Eguarás; así como zonas de agricultura, ganadería, de uso militar y de acondicionamiento recreativo y turístico (por lo que incluso puedes hospedarte en esta zona). Tampoco puedes perderte en famoso Castildetierra o el Cabezo del Fraile, dos de las formaciones más interesantes que se pueden encontrar en este desierto. Eso sí ¡No olvides la cámara!

2. Catedral de Tudela

Que ver en Tudela | Catedral de Tudela

La Catedral de Santa María de Tudela fue erigida durante el siglo XII, componiendo una edificación de estilo tardorrománico y de origen cisterciense de gran magnitud. La fachada de este templo religioso es hermosa, lo que la convierte en un lugar especial qué ver en Tudela y que definitivamente no puedes perderte.

Construida sobre los cimientos de la que anteriormente era la Mezquita de Tudela, esta catedral se encuentra en el casco antiguo de Tudela y en ella resaltan sus puertas con arcos tallados: de Santa María al Norte, del Juicio al Oeste (la más grande) y de la Virgen al Sur. También cuenta con rosetones góticos, una torre añadida y capillas de estilo renacentista.

3. Bocal de Fontellas

Que ver en Tudela | Bocal de Fontellas

Otro lugar histórico que ver en Tudela es el inicio del Canal Imperial de Aragón, el Bocal de Fontellas, un pequeño poblado que se encuentra entre el Río Ebro y la villa de Fontellas. Aquí encontramos un Palacio de Carlos V, originario del siglo XVI y con una fachada elaborada en el siglo XIX.

En el Bocal de Fontellas y en los alrededores del palacio encontramos fuentes y jardines con vistas al río Ebro, torreones y galerías. Aquí también hay una iglesia de estilo neoclásico construida a finales del siglo XVIII, una hermosa avenida a través de un pasaje de árboles y unas presas del río Ebro que datan del siglo XVI y del siglo XVIII. Es una zona realmente tranquila para pasear, hacer un picnic o incluso pescar si te gusta este deporte.

4. Plaza de los Fueros

Que ver en Tudela | Plaza de los Fueros

Si te gusta disfrutar de la vida citadina al aire libre no puedes perderte uno de los principales lugares qué ver en Tudela, La plaza de los fueros, punto de encuentro de los residentes de esta antigua ciudad, donde se llevan a cabo los más importantes eventos sociales y culturales, además de estar rodeada de una hermosa arquitectura.

Aquí puedes también darte un paseo nocturno para conocer sus bares o locales o simplemente disfrutar de recorrer la ciudad a la mágica luz de sus farolas. Aquí podrás conocer la Casa del reloj y tomarte fotos vintage con su quiosco, que durante la temporada estival alberga a grupos musicales que llenan de alegría y música los atardeceres de la ciudad.

5. Pago de Cirsus

Que ver en Tudela | Pago de Cirsus

Pago de Cirsus es un complejo dedicado al vino, donde se encuentran la gigantesca finca Boladín con su viñedo, la Bodega de Pago de Cirsus, donde puedes disfrutar de los deliciosos vinos de los viñedos de la finca, el Hotel Chateau y el restaurante Pago de Cirsus, donde además disfrutar de las cosechas de vino puedes también degustar platos típicos de la Ribera. Se encuentra en la localidad de Ablitas, a pocos kilómetros de Tudela y bien merece la visita.

Este lugar destaca entre los viñedos de todo el mundo, debido las características del terreno (más seco de lo usual) como por las nuevas técnicas que usa para obtener las uvas de mejor calidad. Aquí se cosechan más de 136 hectáreas de viñedo, repartidas entre los tipos chardonnay, moscatel grano menudo, cabernet sauvignon, merlot, syrah, tempranillo y garnacha. Un sitio delicioso qué ver en Tudela.

6. Torre Monreal

Que ver en Tudela | Torre Monreal

Se estima que su construcción se remonta al 802 d.C. y se trata de un aljibe (una estructura para almacenar agua) que perteneció a una Atalaya o torre de vigilancia de estilo árabe. Esta torre es el único vestigio que queda de las atalayas de Tudela, alzándose imponente sobre la Cuesta de la Horca, donde también se encuentran los restos de un muro.

Se piensa que esta atalaya era parte de la muralla que alzó Amrús para cerrar y fortificar Tudela durante el siglo IX d. C. Actualmente, se puede acceder al interior de los restos de la torre y subir hasta su mirador, donde se encuentra un periscopio. La torre ha pasado por muchas restauraciones entre los siglos XIV y XX que nos permiten conocerla hoy.

7. Casa del Almirante. Departamento de Cultura de Tudela

Que ver en Tudela | Casa del Almirante. Departamento de Cultura de Tudela

Considerado como una de las estructuras civiles más interesantes de la arquitectura renacentista en el siglo XVI, este palacio o mansión conocido como la Casa del Almirante se encuentra en el casco antiguo de la ciudad, en la conocida calle Rua y actualmente es la sede tanto del Departamento de Cultura de Tudela como de la Fundación María Forcada. Su fachada de origen renacentista es digna de que lleves tu cámara y te dediques a buscar el mejor ángulo para hacerle justicia a su belleza.

8. Laguna de Lor

Que ver en Tudela | Laguna de Lor

Esta misteriosa laguna forma parte de los 10 humedales con mayor importancia de toda Navarra y se trata de un embalse recreado artificialmente. Nos referimos a ella como “misteriosa” porque las leyendas en Tudela cuentan que esta laguna está habitada por hadas que se ríen y silban (sin embargo, la verdad es que estos sonidos son propios de especies de aves que habitan la zona como la gaviota reidora y el ánade silbón).

Este lugar es ideal para la observación de aves como la garza real, el pato colorado, la focha y el somormujo lavanco, debido a su escasa vegetación y una pista elevada que lo bordea. También es un sitio comúnmente utilizado para la pesca y la fotografía de las montañas que le rodean (legando incluso a verse picos nevados). Se encuentra entre Cascante y Ablitas, a unos pocos minutos en coche desde Tudela.

9. Iglesia de Santa María Magdalena

Que ver en Tudela | Iglesia de Santa María Magdalena

Considerada como la estructura arquitectónica más representativa del arte románico en Tudela, la Iglesia de Santa María Magdalena fue construida durante el siglo XII y prácticamente no ha sido necesario restaurarla, por lo que su fachada y su interior se conservan casi idénticos a la construcción original del recinto.

Esta iglesia fue levantada sobre el terreno de lo que antes era un templo cristiano mozárabe, en el casco antiguo de Tudela. Fue finalizada por completo a principios del siglo XIII. Cuenta con cinco capillas: de Santa Ana, la Bautismal y la de Nuestra Señora de la Esclavitud, del Santo Cristo y de Ánimas. También posee un bello retablo del altar mayor que cubre todo el ábside, creación del siglo XVI.

10. Puente del Ebro de Tudela

Que ver en Tudela | Puente del Ebro de Tudela

Compuesto actualmente por 360 metros de piedra con 17 arcos y 16 pilas, este hermoso puente sobre el río Ebro a su paso por Tudela fue construido una primera vez durante el siglo IX, durante la ocupación musulmana de la península Ibérica, durante el mandato de Amrús. Se piensa que este puente pudo haber sido demolido y construido uno de estilo tardorrománico durante la época de Sancho VII, el Fuerte, entre los siglos XII y XIII.

Según esta última tesis, el puente actual sería de origen medieval, sufriendo también restauraciones y modificaciones que le dieron el aspecto que tiene al día de hoy, como sus mollinos demolidos en 1602 y los antiguos torreones, hoy desaparecidos (eliminados a principios del siglo XVII). Este es, definitivamente, uno de los sitios qué ver en Tudela donde obligatoriamente debes pasear y sacarte muchas fotos.

11. El casco antiguo

Si visitas la catedral de Tudela o te adentras más allá de la plaza de los fueros, es probable que sin darte cuenta entres en el casco antiguo de la ciudad. El casco antiguo es un conjunto de barrios que atesoran toda la historia de Tudela gracias a sus edificios con siglos de antigüedad.

Pasear por sus calles es retroceder en el tiempo: sus calzadas adoquinadas y las fachadas de los edificios ya combadas por el paso de los años presentan un escenario ideal para una oferta gastronómica y de ocio que reúne tanto a lugareños como a visitantes. En el casco antiguo encontrarás bares, restaurantes y tabernas que conforman una ruta ideal para los viajeros más foodies que disfrutarán con toda clase de pinchos y tapas.

12. Museo Muñoz Sola de Arte Moderno

Qué ver en Tudela | Museo Muñoz Sola de Arte Moderno

No solo el contenido del museo es digno de ver, sino que el edificio que abarca el recinto es toda una joya arquitectónica que vale la pena visitar y admirar. La construcción originaria fue la Casa-Palacio de los Veráiz perteneciente a esta familia de la nobleza de Tudela. Los Veráiz fueron influyentes desde el medioevo, donde la casa tomó sus primeras características. Sin embargo, de aquella construcción gótica hoy solo se guarda una enjuta de la arquería que podrás ver en el primer nivel del museo.

La hoy Casa -Palacio se remodeló en el barroco, de donde hereda los ventanales de su fachada y la decoración de sus balcones. En los últimos años la casa volvió a pasar por un completo proceso de remodelación que la deja disponible para la visita de viajeros y lugareños. Dentro del museo verás varias salas de exposiciones de pintura del siglo XIX que también valen muchísimo la pena.

13. Palacio del Marqués de San Adrián

Otra selección de Qué ver en Tudela que encantará a los viajeros con gusto por la arquitectura y la historia. El Palacio del Marqués de San Adrián es una construcción renacentista que se rastrea a los inicios del siglo XVI. Además de palacio, el edificio tiene la carga de haber sido cuartel militar del general Francisco Javier Castaños durante la Guerra de la Independencia española (fueron los tiempos de la batalla de Tudela por 1808).

Después de dedicarse a la guerra este lugar se consagró a la academia, pues después de las remodelaciones de 1991 pasó a ser sede de la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia). El edificio se sitúa en la calle Magallón y es considerada la Casa- Palacio más monumental de Tudela. Hoy puedes conocer esta construcción, incluso con visita guiada (junto a La Casa del Almirante y un tercer edificio que varía según la fecha).

14. Iglesia de San Nicolás

No, no es una iglesia ortodoxa en el medio de Tudela. Estamos hablando de la iglesia de San Nicolás de Bari, uno de los templos románicos más destacados de la ciudad, infaltable en una selección de qué ver en Tudela. La existencia del recinto religioso se rastrea hasta el siglo XII. De esta antigua construcción hoy solo se conserva el tímpano con David e Isaías, que puedes ver sobre la puerta de entrada.

La reedificación de la iglesia más importante -que hoy podemos notar en sus terminaciones- fue la barroca del siglo XVIII, y la del siglo anterior a la que debemos su torre. Hoy la nave tiene unos 20 metros de longitud y cinco capillas.  La iglesia se encuentra en el Casco Antiguo de Tudela, entre las calles de San Nicolás y Serralta.

15. Museo de Tudela

No puedes decir que fuiste a Tudela y no fuiste a su museo. En este se encuentran importantes piezas de arte sacro medieval, renacentista y de otras épocas. También verás varios de los lienzos barrocos de Berdusán, considerado el mejor pintur barroco de Navarra del siglo XVII. Eso sí, lo que no te puedes perder es el óleo de “El Juicio final” atribuido a El Bosco, y la tabla gótica de San Lucas. También verás libros y ornamentos sagrados de la religión judía, así como restos del ajuar musulmán que aún se conservan dela antigua mezquita.

Al museo lo albergan los bellos e históricamente valiosos edificios del Palacio Decanal y el claustro románico de la Catedral. El edificio fue originalmente una mezquita musulmana, conquistada por los cristianos en el año 1119 d.C. Pasó a ser edificio religioso y después de gobierno, por supuesto, durante este largo periodo tuvo muchos cambios arquitectónicos. El museo se ubica en la Calle Roso.

16. Palacio Decanal

Seguimos hablando del edificio que alberga al museo, pero esta vez dedicándonos a su construcción y lo que esta significa porque el que viaja sin conocer la historia del lugar se pierde de gran parte de la experiencia. También conocido como el Palacio de Deán, el Palacio Decanal fue restaurado e inaugurado a principios del milenio para disfrute de los habitantes y visitantes de Tudela. Sin embargo, la historia del edificio se remonta al siglo XV cuando el deán Villalón medió por su construcción.

Aunque 1515 se realizó la facha del edificio, este se continuó construyendo (y destruyendo) con el paso del tiempo: en 1831 se hizo su portada, la que da a la Plaza de San Jaime; aunque, lastimosamente, en 1883 se derrumbó la bellísima torre mudéjar que lo había coronado por siglos. Hoy, la construcción sigue siendo una valiosa pieza arquitectónica por su estilo gótico-mudéjar en medio de Tudela.

17. Iglesia de San Juan de Jerusalén

Un poco al sur de Tudela, en Cabanillas, se encuentra la Iglesia de San Juan de Jerusalén. ¿Qué ver en Tudela? Pues este templo que es la iglesia románica primitiva más al sur de Navarra. La fecha de su erguimiento no es muy clara, pero por la historia de Cabanillas y el estilo arquitectónico del templo, se rastrea su construcción cerca de los siglos XII y XIII. De esta antigua obra aun se conservan varias partes como su ábside, los muros de la nave y el pórtico.

Hoy tiene una nave con tres pasillos y varias columnas ubicadas engrandes pilares semicirculares. En el siglo XV se construyó una bóveda gótica que aún existe hoy y se encuentra en la parte central del templo. Es mágico entrar y, además de los muros y terminaciones, ver cómo la luz entra por sus ventanas. También fuera se ven las decoraciones con animales fantásticos que tienen las arquivoltas (parte frontal de un arco, en este caso los ventanales en la parte exterior).

18. Basílica Virgen del Romero

A unos minutos de Tudela, en Cascante, se encuentra la espectacular Basílica de la Virgen del Romero. En el actual emplazamiento de este templo se encontraba un antiguo recinto religioso medieval que fue devastado. Se cuenta que el 30 de mayo de 1684, un capellán encendió unos cirios que olvidó apagar, la primitiva iglesia quedó reducida a cenizas. Tan solo 9 años después, en 1684, Cascante inauguró la que hoy conocemos como Basílica Virgen del Romero.

Si la iglesia es impresionante (sobre todos sus largos y estilizados 37 arcos barrocos de 136 metros) es igual de impresionante la panorámica de Cascante desde el templo del Romero, como se conoce a la iglesia. Estas vistas no se hacen desde un pequeño e incómodo lugar sino desde el parque del Romero, el entorno natural que circunda a la iglesia. No te puedes perder este Qué ver en Tudela, te maravillaran sus vistas, su mirador privilegiado, el recorrido hasta Cascante, y la antigua iglesia.

19. Bodegas Malón de Echaide

Qué ver en Tudela | Bodegas Malón de Echaide

Ya casi terminamos nuestro qué ver en Tudela, y no vamos a dejar a los amantes del vino fuera de esta completa entrada. Las Bodegas Malón de Echaide se ubican en Cascante. La Bodega tiene aproximadamente 450 hectáreas de viña con variedades Merlot, Sauvignon, Viura, Chardonnay, Garnacha, Cabernet y Tempranillo. El recinto tiene capacidad para 12 millones de litros y 3mil barricas, son cerca de 27 metros cuadrados.

La gama de vinos disponibles es amplia: Blancos, Tintos Jóvenes, Crianzas, Rosados, Reservas y Gran Reservas. El lugar lo puedes visitar toda la semana, excepto los domingos. Disfrutarás de una visita guiada donde se conoce todo la historia y el proceso de elaboración de la bodega. Por supuesto, la degustación del vino no se queda por fuera. Te recomendamos destinar dos horas para el recorrido y una hora para el viaje ida y vuelta desde Tudela. ¡No te arrepentirás!

20. Museo Basiano

Qué ver en Tudela | Museo Basiano

A pocos minutos de Tudela, en Murchante, encontramos el Museo Basiano. Este está dedicado a la obra de Jesús Basiano de Murchante. Este artista es conocido como el “Pintor de Navarra” por su producción artística centrada en el paisaje pamplonés. El pintor es considerado el mejor paisajista de la Comunidad Foral.

Es una buena parada en la visita a Tudela, pues nada para el viajero como contrastar lo que él mismo ve con lo que veían los ojos del artista en la tierra que se está visitando. El museo se encuentra en las dependencias de la casa Cultura de Murchante. Además de ver estas pinturas podrás ver objetos personales del artista: recuerda que el museo está abierto solo de lunes a viernes

Las mejores ofertas de Hoteles en Tudela

Ahora que ya conoces los mejores lugares que ver en Tudela, sólo te queda terminar de planificar el viaje para descubrir este fantástico lugar. En El Viajero Feliz queremos ayudarte también a que encuentres las mejores ofertas de hoteles en Tudela, así que aquí te dejamos una selección.


Booking.com

Además de qué ver en Tudela, también te interesará…

Si te ha gustado descubrir qué ver en Navarra y estás valorando qué ver en España, te proponemos otras de nuestras entradas, que abarcan desde otras Ciudades de España hasta curiosidades, cultura y gastronomía. ¡No te los pierdas y exprime al máximo tu aventura! Te las dejamos a continuación:

Dando por terminado nuestro itinerario sobre qué ver en Tudela, te invitamos a participar dejándonos un comentario con tus idea u opiniones sobre esta tierra. ¿Piensas visitar esta ciudad próximamente? ¿Has tenido la oportunidad de visitarla anteriormente y quieres compartir con nosotros otras sugerencias sobre qué ver en Tudela? ¡Esperamos leerte con mucho interés!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.